Reiki

Energía Universal

Método terapéutico energético

Arte de sanación ancestral en el que se canaliza la energía universal a través de las manos, ojos o aliento… que fue redescubierto en Japón a finales del siglo XIX por el Dr. Mikao Usui.

 

Permite activar el proceso natural de autosanación del cuerpo, se emplea como complemento para restaurar el bienestar integral, comenzando con la parte espiritual, emocional, mental y finalizando con la física.

Sus cimientos se remontan a una antigua técnica tibetana de sanación.

El Dr. Usui redescubrió esta técnica mediante investigaciones en diferentes partes del mundo:
Antiguos textos sánscritos, hindús.
Antiguos sutras budistas de origen tibetano. (textos, manuscritos)…y otros estudios.

Definición

Etimológicamente

Rei- es el término usado para describir la mente y la expresión creativa, todo lo creado… espíritu… alma… divinidad… todo lo que es.
-Ki es la energía vital individual que anima a todos los seres.

La energía Reiki es una mezcla o reunificación entre los dos conceptos, Rei-Ki.

Esta fuerza vital que alimenta nuestra alma es conocida en todas las culturas:

  • Chi para los chinos.
  • Prana para los hindúes.
  • Mana para los Kahunas de Hawái.
  • Ka para los egipcios.
  • Energía sanadora para Hipócrates…

Donde se encuentra

Es una energía universal que está presente en el conjunto de lo existente, compone, rodea e integra absolutamente todo.

Todas y cada una de las formas de vida la generan, la contienen como esencia, las anima, es su energía vital.

Pese a que estamos inmersos en esta ilimitada cantidad de energía portadora de vida de manera constante, hemos olvidado su presencia, no sabemos captar sus efectos positivos en nuestra salud integral.

Al aprender a percibir su realidad y sentirla desde el corazón, ayudamos a equilibrar y sincronizar las energías que la rodean.

Explicar la naturaleza Reiki es complicado, se puede reconocer y percibir únicamente de manera personal, como experiencia y vivencia individual. Su comprensión es tan compleja para quien no ha tenido contacto con ella, como cualquier otra energía, por ejemplo el amor para quien no lo ha sentido o la luz para quien nunca la ha visto.

No encuentro palabras suficientes para siquiera aproximarme a una definición. Pienso que es muy complejo explicar exactamente su naturaleza, y creo que nadie que la haya percibido ha podido explicarlo racionalmente.

Lo que sí puedo decir es que donde mejor la he experimentado es en el silencio, en la profundidad de mi mente.

Las personas que os acerquéis a estas terapias para vuestra sanación, podréis comprobar a qué me refiero.

 

Canalizar esta energía, no requiere un estado alterado de conciencia, aunque puedes tener percepciones, sentimientos, sensaciones que te acercan a tu parte menos conocida.

Lo que puedes esperar de una sesión, basándome en mis experiencias y en su nivel más básico de acción, es una reducción en el nivel de estrés. Cuando los niveles de estrés bajan, todo nuestro poder auto curativo se pone en marcha. Entramos de manera natural en el camino y promovemos las condiciones necesarias para sanar cualquier mal funcionamiento.

Todos los engranajes encajan y la energía actúa en todas las dimensiones de nuestro ser: desde la más profunda y sutil hasta la más densa: espíritu…mente… emoción y cuerpo… como consecuencia sirve de ayuda para abrir un camino de conocimiento, sanación y desarrollo interior.

Como su acción comienza en nuestra parte más profunda y desconocida, facilita la sanación de
problemas a los que es difícil llegar de manera consciente.

A su vez al extenderse hasta lo más ilimitado como es el poder universal y las fuerzas de la naturaleza, consigue igualmente sanación y crecimiento.

Por esa razón creo que es el sistema perfecto de ayuda hacia nuestro interior y hacia nuestro exterior.

Una sesión Reiki, no requiere de ningún instrumento, únicamente el terapeuta, la energía, el tiempo y el espacio. Cuando participamos en una, entramos de nuevo en contacto con nuestra largamente olvidada energía vital, nos envolvemos en ella y como resultado volvemos a sentir amor por nosotros y por lo que nos rodea. Nos ayuda a atravesar las barreras auto construidas, que nos alejan de nuestros semejantes y de la naturaleza, y nos conduce a vivir nuevamente en armonía.

Cuando utilizamos para nuestro cuidado, sesiones y terapias energéticas, llegamos a extraer lo mejor de nosotros, conseguimos percibir que partes de nuestra vida no han sido integradas todavía en el conjunto de nuestro ser, que partes no han sido entendidas, superadas o sanadas.

Llamémosle Reiki… pero viajemos en el tiempo para recordar que en todas las épocas, y en la mayoría de las civilizaciones, el ser humano se ha servido de la energía universal para las sanaciones.

Era usada intuitivamente imponiendo las manos sobre otras personas y sobre el propio cuerpo, aliviando de este modo dolores y molestias, calmando y reconfortando, proporcionando alivio y cariño con el mero contacto espontáneo de las manos sobre diferentes partes doloridas o dañadas. ¿Quién no ha puesto las manos a sus hijos, a sus seres queridos,
para aliviar dolores o malestares, o quien no las ha puesto en su propio cuerpo con el mismo objetivo?. No hay en esta acción ningún misterio y a nadie le extraña este comportamiento, pero no se ha buscado una explicación para reaccionar así frente al dolor y al malestar, sabiendo que el efecto es siempre reconfortante.

Profundizando un poco más… Aunque los practicantes de estas técnicas, no reconocemos vinculación a religión o filosofía alguna, muchos de los antiguos maestros de diferentes culturas también utilizaban sus manos como canales de luz y amor, las empleaban como instrumentos para sanación física, mental y espiritual de las personas que se acercaban a ellos. Tenemos ejemplos como los grandes milagros de Jesús, las curaciones de Buda y las sanaciones llevadas a cabo por distintos seres iluminados, con manifestaciones energéticas conscientes y por lo tanto con la esencia de esta fuerza sanadora y transformadora. Las canalizaciones energéticas se han utilizado en todas las épocas a través de estos iniciados, hay algunas tradiciones muy antiguas, que se han transmitido y preservado hasta nuestros días, existen todavía curanderos como los Kahunas de Hawái, y sanadores, terapeutas y médicos naturistas que imponen las manos con el propósito de equilibrar la fuerza vital, eliminar bloqueos energéticos, favorecer un estado de relajación y concentrar y estimular las fuerzas auto curativas de los organismos enfermos. Se han usado tanto para seres humanos como para animales o plantas.

Terapias

Déjame ayudarte

Reiki

Sesión presencial

En ella vas a estar en un ambiente de tranquilidad y lograrás una máxima relajación.

Reiki

Sesión a distancia

Si tienes poco tiempo libre, te animo a probar las sesiones a distancia, el efecto es el mismo!!

Sanaciones

Otras terapias energéticas

Hay ocasiones en la vida en las que solo son necesarios unos momentos para lograr una transformación holística positiva. Vamos a por ello.

Artesanía

Cuadros con mágia

¡¡Te invito a que veas mis creaciones!! Sentimiento hecho color

Meditación

Autoconocimiento

Te ofrezco Meditaciones, ejercicios, retos… divertidos e inspiradores para conectar con tu alma, mostrarte y mostrar al mundo tu mejor versión!!!

Concertar una cita

8 + 13 =