Se te ven los pezones

Escrito por Marié

12 de junio de 2023

¿¡Mamá, vas a salir así? – ¿Así cómo? – Con esa camiseta, se te ven los pezones.

Ayer me dijo esto mi hijo en el ascensor, camino de la calle.

Y bueno, el hecho de escribir sobre ellos es porque mi madre lleva un tiempo diciéndome que está de moda ir sin sujetador.

No veo tele, ni sigo moda alguna, por lo tanto, no tenía noticia de esta “nueva moda”.

Realmente me gustaría que cada mujer sintiese la libertad de elegir si quiere o no llevar sus senos “sujetados”…

Cuando mi hijo me lo dijo, ni me había dado cuenta, salí a bajar a Lisa tal cual estaba en casa, cómoda y tranquila, pero es inevitable que se vean los pezones.

Los pezones están y no debería pasar nada por qué se noten.

Hay hombres a los que se les ven los pezones a través de sus camisetas y a ellos nadie les dice nada… a mis hombres se les notan siempre los pezones. Es que los pezones existen ¡Señoras y señores!

La única explicación que me puedo dar es que los pezones de los hombres no tienen una utilidad evidente, únicamente surgen en su cuerpo por si en mitad de un embarazo el bebé continuase gestándose para nacer niña. (Lo he leído en una enciclopedia médica de gestación, ¡Que todavía existen las enciclopedias!).

Los míos hicieron su mejor papel hace ya unos cuantos años. Y que se noten no es una cuestión que me moleste, solamente cuando hace mucho frío. ¡Son muy sensibles!

Además, si este es el caso, se suelen notar, independientemente de si llevas o no un sujetador.

La pena es que el mundo no está todavía preparado para ver pezones femeninos tras una prenda. ¡Bueno, ni sin ella!

Ni siquiera cuando estás lactando… ¡Qué polémica si una mujer amamanta tranquilamente, en público, a la luz del día!

Yo realmente no veo el problema…

¡Habrá que alimentar a nuestros bebés cuando demandan! Y si te pilla fuera, pues perfecto. ¡Cuanto cuestionamiento por cosas naturales! Más valdría poner el foco en otras cuestiones.

Siempre va a existir quien se ofenda por ello, pero personalmente, me parece de las cosas más bellas que puedo contemplar. Además, si no ha habido ningún contratiempo, es algo que todos hemos hecho, alimentarnos a través de nuestras mamás.

Alimento, consuelo, cariño y calor en el regazo de nuestra mayor protectora.

En sueños todavía recuerdo el olor característico cuando me acercaba al pecho de mi madre. Y la sensación.

Por otro lado, mi experiencia personal ha sido preciosa, aunque un poco contradictoria.

Con mi hijo mayor Iván, la lactancia fue un poco traumática. No la pude disfrutar en su totalidad.

Hubo un problema en el parto y me tuvieron que intervenir varias veces durante 18 días, en ellos no podía lactar porque estaba medicada. Así que intenté mantener la lactancia con un sacaleches. Lo usaba periódicamente todos los días. Una verdadera pena, leche materna tirada al retrete, pero afortunadamente sirvió para algo.

Después de ello pude amamantar a mi hijo tres o cuatro meses. Para mí, muy poco tiempo, pero al menos lo disfrutamos los dos.

Con el segundo bebé, David, fue diferente.

Viví una bendición al poder amamantarlo durante más de dos años.

Por eso considero que la lactancia es sagrada. Y ver a una mujer lactando públicamente, una bella estampa. Es mi opinión. Válida igual que la tuya, y totalmente respetable.

En este caso, no podía evitar estas situaciones porque mi hijo venía en cualquier momento corriendo y levantaba mi camiseta. Son recuerdos entrañables. Y nunca me avergonzaron estos hechos.

Creo que el problema está en los ojos de quien mira. Y si alguien observa estas preciosas y naturales demostraciones como algo malo, es lo que proyecta desde su interior. El hecho en sí debería ser venerado como sagrado.

Las mujeres hemos pasado por muchas modas y a la mayoría no les queda más remedio que adaptarse a ellas. No saben hacerlo de otra manera.

Unas pocas nos vamos escapando, no me gusta seguir los pasos de nadie, excepto los que elijo voluntariamente. ¡Gracias papá, mamá, abuelos, amigos, algún maestro!

De pequeña escuchaba que el sujetador era necesario para que el pecho no cayese, pero esto no es cierto.

Los senos de una mujer tienen muchas formas diferentes y la tienen independientemente de que uses o no un sujetador.

Algunas veces pienso si no ha sido también otra manera de mantener oculta una parte femenina que se considera peligrosa… como peligrosas nos consideran a nosotras, todavía en muchos lugares.…

¿Por qué tenemos que vivir sin mostrar de manera natural ni siquiera una pequeña sospecha de que en nuestros senos existen bonitos pezones?.

¿Es cosa de hombres o de mujeres? O de ambos…

Todo este tema me parece ridículo.

Partiendo, como siempre en las mujeres, de que el sujetador es una prenda incómoda, que en algunos casos es causa de alergias y en otros de ansiedad…

Pero como respuesta, una absurdez, como siempre cuando no hay argumentos lógicos … ¡Es cosa de mujeres!

Pienso que debería ser algo que decida cada una… Si el sujetador es totalmente necesario por tener el busto pesado y estás más cómoda con él, adelante. Pero si no lo necesitas… adelante también.

¿Y qué problema hay en que se note un pezón o los dos? Es una decisión personal. Como tantas otras decisiones con respecto a la mujer.

¿Que son eróticos? Según como los mires. A mí también me parecen eróticos los pezones masculinos «en ocasiones”. A muchas personas también se lo parecerán y no hay problema cuando se muestran o se notan.

Cómo la sexualidad femenina no es tan evidente… ¡Cada cual con su sentir!

Y las “modas” también en el interior. Cómo no soy de modas, igualmente me resulta absurdo.

Pero respetable, cada persona que decida si quiere o no utilizarlo. Comodidad, algo que levante o que separé. O que junte o que aumente… Quién es nadie para juzgar.

Ya se juzga demasiado todo… hay cuestiones que terminan cansando.

Sobre todo por qué los hombres no sois juzgados por cosas similares a nosotras… ni por el busto, ni por el bulto, ni por pezones, ni por canas, ni por barriguita. ¡Y no es “feminismo” por favor, es equidad!

Con respecto a la forma y al peso, y teniendo en cuenta mi experiencia personal, creo que el sujetador, a diferencia de lo que se piensa, no sirve para que el pecho no se descuelgue.

Yo diría que todo lo contrario, he tenido que usar un corsé rígido por una cirugía de columna y a la hora de dejar de usarlo había perdido parte de la musculatura de mi espalda… así que considero que con un sujetador puede ocurrir algo similar.

Así que mi opinión es que la forma de los senos no depende de que uses o no sujetador. La musculatura debe ser suficiente para su sujeción.

Y para terminar por hoy ¿Qué le dice el pez pequeñito al grande?:

– “Pezón”

¡Seguro que lo has oído, es muy viejo! Ja ja ja.!¡Eso dicen mis hijos!

 

¡Respeto!

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Seremos nosotros alienígenas?

¿Seremos nosotros alienígenas?

Era bien pequeña cuando ya escuchaba a mi padre decir que probablemente seríamos nosotros los extraterrestres. Después...

Nunca me marché

Nunca me marché

Ya lo sabes. Nunca me marché. Es algo maravilloso, mi alma sigue caminando junto a la tuya, junto a las vuestras,...

Compañero de una maga

Compañero de una maga

Mi hombre. El que peregrina a mi lado, es el compañero de una maga. Al menos es lo que intuyo ser desde que tengo...