Un dia importante

Escrito por Marié

11 de junio de 2023

Hoy es un día importante para la vida de una gran persona.

Así que mi historia de hoy es para ella.

Es una de las personas más importantes de mi camino, lleva muchos años acompañándome en su recorrido y os voy a intentar resumir porque es tan especial para mí.

Ella es mi gran amiga Gema.

Para ella hoy es un día especial y, por lo tanto, para mí también lo es.

Hay veces que quiero decir tantas cosas, que las palabras se pierden en mi mente y no soy capaz de organizarlas para decirlo todo. ¡Lo voy a intentar.!

Creo que la palabra amiga o amigo no se debe usar a la ligera, ni puedes bautizar así a cualquier persona.

Pienso que se deben compartir ciertas vivencias y estar presente, tanto en momentos difíciles como en bellos momentos, para permitirte usar esta bonita palabra.

Gema es la amiga con la que más horas he pasado y eso da para mucho.

A ambas nos han preguntado en alguna ocasión si somos hermanas, y… ¡Como si lo fuéramos! …

Hemos compartido bastantes lágrimas, pero las sonrisas y las situaciones divertidas siempre las han superado.

Aunque no suene bien decirlo yo, somos chicas divertidas con unos chicos divertidos a nuestro lado.

Creo que tenemos la suerte de seguir manteniendo ese humor característico, alimentado por los “niños” que aún viven en nosotros y que el tiempo no ha podido eliminar.

Y lo más bonito que me ha regalado la vida es disfrutar del privilegio de poder decir que es la persona a la que mis hijos también llaman mamá. Igualmente de la hermosa sensación que me provoca escuchar a sus hijas llamarme también mamá, a mí.

Tantas vivencias nos han brindado la oportunidad de disfrutar juntas de infinidad de anécdotas, pero la más divertida es la que ha provocado esta “bella maternidad compartida”.

Esta es otra historia y tiene un origen muy cómico.

Su semilla fue sembrada en una de las tantas veces que hemos salido de vacaciones juntas, con nuestros hijos y nuestros compañeros… esta semilla germinó y dio lugar a que podamos compartir cuatro hijos en común…

… Sin embargo, eso fue bastantes años después de conocernos…

Yo creo que ella tendría unos 16 años y yo 18 cuando esto ocurrió. Creo recordar que corría el año 1989… ha llovido bastante, y ha salido también bastantes días el sol…

Y ¡hablando de Gema!, ella es esa persona con la que puedes contar para todo, es la que siempre está pendiente de las personas que quiere.

¡Tiene mucho genio!, pero cuando te das la vuelta te está dando el mayor abrazo de tu vida.

Gema es una de las personas más sincera que conozco, es la que siempre me dice alguna de esas cosas que no quiero oír, pero eso hacen los amigos ¿no?

También es una de las personas que me ha acompañado en mis muchos arrebatos de miedo, y que ha estado a mi lado para darme el empujón necesario para enfrentarlos.

Nunca, por muchos días que me queden por vivir, voy a olvidar su apoyo, compañía, respeto y gran ayuda en mis perdidas ni su incondicional presencia en cada contratiempo de mi vida.

No recuerdo ni un solo día en el que me haya encontrado mal y ella no haya estado escuchando mis absurdeces o acompañado mis tantos momentos de caos.

Hoy es un día especial para ella, su cincuenta aniversario.

Y como es la que suele organizar las fiestas y las sorpresas para todos y disfruta muchísimo al hacerlo, hoy le toca a ella. Quiero dedicarle unas palabras, así que ¡voy a seguir! Aunque hay cosas que las palabras no alcanzan para explicar .

Hemos disfrutado “tantas” vivencias juntas que todo lo que puedo recordar se queda corto.

Para mí es como una «superheroína» preparada para cualquier problema si un amigo o una persona querida está en apuros.

Es esa amiga incondicional con la que puedes contar para todo.

Si la llamas porque te encuentras mal, cuando quieres darte cuenta, cuelgas el teléfono y ella está llamando al timbre de tu puerta.

Es resolutiva, tiene una gran imaginación y nunca la verás quieta si es necesario prestar ayuda. Siempre tiene grandes ideas para aportar en cualquier situación.

Y como es un día especial y en estos días lo normal son los recuerdos, ¡Vamos a recordar! A ver si me acuerdo, al menos, de lo más importante…

Realmente si me preguntas como nos conocimos, no recuerdo la fecha exacta, ni la situación precisa de como fue.

Oí hablar de ella por primera vez, porque era la “amiga” rubia de mi también gran amigo David.

Todavía puedo recordar el día que me dijo: – Marié, ¡he conocido a una chica rubia que me gusta!. Y yo le contesté: – Pues si te gusta ya sabes lo que tienes que hacer.

Y solo sé que desde que apareció en mi vida, no ha dejado de estar en ella: su chico, el mío y yo íbamos al mismo instituto (bellos recuerdos), y cuando estábamos en él, ella estaba siempre por allí: se ponían a jugar al baloncesto y ella estaba con todos los demás, nos sentábamos a comer el bocata y allí estaba ella sentada con nosotros en las gradas, en nuestras fiestas del instituto, en las fiestas de navidad… y desde entonces en cualquier fiesta que organizábamos…

Creo que si nos sentásemos los cuatro a recordar, podríamos escribir un libro con nuestras vivencias. Casi todas ellas bonitas anécdotas con un tinte de locura y eterna juventud:

Navidades viendo “videos de primera”, incluido un cucharazo… noches jugando a “las cuatro esquinas” en “La costa Polvoranca” del polígono de Alcorcón, tardes y montones de noches en el piso de la Calle Trujillo, comiendo pasta sin queso… ¡Perdona David!.

Celebraciones con cava, que, por cierto, ¡una botella terminó estallando en mi congelador!…

Otras muchas navidades en otros muchos lugares, otras tantas tardes de cine y de teatro, o tomando helado en Parque Sur… o marisco en Móstoles, o cantando en las cuevas de El Molar…

Paseos por Ronda con el culo lleno de espinas de chumbera “que volaban como por arte de magia”

Paseos en burro…

Alguna borrachera, ¡por qué no!, Por unas claras en Fuengirola…

Cocinar unos garbanzos en él ¿baño? Ja ja ja…

Lo más bonito… nuestros bebés creciendo en nuestras entrañas a la vez…

Y muchas, muchas, muchas más cosas, pero bueno ¡ella ya se las sabe!…

… Pero sobre todas la demás, infinidad de días, noches y madrugadas compartiendo confidencias, hablando, jugando, riendo, llorando… y creciendo juntas.

Por eso la palabra que quiero decirle hoy, pero que no alcanza a mostrar lo que realmente ha hecho en mi vida es:

¡Gracias!.

¡Eh! ¡Que se te olvida! ¡Feliz cincuenta cumpleaños!

¡Te quiero mucho!

 

¡Namasté!

 

 

3 Comentarios

  1. Elvira

    Muchas felicidades estimada Gema y que cumplas muchos más!!!!

    Responder
  2. La nueva cincuentona 😊

    Como buena andaluza, qué exagerá amiga. Te agradezco muchísimo tus palabras, que me ha costado leerlas por las interrupciones de unos ojos llorosos de la emoción. La verdad es que son tantos años juntos que cómo no va haber anécdotas divertidas, aunque también momentos tristes, pero yo creo que para eso estamos los amigos. Será que vosotros no nos habéis ayudado en muchas cosas. Sólo deseo que esta amistad perdure para siempre y que nos sigamos apoyando en todo momento. Y que nuestros cuatro hijos consigan mantener la amistad tantos años como nosotros y más. Os quiero muchísimo familia y decirte, deciros también Gracias.🫂 ❤️

    Responder
    • Marié

      jajajaja

      Ahora me has hecho llorar tu a mi, y reír.

      Cómo siempre.

      Te quiero. Os quiero.

      Que todas nuestras palabras sean oídas… 🙏🙏

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...