Olivo espinoso (Elaeagnus pungens)

Escrito por Marié

9 de enero de 2023

Un regalo inesperado

 

Olivo espinoso (Elaeagnus pungens), también llamado comunmente cinamomo, pangí, árbol del paraíso, olivo de Bohemia y olivillo.

 

¡Regalar plantas, es regalar vida!

Regalar plantas es ofrecer a alguien un ser vivo, un ser que deben cuidar y mantener con amor.

Cuando regalas una planta, la persona podrá disfrutarla en su lugar favorito de la casa, sumando luz y color al ambiente. Así que son mucho más que un regalo, son compañeras de vida.

Para mi una planta es uno de los mejores regalos que puedo recibir, me enamoran. Y por eso quiero escribir sobre esta planta en cuestión, ha llegado a mis manos un ejemplar de este bonito arbusto.

Me la han regalado unos vecinos de mi madre a los que ella suele obsequiar tambien alguna de sus macetas. Me parece una bonita manera de compartir plantas entre sus amantes.

Desde que llegó a mi casa, como no conocía esta planta y mucho menos el nombre que me dijo (olivo espinoso), me he dedicado a buscar información sobre élla.

 

 

Eleagno, la planta de la luz. 

Linneo le llamó Elaeagnus, utilizando las palabras griegas eleia, «olivo» y agnos, «planta que se parece a un árbol» para indicar su parecido al olivo. Según otros autores, Elaeagnus proviene del griego antiguo: elaea, «oliva» y agnus, «sagrado».

Por otra parte, en honor al botánico holandés J. Ebbinge, se le puso el nombre de la especie ebbingei.

Estamos ante un vigoroso arbusto perennifolio, que es cruce de dos especies, y que es fácilmente reconocible por la coloración con zonas de diferente coloración (variegada) en sus hojas de color verde (sobre todo en los bordes) pero con marcas irregulares de color verde-lima y dorado, que puede derivar a tonos crema en función de su exposición al sol. Tanto el haz como el envés están cubiertos por una especie de diminutas escamas.

Esta especie florece en primavera con unas flores pequeñas (pueden pasar desapercibidas) de color blanco-cremoso y abiertas desde el mes de septiembre hasta diciembre, con un olor sutilmente agradable. De color blanco cremoso, tienen
un cáliz con cuatro lóbulos pero no tienen pétalos.

Después de la floración, aparecen unas bayas carnosas, de color anaranjado y con una sola semilla en su interior. Su fruto es una drupa carnosa que, una vez madura, tiene un sabor dulce, algo ácido.

Se usa en jardinería de forma aislada o en macizo pero sobre todo, es empleado para formar setos pantallas ya sean tallados o no. Prefiere los lugares soleados y un riego comedido, pudiendo medrar en ambientes salinos.

Limelight podría derivar del mismo término inglés que signica «luz de calcio». Es la luz que servía para iluminar antiguamente los escenarios y que se obtenía por la combustión de un gas sobre una malla de cal. Hará referencia a la luz que emiten sus
hojas variegadas. La coloración y tonalidad de sus hojas puede mudar en función de la cantidad y calidad de la luz que reciba.
Las hojas de Eleagnus × ebbingei son de color verde-grisáceo (menos decorativo).

Clasificación científica

Filo: Plantas vasculares
Clase: Magnolias, margaritas y parientes
Orden: Rosas, olmos, moreras, ortigas y afines
Familia: Elaeagnaceae
Género: Elaeagnus
Especie: Olivo espinoso

Propiedades

Tiene altas cantidades de licopeno, un antioxidante del que se ha demostrado que decrementa la probabilidad de padecer cáncer de próstata.2​ E. multiflora se cuenta entre las plantas «nutracéuticas» que los chinos usan como alimento y medicina.

Sus flores son pequeñas, aromáticas y de color fucsia. Algunas de ellas producen frutos comestibles, y se está intentando crear híbridos que produzcan frutos de calidad.

Además, estudios recientes señalan que sus frutos contienen muchas propiedades medicinales, beneficiosas para la salud.

Algunas especies de Elaeagnus contienen grandes semillas comestibles, ricas en proteínas y grasas.

Todas las especies mantienen una relación simbiótica con la bacteria que fija el nitrógeno y, por lo tanto, son buenas colonizadoras del suelo: pueden abastecerse de nitrógeno para sí mismas y proporcionarlo a las plantas que están a su alrededor.

 

Cuando crecen en invernaderos, puede incrementarse la producción de los árboles frutales hasta un 10% (suele ocurrir con todos los frutos de cáscara: crecen mejor con fertilizantes de nitrógeno).

Los frutos de alguna de estas especies son ricos en vitaminas (especialmente en vitaminas A y E), minerales, flavonoides y otros compuestos bioactivos. Son también una buena fuente natural de ácidos grasos esenciales. Estudios recientes indican que el consumo de estos compuestos reducen significativamente la incidencia del cáncer en humanos, y pueden incluso retardar o detener el crecimiento de cánceres en fase de metástasis.

Ecología

Las plantas de especies de Elaeagnus se usan para alimentar las larvas de algunas especies de lepidópteros, incluyendo Coleophora elaeagnisella y Naenia typica.

En la familia de las Elaeagnaceae se integra el género Elaeagnus, formado por casi 100 especies de arbustos y arbolitos originarios, en su inmensa mayoría, de Asia. Algunas especies son: Elaeagnus pungens, Elaeagnus angustifolia, Elaeagnus x ebbingei (híbrido), Elaeagnus x reflexa (híbrido), Elaeagnus glabra, Elaeagnus commutata.

Recibe los nombres vulgares de Eleagno y Cinamomo. Esta especie procede del Extremo Oriente.

Los arbustos o arbolitos frondosos del género Elaeagnus son de fácil mantenimiento. Se pueden plantar en setos o individualmente, aportando múltiples capas. Tienen un alto valor ornamental; algunas variedades tienen hojas con manchas plateadas que relucen cuando les da la luz, otras tienen hojas bicolores.

Las flores tienen un perfume delicioso y sus bayas son muy atractivas. Atraen a los pájaros, que extienden las semillas en sus excrementos. Dado que las plantas son tenaces supervivientes, en algunas regiones se las considera invasivas. Por favor, consulta a tu proveedor local antes de plantarlas.

 

Cuidados

Luz del sol

Al arbusto olivo espinoso le gusta tener la suficiente luz, aunque también puede crecer en entornos ligeramente sombreados. Sus condiciones óptimas de crecimiento son en un espacio abierto con más de 3 horas de luz solar diaria. Si las condiciones de luz son malas, no crecerá sano. Resguárdalo de la luz solar directa durante el calor del verano para evitar que la intensa luz solar lo marchite.

Suelo

El arbusto olivo espinoso se adapta muy bien al suelo y puede sobrevivir y crecer en distintos tipos.

Crece sano en suelos ligeramente ácidos a alcalinos, aunque los mejores valores de pH están entre 6.0-7.5. Puede adaptarse a la sequía y a los suelos salino-alcalinos, pero no tolera la inundación. El suelo debe tener buen drenaje.

Plantando

Cuando lo plantes en el jardín, elige un lugar elevado y con la suficiente luz solar.

Antes de plantar, limpia bien el suelo y retira las rocas grandes.

Al olivo espinoso le gusta el suelo con buen drenaje. Si la capacidad de drenaje es mala, puede que ayude mezclar el suelo con arena fina.

El hoyo de plantado debe tener la misma altura y profundidad, y el doble de ancho, que el cepellón. El cuello de la raíz (la unión del tronco de la planta y el sistema radical) debe quedar a la altura de la superficie del suelo. Después de plantar, riégala suficiente y cubre el suelo con una capa de 5 – 8 cm de mantillo orgánico.

Si vas a plantar el olivo espinoso en maceta, elige una maceta grande con buena permeabilidad del aire y agujeros de drenaje de no menos de 25 cm de diámetro, para que el sistema radical tenga el suficiente espacio para crecer. Colocar algo de harina de hueso en la parte inferior de la maceta (sin mezclarla con el suelo) y mezclar el suelo con 1/5 de perlita, puede ayudar a mejorar el drenaje.

Después de plantarlo, añadir una capa de 1 cm de turba sobre la superficie del suelo para ayudar a mantenerlo húmedo.

Agua

Durante el primer año tras su plantado, los vástagos del olivo espinoso necesitan el suficiente riego.

El agua se filtra por el suelo bien drenado y ayuda a las raíces de los vástagos a expandirse hacia abajo.

Normalmente, hay que regarlo una vez a la semana en primavera y en verano para mantener 30 cm de suelo húmedo. Puede dejarse de regar en otoño, cuando el vástago entre en dormancia.

El olivo espinoso maduro es resistente a la sequía y solo necesita ser regado durante los veranos secos y calurosos.

Fertilizante

El olivo espinoso que se planta en jardín no necesita demasiada fertilización. De hecho, un exceso de fertilización puede hacer que la planta sea más vulnerable a plagas y enfermedades.

En invierno, aplica una pequeña cantidad de abono orgánico o fertilizante de liberación lenta, siguiendo las instrucciones.

Los nutrientes en maceta suelen ser escasos, por lo que al olivo espinoso en maceta debes aplicarle una capa fina de fertilizante orgánico una vez cada par de meses en primavera, y un fertilizante PK una vez en otoño.

Poda

Pódalo en primavera y en verano para darle forma.

El invierno es el momento adecuado para podar las ramas viejas y secas, o recortar aquellas plantas que crezcan mal a la mitad de su altura original, para ayudar a promover el crecimiento de ramas nuevas y fuertes en la primavera siguiente.

Para prevenir que las plagas y las enfermedades invadan las incisiones de las ramas a través del agua de lluvia, no podes en días lluviosos.

Las ramas del olivo espinoso son espinosas, por lo que has de llevar guantes cuando las podes.

Propagación

El arbusto olivo espinoso puede propagarse por medio de esquejes semimaduros, y suele hacerse en verano.

Riega la planta la noche antes de elegir las ramas, elige ramas nuevas y robustas a la mañana siguiente y corta 20 cm con unas tijeras de jardinería esterilizadas.

Si hay capullos en las ramas, retíralos todos.

Si finalmente no se hacen los esquejes ese día, se pueden envolver las ramas en un paño mojado y mantenerlas en la nevera.

Cuando vayas a hacer los esquejes, corta 12 – 15 cm de las ramas.

Asegúrate de hacer incisiones inclinadas, planas y limpias, y aplícales un poco de polvo de enraizamiento.

Hay que retirar las hojas y brotes de la mitad inferior de las ramas y cortar cada hoja de la mitad superior por la mitad.

Mezcla turba esterilizada y perlita en proporción 1:1 y colócala en una maceta. Introduce las ramas 5 – 7 cm en la maceta y ponlas a 20 cm unas de otras. Coloca la maceta alejada de la luz directa y del viento y pon film transparente sobre las ramas.

Mantén el suelo húmedo pero sin inundarlo y trasplántalo después de que se surjan las raíces.

 

Preguntas frecuentes

¿Cómo hay que cuidar del olivo espinoso?

Las plantas del género Elaeagnus, plantadas en seto o individualmente, pueden aportar múltiples capas a tu jardín.

lgunas variedades tienen hojas con manchas plateadas que relucen cuando les da la luz, otras tienen hojas bicolores. Las flores tienen un perfume delicioso y las bayas tienen un aspecto precioso que las hace las favoritas de los pájaros.

¿Con qué rapidez crece el olivo espinoso?

El olivo espinoso puede crecer unos 91 – 122 cm al año.Agua y durabilidad

¿Cómo enraiza el olivo espinoso?

En otoño tomar esquejes semisuaves de 10 – 15 cm cuando la madera esté firme y las hojas estén maduras.

Quitar las hojas de la mitad inferior y mojar la base en hormona de enraizamiento. Plantar en una turba 1:1 para la mezcla de perlita y cubrir con plástico.

¿Tiene espinas el olivo espinoso?

Sí, el olivo espinoso tiene espinas.

¿Necesita mucha luz del sol el olivo espinoso?

Al arbusto olivo espinoso le gusta tener la suficiente luz, aunque también puede crecer en entornos ligeramente sombreados.

Sus condiciones óptimas de crecimiento son en un espacio abierto con más de 3 horas de luz solar diaria. Si las condiciones de luz son malas, no crecerá sano. Resguárdalo de la luz solar directa durante el calor del verano para evitar que la intensa luz solar lo marchite.

¿De dónde viene el olivo espinoso?

El olivo espinoso es nativo de Asia, incluyendo China y Japón.

Las plantas del género Elaeagnus se encuentran distribuidas a lo largo de las zonas subtropicales y templadas.

Les gustan los entornos cálidos y húmedos y toleran temperaturas tan bajas como los -23,3-1,6 ℃. El olivo espinoso maduro tiene una fuerte tolerancia al calor y capacidad para resistir a la sequía, y solo necesita ser regado durante los veranos secos y calurosos.

¿Qué le sucede a mi planta?¿Por qué mi arbusto olivo espinoso florece pero no da fruto?

Una luz, temperatura, humedad o suelo inadecuados pueden afectar al crecimiento y provocar la falta de fructificación.

Primero, comprueba el material de la maceta o del suelo. El arbusto olivo espinoso necesita arcilla con buena permeabilidad del aire para que el sistema radical pueda respirar normalmente.

Después, asegúrate de que el olivo espinoso recibe la suficiente luz, de que no lo riegas demasiado y de que no se enfría demasiado cuando florezca.

Por último, el olivo espinoso no dará frutos si no se lo ha trasplantado en más de 3 años y/o si sus raíces no tienen el suficiente espacio para crecer.

Curiosidades

Aparece citado en la Biblia como árbol del Edén y al parecido de sus hojas a las del olivo.

Huelma y Torres (Magina / Jaén / Andalucía). 
Trampas atrayentes: Utilidad y modo de empleo: Las ramas florecidas se ponen en las casas ya que, al parecer, atraen a las moscas: éstas se colocan en gran cantidad sobre la planta, de manera que cuando hay muchas se rodea velozmente con una talega, que se cierra y se echa fuera con los insectos dentro. Periodo de recolección: Entre finales de Abril y la primera mitad del mes de Mayo.

Setos y cortavientos: Debido a la presencia de fuertes espinas en sus ramas, se ha empleado como seto alrededor de los espacios hortícolas, para impedir la entrada de gente y, sobretodo, desganado.

Este árbol se cultiva «de toda la vida» como ornamental en huertos, patios y jardines, principalmente para disfrutar el intenso aroma de su floración.

Villanueva del Arzobispo (La Loma / Jaén / Andalucía).
Cosmética, perfumería y limpieza: Para perfumar cuando está en flor. Los alemanes se la comen.

Enguídanos (Serranía Media / Cuenca / Castilla-La Mancha).
Venenos, insecticidas y plaguicidas: Las ramas en flor de este árbol ornamental, procedente de Extremo Oriente, en Enguídanos se ponen en los armarios para proteger la ropa de la polilla.

Quintanar del Rey (Manchuela / Cuenca / Castilla-La Mancha).
Venenos, insecticidas y plaguicidas: Dicen también que ahuyenta los insectos.

Cosmética, perfumería y limpieza: Las ramas floridas se colocaban entre las ropas para dar buen olor.

 

Plagas y enfermedades

Manchas en la Hoja

Esta infección puede provocar la aparición de manchas marrones o parches en la planta.

En las primeras fases de la infección, las hojas desarrollan unas manchas circulares de color marrón oscuro o amarillo que se agrandan con el tiempo, se fusionan y vienen acompañadas de pequeños puntos negros.

Las manchas decoloradas en el follaje de las plantas son una de las enfermedades más comunes que se observan. Estas manchas son causadas por enfermedades fúngicas y bacterianas, y la mayoría de las infecciones están relacionadas con un patógeno fúngico.

Las manchas marrones pueden aparecer en todas las plantas de interior, plantas ornamentales con flores, plantas vegetales, en las hojas de los árboles y en los arbustos. Ninguna planta es resistente a estas manchas y el problema es más grave en ambientes cálidos y húmedos. Pueden aparecer en cualquier etapa de la vida siempre que hayan hojas.

Aparecen pequeñas manchas marrones en el follaje y se agrandan a medida que avanza la enfermedad. En casos severos, la planta o árbol se debilita cuando las lesiones interrumpen la fotosíntesis o provocan defoliación.

Análisis de los síntomas

En la mayoría de los casos, las manchas marrones solo afectan a un pequeño porcentaje de toda la planta, apareciendo en pocas hojas. Una infección menor ejerce poca presión sobre una planta. Sin embargo, si no se trata y la enfermedad avanza durante varias temporadas, afectará gravemente la salud y la productividad de la planta infectada.

Comienza la esporulación (reproducción de las esporas de hongos) y aparecen pequeñas manchas en las hojas.

La ubicación es a menudo aleatoria y dispersa ya que la enfermedad se propaga a través de las gotas de lluvia.

Pueden aparecer en las hojas inferiores y en el interior de la planta donde hay mayor humedad.

Las manchas marrones se agrandan y crecen lo suficiente como para tocar las manchas vecinas y formar una mancha más prominente.

Los márgenes de las hojas pueden volverse amarillos.

Aparecen diminutos puntos negros (cuerpos fructíferos de los hongos) en las áreas muertas.

Las manchas aumentan de tamaño hasta que toda la hoja se vuelve marrón.

La hoja cae de la planta.

Síntomas severos

Defoliación prematura parcial o completa.

Crecimiento reducido.

Mayor susceptibilidad a plagas y otras enfermedades.

Causas

Las manchas marrones, o mancha foliar, es un término descriptivo común dado a varias enfermedades que afectan las hojas de plantas y árboles. Alrededor del 85 % de las enfermedades que presentan manchas en las hojas se deben a hongos u organismos similares a los hongos. A veces, las manchas marrones son causadas por una infección bacteriana o actividad de insectos con síntomas similares.

Cuando las condiciones son cálidas y las superficies de las hojas están mojadas, las esporas de hongos que son transportadas por el viento o la lluvia caen en la superficie y se adhieren a ella. No rompen las paredes celulares, sino que crecen en el espacio entre la membrana plasmática y la pared celular de la planta. A medida que las esporas se reproducen, liberan toxinas y enzimas que causan manchas necróticas (es decir, tejido muerto) en las hojas, lo que permite que los hongos consuman los productos liberados cuando las células se degradan.

Soluciones

Una vez que estén infectadas, hay que cortar las hojas enfermas de inmediato y quemarlas.

En casos leves de manchas marrones, no es necesario tratar la enfermedad. Sin embargo, si gran parte del follaje se ve afectado y se produce la defoliación, la planta se beneficiará de deshacerse de la infección. Se recomienda comenzar aplicando opciones de tratamiento orgánico, avanzando hasta los fungicidas químicos sintéticos más potentes si es necesario.

Las opciones orgánicas no matarán al hongo, pero evitarán que se propague.

Disuelve ½ cucharadita de bicarbonato de sodio y una cucharadita de jabón líquido en un galón de agua. Con una botella de spray, rocía en la parte superior e inferior de las hojas hasta que la mezcla gotee. Repite cada dos semanas hasta que las manchas existentes dejen de agrandarse y ya no aparezcan nuevas.

Rocía un jabón fungicida a base de cobre en las hojas, cubriendo las superficies superior e inferior. Vuelve a aplicar como se indica en la etiqueta del producto. El cobre penetra en la superficie de la hoja y previene la germinación de las esporas para que el hongo no se propague.

Prevención

Como muchas otras enfermedades, es más fácil prevenir las manchas marrones que curarlas, y esto se logra mediante prácticas comunes.

Quita las hojas de otoño del suelo antes del invierno para minimizar los lugares donde los hongos y las bacterias pueden invernar.

Mantén un buen movimiento del aire entre las plantas teniendo un espacio adecuado entre ellas.

Mejora la circulación de aire en el centro de las plantas ayudándote con la poda.

Limpia a fondo todas las herramientas de poda después de trabajar con plantas enfermas.

Nunca deseches el material vegetal de la enfermedad en una pila de abono.

Evita regar por encima de la planta para evitar humedad en el follaje.

Mantén las plantas saludables proporcionándoles suficiente luz solar, agua y fertilizantes. También hay que podar las ramas y hojas para evitar que se vuelva demasiado densa.

Verticilosis

La verticilosis es una enfermedad fúngica grave que suele afectar a las plantas en entornos con drenaje y ventilación pobres.

Este patógeno daña los canales de transporte de agua y nutrientes del olivo espinoso, haciendo que la planta se ponga lacia al no conseguir absorber agua. Las hojas amarillean y, finalmente, toda la planta muere. Una vez que detectes la enfermedad, debes cortar las hojas y ramas infectadas y quemarlas de inmediato; en casos graves, se debe eliminar la planta entera y desinfectar el suelo a su alrededor.

Áfidos

Los huevos de los áfidos sobreviven al invierno en los troncos de los árboles y eclosionan la primavera siguiente.

Las larvas de los áfidos se agrupan en las ramas jóvenes y en las hojas nuevas del olivo espinoso, chupando y alimentándose de la savia de la planta y haciendo que las hojas nuevas se deformen o incluso mueran.

Reducir la densidad de las ramas y aumentar la ventilación y la luz puede ayudar a reducir las probabilidades de una infestación de áfidos. Los áfidos pueden prevenirse y curarse con agua jabonosa o con pesticidas.

Insectos chupadores de savia

Los minadores del Elaeagnus son insectos que se alimentan de savia, pueden crear grupos fuertemente apiñados de pequeños puntos amarillos o blancos sobre las hojas.

Suelen congregarse en los capullos y hojas del olivo espinoso joven, deformándolos y marchitándolos, haciendo que se caigan antes y afectando al crecimiento normal de la planta. Además, secretan mielada y extienden moho negro en las plantas.

Poda las hojas infestadas de inmediato. Las infestaciones graves requieren de pesticidas.

Su planta presenta pequeños insectos amarillos, verde claro, negros o rojizos, que se distribuyen en grupos apretados en el reverso de las hojas y en la base de los nuevos brotes, o a lo largo de los tallos. Estos insectos pueden además dejar un rastro de pequeñas gotas de una sustancia pegajosa y transparente, que secretan naturalmente, o simples deposiciones en forma de puntos negros. Estas cosas indican la presencia de insectos chupadores de savia.

Tales insectos (ya sean áfidos, thrips, insectos escama, cicadélidos, ácaros, cochinillas blancas, y más) utilizan sus afiladas bocas para penetrar el tejido vegetal y succionar la savia del interior de la planta. Su pequeño tamaño los hace difíciles de detectar cuando son pocos, pero se reproducen rápidamente y una gran infestación puede poner en riesgo la sobrevivencia de la planta. Estos insectos son más abundantes en los meses cálidos, en que las plantas presentan su mayor crecimiento y una mayor circulación de savia en estas nuevas partes, que son además especialmente tiernas.

Si bien estos insectos rara vez matarán una planta por sí solos, pueden acabar por dejarla tan débil que ésta sucumba a cualquier otra enfermedad rápidamente. Pueden, además, servir ellos mismos como vectores de transmisión de dichas enfermedades, haciéndolos más peligrosos aún.

Soluciones

Pueden ser difíciles de detectar, puesto que suelen ser pequeños y situarse en partes de la planta ocultas a la vista. Si se aprecian signos de infestación, deben seguirse los siguientes pasos para erradicarla tempranamente:

Eliminar manualmente los insectos y especialmente sus cúmulos de huevos. Para ello puede utilizarse un trapo con agua jabonosa que ayude a despegarlos, revisando especialmente el reverso de las hojas y los brotes nuevos.

Utilizar un insecticida en espray que destruya estos insectos. Una mezcla de aceite de neem y jabón potásico, aplicado de acuerdo a las instrucciones del fabricante, resulta una excelente opción orgánica.

Introducir predadores naturales de estos insectos, como las mariquitas y las mantis, es la mejor solución a largo plazo para prevenir infestaciones de insectos chupadores de savia. Estos depredadores pueden ser adquiridos comercialmente e introducidos en el jardín, a la par que se les provee de un hábitat adecuado (cultivando una variedad de especies de plantas, por ejemplo).

Prevención

Las plantas sanas son menos sensibles a ataques de esta clase de insectos, por lo que mantenerlas bajo las condiciones adecuadas de fertilización (evitando fertilizar con nitrógeno en grandes cantidades, que estimula la producción masiva de savia y brotes tiernos), así como de luz y agua, es una buena forma de prevenir infestaciones. Remover las malas hierbas y estimular la presencia de depredadores son otras dos formas muy efectivas de prevenir los ataques de insectos chupadores de savia.

Marchitamiento de la planta

La totalidad de la planta puede secarse debido a acronecrosis o a procesos estacionales normales de pérdida de las hojas.

Tu planta se ha secado y se ha vuelto marrón, y no se observa ninguna parte verde en su tallo y hojas. Al apretar con cierta fuerza las hojas, estas crujen de una forma característica. Esto puede deberse a:

Falta de agua. Una falta absoluta de agua provocará irremediablemente la muerte de todas las células de la planta.
Un exceso deagua puede también causar la pudrición de las raíces, lo que impide que la planta sea capaz de adquirir nutrientes a través de estas y acaba por provocar su muerte.

El principio de su hibernación normal, característica de las plantas perennes en climas donde existen inviernos con temperaturas bajo cero o cercanas a cero. Los días más cortos suelen ser el estímulo que genera esta respuesta en las plantas.

La exposición a herbicidas y otras sustancias tóxicas provoca el marchitamiento y la muerte de la gran mayoría de las plantas.
Un exceso de fertilización puede también producir daños en las raíces al volver el suelo excesivamente ácido o salino, lo que afecta a la absorción de agua y acaba por destruir las células.

Una exposición excesiva al sol, especialmente en plantas que pertenecen naturalmente a zonas de sombra, o exposición insuficiente al sol, en el caso opuesto.

Para determinar si la planta está todavía viva y puede ser salvada, se puede:
Doblar una ramita. Si la ramita todavía se dobla, la planta está viva; si se rompe, su tejido está enteramente seco y la planta está muerta.

Rascar suavemente el tallo para ver si la superficie debajo de la corteza aún está verde. De ser así, la planta todavía está viva.

Podar un poco los extremos de la planta, para animarla a retoñar. Si no retoña pronto, lo más probable es que esté muerta.

Soluciones

La solución para el marchitamiento general de la planta, dependiendo de la causa de este, puede ser:

Ajustar el riego para garantizar que la tierra alrededor de la planta no esté nunca ni completamente seca ni sobresaturada de agua.

Podar el follaje muerto, regar y fertilizar ligeramente para animar a la planta a producir nuevo crecimiento.

Trasladar la planta a un lugar adecuado, ya sea incrementando o reduciendo su exposición al sol.

Reducir la aplicación de fertilizantes, sobre todo replantando en macetas nuevas con tierra nueva aquellas plantas en maceta que sufran por esta causa.

Esperar a comienzos de la primavera, por si el marchitamiento se debe al comienzo del invierno. Abstenerse de regar, o regar en muy baja cantidad, mientras las temperaturas sean bajas o estén por debajo del punto de congelación.

Prevención

Los métodos efectivos de prevención son aquellos que aseguran que la planta está en un ambiente apropiado:

Proveer un riego apropiado para la especie y para las condiciones ambientales normales. Una buena norma general es no regar hasta que la tierra se haya comenzado a secar desde la última vez.

Ubicar las plantas en un entorno apropiado, en el que reciban las horas de sol adecuadas y se encuentren expuestas a temperaturas ideales.

Proveer condiciones ideales de fertilidad. La mayoría de las plantas sólo requiere fertilización una o dos veces al año; no es necesario excederse.

Mantener las plantas alejadas de sustancias tóxicas, como herbicidas, combustible o productos de limpieza.

Envejecimiento

El envejecimiento natural puede provocar que las hojas se vuelvan amarillas y se sequen.

Independientemente del tipo de planta o del lugar donde se cultive, en algún momento comenzará su envejecimiento. Este es un proceso natural e inevitable que ocurre cuando la planta ha completado todas las etapas de su vida.

Las plantas anuales pasan por este proceso al final de una sola temporada de crecimiento. Las plantas perennes viven durante varios años, si no decenas o cientos de años, pero aun así mostrarán estos síntomas.

Análisis de los síntomas

Cuando las plantas han progresado a través de sus etapas de desarrollo natural y se acercan al final de su ciclo de vida, comienzan a mostrar signos de declive. Las hojas se empiezan a amarillear e inclinar, y con el tiempo se vuelven marrones como el papel y se secan.

Una vez que están completamente secas, las hojas comienzan a caer de la planta hasta que toda la planta se seca.

Al final de su vida, la codificación genética dentro de la planta aumenta la producción de etileno, una fitohormona que controla la senescencia o el envejecimiento natural y la muerte. La división celular se detiene y la planta comienza a catabolizar recursos para usarlos en otras partes de la planta.

Mientras esto sucede, los tejidos comienzan a amarillearse y secarse hasta que toda la planta se deseca y muere.

Soluciones

Si el amarilleo y el secado de las hojas y flores es una progresión natural debido a la edad, no se puede hacer nada para retardar o detener el proceso. Una vez que las hormonas dentro de la planta comienzan el proceso de senescencia, es irreversible.

Prevención

Desafortunadamente, no hay forma de evitar que las plantas mueran por «vejez». Para ayudar a prolongar su vida y posponer los síntomas del envejecimiento durante el mayor tiempo posible, debes cuidarlas dándoles suficiente agua, fertilizándolas adecuadamente y asegurándote de que reciban suficiente luz solar.

Escarabajo de las hojas

Los escarabajo de las hojas tienen un tamaño comprendido entre los 1.5 mm y los 2 cm. Tanto los escarabajos adultos como sus larvas se alimentan de las hojas de muy diversos tipos de plantas. Hay más de 35 000 especies diferentes de escarabajo de las hojas, presentándose en una variedad de colores que incluye el oro y el verde o las franjas amarillas y rojas. Algunos de ellos han sido confundidos a veces con mariquitas, debido a su forma y color. Pueden ser ovalados, redondos o alargados.

Estas plagas de insectos son más activas en primavera y verano.

Si no se controlan, los escarabajo de las hojas pueden hacer mucho daño a los cultivos de hortalizas y plantas ornamentales.

Se alimentan de las hojas, flores, tallos, raíces y frutos de diferentes especies, y pueden volar, lo que significa que les resulta sencillo moverse de una planta a otra. Algunas variedades de escarabajo de las hojas solo atacan a un cultivo específico, mientras que otras asaltan a un gran número de ellos. Aunque gran parte del daño que causan es cosmético, una infestación puede debilitar a una planta y dejarla indefensa ante otras enfermedades más problemáticas.

Análisis de los síntomas

Los primeros signos de infestación del escarabajo de las hojas son los pequeños agujeros visibles en las hojas. Las hojas se decoloran y se pueden apreciar los oscuros excrementos del escarabajo. A medida que las hojas se vuelven amarillas y marrones, caen de la planta al suelo. Algunas hojas aparecerán esqueletizadas, tan solo manteniendo su nervadura.

La infestación comienza en primavera, cuando los escarabajos adultos emergen del suelo y ponen sus huevos en las hojas de las plantas. Cuando estos huevos eclosionan, las jóvenes ninfas comienzan a masticar las hojas a medida que van creciendo.

Una vez que los escarabajo de las hojas son maduros y alcanzan un gran tamaño, caen al suelo. Una vez en tierra, se transforman en pupas durante el invierno, antes de comenzar nuevamente el ciclo.

Los escarabajo de las hojas también realizan agujeros en frutas y verduras. Estos son perceptibles en forma de pequeños y redondos orificios que pueden presentar un área marrón más grande rodeándolos.

Soluciones en casos leves:

Retira los escarabajos, las ninfas y los huevos. Elimina todas las distintas formas del ciclo vital de los escarabajos y colócalas en un cubo con agua tibia y jabón.

Será más sencillo si pones el cubo debajo de las hojas afectadas y agitas la planta. Este método es más efectivo por la tarde, cuando los escarabajo de las hojas tienen una mayor actividad.

Desecha siempre los insectos en una bolsa o recipiente sellado para evitar que se escapen y se propaguen.

Para tratar infestaciones más graves:

Emplea insecticidas orgánicos. Usa insecticidas de origen natural antes de pasar a los insecticidas sintéticos.

El aceite de neem y el piretro son insecticidas de origen natural que deben siempre aplicarse siguiendo las instrucciones de la etiqueta.

Emplea insecticidas sintéticos. Algunos ejemplos de insecticidas eficaces contra escarabajo de las hojas son el carbaril, la permetrina y la bifentrina. Aplica los insecticidas siguiendo siempre las instrucciones de la etiqueta.

Prevención

Para prevenir infestaciones de losescarabajo de las hojas, toma las siguientes medidas:

Revisa regularmente la presencia de escarabajos. Para prevenir grandes infestaciones de plagas, se proactivo, revisa con frecuencia las plantas en busca de plagas y elimínalas rápidamente.

Limpia los escombros. Quita las malas hierbas y los desechos para descartar áreas donde los escarabajos puedan pasar el invierno y esconderse.

Atrae a depredadores naturales. Las aves y otros insectos, como las avispas o las mariquitas, son efectivos depredadores naturales de los escarabajo de las hojas. Atráelos a tu jardín mediante una variedad de plantas que les proporcione hábitat y alimento. Además, evita aplicar herbicidas de amplio espectro que puedan dañar y matar insectos beneficiosos para tu jardín.

Cultiva hierbas aromáticas junto a ella, como la menta, el ajo o el romero, ya que estas pueden repeler a los escarabajo de las hojas.

Arañas rojas

Los ácaros son muy pequeños, rara vez más grandes que 4 mm, y difíciles de ver. Suelen ser rojos o amarillos y se alimentan de la savia de la planta.

Las arañas rojas son plagas muy molestas que pueden darse tanto en cultivos de interior como de exterior. Afectan a todo tipo de plantas, desde arbustos hasta cultivos de hortalizas y todo lo que hay entre ellos. Estas pequeñas plagas se alimentan de la savia que hay dentro de las hojas o agujas, causando síntomas que son fáciles de confundir con el estrés por falta de agua. Las infestaciones graves pueden provocar la muerte de la planta.

Estas plagas están estrechamente emparentadas con las arañas, pero no generan los beneficios contra las infestaciones que nos brindan sus parientes arácnidos. Son extremadamente pequeñas, con una longitud aproximada de 0.5 mm presentan tonalidades que van del amarillo al naranja. Cuando las infestaciones no son controladas, pueden atrofiar gravemente el crecimiento de las plantas o incluso matarlas.

Análisis de los síntomas

Las arañas rojas emplean sus estructuras bucales perforantes y succionadoras para alimentarse de la savia que está presente en la parte inferior de las agujas y hojas. Esta actividad puede provocar el desarrollo de pequeñas manchas blancas o amarillas en el tejido de la planta y evolucionar hasta un blanqueamiento o enmarronamiento total de la hoja. Este proceso alimenticio puede llevar también al desarrollo atrofiado e inconsistente de las nuevas flores y hojas.

Aunque los ácaros individuales pueden ser demasiado pequeños para ser observados con facilidad, estos crean una visible telaraña que resulta el signo más aparente y característico de la infestación de las arañas rojas. La red fija los huevos de la próxima generación a la hoja.

Los huevos pueden sobrevivir en condiciones invernales, aunque no eclosionan hasta que el clima es cálido y seco. Las temperaturas más cálidas aumentan su tasa de desarrollo, y durante el periodo veraniego o con temperaturas interiores cálidas las colonias de arañas rojas pueden reproducirse semanal o quincenalmente.

En casos de infestación grave, las hojas pueden empezar a caer y, si no se aplica un tratamiento, la planta entera puede atrofiarse o incluso morir.

Soluciones

Pasos a seguir para eliminar las arañas rojas de las plantas:

Elimina físicamente los ácaros de las plantas.

Enjuaga las hojas de las plantas de interior: rocíalas con una manguera o límpialas con un paño húmedo y jabonoso.
Aplica aceite de neem o aceite hortícola en forma de aerosol: ambos son fáciles de usar y actúan con rapidez contra los ácaros en interiores y en el jardín

Emplea un miticida. Una pulverización extensiva de miticida puede eliminar grandes poblaciones de arañas rojas en el jardín.

Sin embargo, también se corre el riesgo de acabar con ácaros benéficos que se alimenten de plagas dañinas.

Usa enemigos naturales como escarabajos y ácaros depredadores para controlar las poblaciones.

Los pesticidas de larga duración como la permetrina y la bifentrina son efectivos, pero pueden alejar de tu jardín a insectos benéficos.

Prevención

La mejor manera de evitar las infestaciones de arañas rojas es mantener las plantas lo más sanas posible. Proporciónales cantidades adecuadas de agua, luz solar y fertilizante dependiendo de sus necesidades específicas. Además, toma las siguientes medidas:

Inspecciona las plantas regularmente en busca de arañas rojas. Hazlo cada tres días si la condición ambiental es cálida y seca.

Quita el polvo o enjuaga las hojas de las plantas de interior de forma regular.

Garantízales al menos un par de centímetros de agua por semana.

No las fertilices durante periodos de sequía.

Selecciona plantas que sean capaces de soportar condiciones de sequía con facilidad.

Limpia el jardín o el área de crecimiento tras cada ciclo de cultivo.

Elimina todas las malas hierbas, ya que estas pueden servir como huésped para las arañas rojas.

Otras plagas o enfermedades

Además, a continuación se detallan otras plagas y enfermedades menos comunes que requieren tu atención.

Moho en polvo, antracnosis, cancro, ácaros.

– Fuentes: Gardenatlas, Ecured, guiaverde, viveelprogreso, guiaverde, verdeesvida, arbolapp.

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Seremos nosotros alienígenas?

¿Seremos nosotros alienígenas?

Era bien pequeña cuando ya escuchaba a mi padre decir que probablemente seríamos nosotros los extraterrestres. Después...

Nunca me marché

Nunca me marché

Ya lo sabes. Nunca me marché. Es algo maravilloso, mi alma sigue caminando junto a la tuya, junto a las vuestras,...

Compañero de una maga

Compañero de una maga

Mi hombre. El que peregrina a mi lado, es el compañero de una maga. Al menos es lo que intuyo ser desde que tengo...