Plaguicidas caseros

Escrito por Marié

26 de septiembre de 2022

¿Protegemos a nuestras amigas?

 

A los que nos gustan las plantas, ya sea en balcones, patios o huertos, nos preocupa siempre su bienestar y su salud, así que un problema con el que solemos lidiar son las plagas. Por lo tanto voy a explicar la fabricación de algunos plaguicidas caseros.

Mucho antes de que se comenzasen a fabricar pesticidas químicos, los agricultores tenían remedios caseros para deshacerse de las invasiones de insectos que afectaban a sus plantas. Estas alternativas naturales a los pesticidas químicos se pueden fabricar fácilmente en casa y pueden salvar la cosecha de nuestro huerto, nuestro jardín o las plantas de nuestros balcones.

Existen unos cuantos insecticidas caseros fáciles de elaborar para eliminar plagas de tus macetas, jardineras, o huertos.

No se necesitan muchos elementos y se pueden utilizar en cualquier espacio verde, son sencillos de conseguir y tienen resultados estupendos.

En cualquier lugar donde tengamos plantas es probable encontrar algunos patógenos que dañan lo que tenemos cultivado. Pueden ser insectos, hongos o bacterias. En nuestra mano está combatirlos para que tengamos unas plantas en las más perfectas condiciones, sea cual sea nuestro objetivo de ellas.

He buscado recetas basadas en productos orgánicos, no hay necesidad de añadir químicos. De esta forma se puede combatir plagas de manera sostenible y amigable con el medio ambiente.

De todas formas, es recomendable usar estos productos, por muy caseros que sean, siempre y cuando haya una alta población de insectos o cuando se observen varias hojas dañadas.

No es conveniente aplicarlo como prevención, porque el efecto puede ser perjudicial y contrario a lo que deseamos.

Por eso lo primero que debes hacer antes de aprender cómo combatir las plagas de las plantas, es identificar si tu planta tiene alguna plaga. Te resumo una lista de características que puede tener una planta infectada con pulgones y otros insectos, para que sepas identificar estos parásitos:

Hojas amarillentas y arrugadas, hojas brillantes y pegajosas, causado por la melaza que expulsan cuando comen de la savia de la planta. Hormigas deambulando por los tallos, crecimiento tardío o débil de la planta, deformación en brotes y flores, manchas blancas, especialmente cuando se trata de cactus y suculentas.

También puedes revisar la parte posterior de las hojas para ver si ves a algún insecto.

Si tu planta tiene estas características o ves pulgones en las hojas, no te preocupes, ya que estos parásitos son fáciles de eliminar.

Para tener una planta saludable, también es necesario aprender cómo limpiar las hojas de las plantas. Los mejores productos para limpiar las plantas son los que tenemos en casa.

Si quieres limpiar las plantas: usa agua destilada, vinagre mezclado con agua o cerveza.

Para darle brillo a tus plantas: usa leche entera, que además funciona como fungicida.

Si quieres descubrir cómo limpiar hojas de plantas correctamente, tienes que adaptarte al tamaño de sus hojas.

Planta de hojas grandes: limpia con un trapo.

Plantas de hojas pequeñas: rocía con un pulverizador y sacude levemente.

Plantas con espinas: pasa un pincel por encima de las espinas.

Algunas opciones muy sencillas de elaborar plagicidas muy eficaces son:

Espray insecticida con ajo

He leído artículos especializados en huertas y plantas que dicen que el ajo es un potente repelente natural de insectos, con una gran capacidad para ahuyentarlos y disuadir su presencia.

Necesitarás una licuadora o una trituradora, en la que mezclaremos una cabeza de ajos con algunos clavos de olor, para ello nos ayudaremos añadiendo dos vasos de agua.

Se debe dejar la mezcla reposar durante un día para posteriormente mezclar de nuevo con agua, exactamente 3 litros. La mezcla obtenida puede ser pulverizada directamente en las hojas de las plantas.

Este plaguicida actúa principalmente contra los pulgones.

Otro de ajo

Este remedio es muy valorado por su efectividad.

Se necesitan 3 tazas de hojas de menta fresca, 3 cabezas de ajos pelados, 12 tazas de agua, 2 cucharaditas de cayenas trituradas y una cucharadita de lavavajillas biodegradable.

Comenzamos licuando el ajo y la menta en una trituradora durante al menos un minuto. Hervimos las 12 tazas de agua y añadimos la mezcla de ajo, menta y pimienta molida, hervir durante otro minuto y dejar infusionar durante la noche.

Cuela la mezcla e introdúcela en un pulverizador añadiendo al final el líquido lavavajillas.

Solo se debe utilizar si la plaga es visible, en una o dos aplicaciones los insectos desaparecerán.

Fungicida con leche

Hay condiciones que predisponen a nuestras plantas a contraer hongos y ellas suelen ser las elevadas temperaturas unidas a una alta humedad. Esta es la razón principal de que su aparición sea más habitual en verano.

Los ingredientes para este remedio son: 800 ml de agua, preferentemente de lluvia, o agua con dos días de reposo, y 200 ml de leche, a ser posible desnatada, ya que nuestro objetivo son sus sales y aminoácidos, pero no su grasa, el ácido láctico presente en la leche es un potente fungicida.

A esta mezcla añadimos 20 gr de bicarbonato sódico por litro de mezcla, así que en esta que he propuesto, se le añaden exactamente 20 gr. El bicarbonato sódico tiene un alto poder desinfectante y cicatrizante.

Por último, envasamos el resultado en un pulverizador y lo mezclamos perfectamente.

Hay que agitar la mezcla antes de usarla y debe usarse durante dos días consecutivos, preferiblemente al atardecer o después de una tormenta. Este sí puede usarse de forma preventiva cada 15 días.

Este remedio es útil para combatir oídio, mildiu y roya.

Insecticida con tomate

Las hojas de la tomatera son ricas en alcaloides, excelentes para repeler varios insectos.

Para la elaboración de este remedio son necesarias dos tazas de hojas de tomatera muy picaditas, hay que añadir agua hasta cubrir y dejar reposar al menos una noche. Posteriormente, la mezcal se diluye en otros dos vasos de agua.

El líquido resultante se envasa en un pulverizador que usaremos para rociar nuestras plantas. Lo podemos usar varios días hasta ver el resultado deseado. Estos alcaloides pueden resultar tóxicos para nuestros animales domésticos, así que hay que tener precaución y mantenerlo alejado de ellos.

Se utiliza principalmente para pulgones, gusanos y orugas.

Cáscaras de huevos

El uso de este remedio tiene un doble impacto en nuestra huerta y nuestras plantas, puede ser utilizado como fertilizante y a su vez de repelente.

Se utiliza la cáscara en trozos pequeños o triturado. Si lo usamos triturado, podemos esparcir el polvo en la base de las plantas, formando una especie de anillo a su alrededor. De esta forma crearemos una barrera para que caracoles y orugas no puedan acercarse.

Ataca, por lo tanto, a orugas y caracoles.

Insecticidas para caracoles y babosas

En ciertos momentos del año, los caracoles y las babosas pueden ser uno de los mayores problemas que debemos enfrentar. Ellos se alimentan de las hojas de nuestras plantas, sobre todo de los brotes tiernos de las que están recién plantadas.

Lo ideal es aplicarlo cuando los caracoles o las babosas se convierten en plaga, si tenemos pocos caracoles y los daños no son muy graves, se recomienda no aplicar nada. Podemos retirar los que veamos en la superficie de las macetas o de la tierra.

Tenemos para usar tres ingredientes que son muy activos para terminar con estas plagas:

– Restos de ceniza de madera.

– Cerveza: los caracoles son atraídos por el olor de la misma. Si colocamos en la tierra de nuestro jardín un tarro lleno de cerveza, las babosas avanzarán hacia este aroma tan sugerente y morirán ahogadas.

– Cafeína: se debe mezclar agua con un 2% de cafeína y esparcir sobre la tierra, al día siguiente habrá resuelto nuestro problema.

Pulverizador de Cilantro o de perejil

Se fabrica hirviendo un manojo de cilantro o de perejil fresco o seco en agua durante 10 minutos. Se cuela la mezcal cuando se haya templado y se rocían las plantas con la ayuda de un pulverizador.

El cilantro es un potente insecticida para deshacernos de los ácaros y los pulgones.

Insecticida de Pimienta

Es un espray. Se prepara en una licuadora a alta velocidad durante 2 minutos.

Utilizaremos una cucharada de pimienta y dos tazas de agua. Dejamos macerar toda la noche y al siguiente día filtramos y añadimos un vaso de agua.

Se utiliza pulverizando sobre las plantas.

Insecticida de cebolla

Mezclamos tres cebollas con un poco de agua en una licuadora. Colocamos la mezcla en un recipiente y lo dejamos reposar durante la noche. Al día siguiente se filtra y se envasa en un pulverizador. Se usa como cualquier otro.

Ataca principalmente a la araña roja, mosca blanca y pulgón.

Aceite cítrico de naranja

Hay que mezclar tres cucharadas de jabón líquido orgánico con 30 ml de aceite de naranja y cuatro litros de agua. Se pulveriza sobre las plantas.

Se usa principalmente para eliminar hormigas y cucarachas.

Es importante que al eliminar las hormigas, también revises que no hayan pulgones en las plantas, ya que la melaza que ellos secretan, es lo que atrae a las hormigas.

Aceite vegetal

Este espray se realiza mezclando 2 tazas de un aceite vegetal con media taza de jabón líquido orgánico, agitar hasta que le mezcla tenga un aspecto blanquecino y diluirlo con otras dos tazas de agua.

Se rocía este remedio mediante un pulverizador, preferiblemente por las mañanas o cuando deje de calentar el sol por las tardes, ya que a temperaturas superiores a 30 grados centígrados puede afectar a la planta.

Se utiliza para acabar con pulgones, cochinillas, ácaros u orugas.

Otras plantas

Plantar romero, caléndula, menta, albahaca y otras plantas aromaticas alrededor de plantas es una gran solución para ahuyentar la mosca blanca y otros insectos.

Ortiga

La ortiga, además de ser una planta molesta que provoca irritación si la tocas, es un excelente plaguicida para el pulgón y fertilizante para la tierra.

Mezcla 100 gramos de ortiga con 10 litros de agua, deja reposar 4 días y estará listo para usar. Si es para macetas bajar las proporciones.

 

 

Tabaco

Con tabaco natural podemos combatir la molesta plaga de araña roja.

Deben mezclarse 60 gramos de tabaco con 1 litro de agua y 10 gramos de jabón natural.

Esparcir la mezcla cada 7 días durante dos meses.

 

 

Lavanda

La lavanda es una gran solución para repeler hormigas.

Se debe hacer un infusión con 300 gramos de hojas de lavanda fresca con 1 litro de agua.

Deja enfriar y pulveriza sobre las plantas atacadas.

 

Plaguicidas para las suculentas

 

Pulgones en las suculentas

Como has visto, el pulgón es una de las plagas que más habitualmente afecta a todo tipo de plantas. Para que los reconozcas, estos insectos son comúnmente de color verde, aunque también los hay negros y amarillos, todos ellos de unos pocos milímetros de tamaño.

Se alimentan sorbiendo los jugos de las hojas y tallos de las plantas, pero además segregan una sustancia azucarada que promueve la aparición de hormigas y un hongo negro.

Lo mejor para eliminar el pulgón de estas plantas es utilizar un remedio casero en forma de insecticida para suculentas,  elaborado, como los propuestos anteriormente, por nosotros mismos uno ecológico, sin recurrir a los químicos comerciales demasiado dañinos para ellas.

Uno de los más prácticos con las suculentas es usar alcohol al 70% diluido en agua, pulverzado sobre ellas acabará de manera rapida con los pulgones.

Casi ninguna planta tolera el alcohol, puede dañarlas, pero las suculentas son fuertes y resistentes y no se verán afectadas usandolo con precaución. Incluso se puede usar en ellas de forma preventiva. Debe hacerse al anochecer para que el sol no queme sus hojas. Puedes optar por tratarlas en el interior de casa para protejerlas del sol.

También funciona muy bien con ellas el jabón potásico. Es un insecticida ecológico usado contra gran cantidad de plagas. Es muy fácil de adquirir y simplemente hay que disolver una cucharada de este en un litro de agua. Si calientas un poco el agua al mezclarlo, este se disolverá más fácilmente. Como con el alcohol, pulveriza las plantas al anochecer, buscando las zonas más afectadas por la plaga, y así no deberías tardar en notar el efecto.

 

Cómo prevenir pulgones o insectos en tus plantas

Mantén tus plantas bien cuidadas y nutridas. Una planta débil es más susceptible a las plagas y enfermedades.

Evita el abono excesivo de nitrógeno. Esto puede hacer que las plantas crezcan de forma exagerada generando tallos tiernos, algo que propicia la llegada de los pulgones y otros parásitos.

Mantén el jardín o macetas libres de maleza, ya que puede ser un gran refugio para los pulgones.

Fabricar una trampa cromática, que consiste en colgar cerca de la planta, un pedazo pequeño de cartulina amarilla forrada con material adhesivo como cinta adhesiva o papel contact. La finalidad es que los insectos se sientan atraídos por el color llamativo y queden atrapados por el pegamento.

 

 

 

– Fuentes: infocampo,

 

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

Somos alma

Somos alma

Aquí no hay nada para nosotros, somos alma y el alma no lleva equipaje. ¿Pensabas que era tuyo? Cuan equivocados...

Nictógrafo

Nictógrafo

El nictógrafo: un invento de Lewis Carroll (Charles Dodgson) para escribir en la oscuridad. El nictógrafo es un...

La soledad de nuevo para ti

La soledad de nuevo para ti

La soledad es algo que según a quién preguntes y según en que momento la tengas como compañera, tendrá diferentes...