Historias que sanan

Escrito por Marié

6 de enero de 2023

Creo que hay historias que sanan a quien las lee buscando la verdad escondida.

 

Los cuentos pueden considerarse como medios para muchas cosas. Personalmente me gusta usarlos como ayuda en ciertas dificultades emocionales.

 

 

Pienso que desde tiempos ancestrales hay historias que sirven para sanar el alma.

 

Hay que tener en cuenta, como parte fundamental, a la persona que nos cuenta el cuento.

Dependiendo de si es o no un buen o buena cuentacuentos, el cuento servirá o no para sanar.

¡Y como para todo, para eso hay que nacer!.

Si algún niño, joven o adulto les pregunta para qué sirve su cuento, suelen responder que para ayudar a sanar alguna herida.

En alguna ocasión, el cuentacuentos se queda ensimismado mirando no se sabe muy bien a donde, y comienza a hablar como en un ligero trance…

– Lo que hoy os voy a relatar está fabricado con un veneno, la esencia de una planta diluida en amor y lo voy a utilizar como vacuna para sanaros el alma.

– Para eso se utilizan los cuentos y vosotros tenéis que usarlos para llegar al origen de vuestro dolor.

– Quizás necesitéis de un sacrificio, un esfuerzo y un poco de voluntad, o quizás un poco de sudor o lágrimas, quizás algo de sangre e incluso saliva para sanar…

– Y con todo ello podréis fabricar una especie de bálsamo, ungüento, pomada o como queráis llamarlo, que sirva para introducir en las grietas que se formaron por vuestras heridas.

– Si es vuestro deseo, podéis suavizarlo con ceniza de vuestros inciensos.

– Con esencia de vuestros jazmines.

– Con miel de vuestros cantuesos.

– O con gotas de agua estancada donde viven vuestras más maravillosas flores de loto…

– Todas esas flores nacieron quizás de alguna gota derramada por la sangre de vuestras heridas…

… Por eso pueden ser usadas para sanaros.

– El cuento de hoy viaja a lomos de un caballo alado que transporta sonrisas.

– O de un caballito de mar que viaja a través de océanos y que puede atravesar mundos húmedos y cálidos.

– También puede ser contado por una suave marta a la que podéis acariciar mientras ella os ayuda a llegar a ese dolor escondido…

– ¡La caricia a un animal activa partes de vuestro cerebro que permanecen dormidas…!

– Y así viajaréis a ese precioso sueño que ayude a descorrer el velo del despertar.

– ¿Queréis que invente alguno para vosotros?

– ¡ Siiiií… ¡!

– Continuad leyendo y caminemos de la mano sobre esta historia, mi corazón os hablará para que entendáis el mensaje.

– Pero antes tenéis que elegir protagonistas y temas… Vamos a fabricarlo juntos…

– ¿Lobos, conejos, serpientes, pájaros o tortugas…; Luna, estrellas, cometas o globos celestes…; Niñas, mujeres, ancianas, diosas, magas, sacerdotisas o sabías…; Niños, hombres, ancianos, brujos, chamanes, ancestros o sabios…; Playas, desfiladeros, océanos, bosques o acantilados…; Amores, dolores, rencores o heridas…; Soledad, ansiedad, nostalgia, sonrisas, esperanza o libertad.?

– Y otra cuestión. ¿El objetivo? Búsqueda interior, mensajes ocultos, reencuentros internos o externos, despertar espiritual, fantasía, ficción, recuerdos antiguos, perdones, sanación profunda, conocimiento, hechizos, conjuros, pócimas… Magia.

– Tenemos que encontrar las palabras adecuadas que nos ayuden a sentir emociones, paz, amor, tranquilidad… Todo lo que el alma ansía para poder empedrar adecuadamente nuestro camino e ir siempre adelante, aunque sea a través de la vista velada por lágrimas.

– Elige tus lágrimas: amor, dolor, tristeza, emoción… risa.

– Pequeñas o grandes joyas cargadas de belleza, sabiduría, verdad y vida, que atrapen tus momentos y llenen tu corazón de emociones.

– ¿Me permites compartir contigo cada pequeño o gran secreto del proceso de creación de la siguiente historia? ¿Quieres participar activamente de este mágico ritual de crecimiento?

– La intención es crear una perspectiva desde la que se pueda lograr una vida plena partiendo del retorno de usar historias para conocer nuestra parte sagrada.

– Esta en particular está naciendo hoy y me tomo la libertad de preguntaros si queréis apuntaros a un viaje donde existen todas  las infinitas posibilidades que nos rodean.

– Será un camino conjunto. Cada palabra y cada silencio nos podrán ayudar dándonos la clave para la siguiente etapa… Guiándonos a conseguir un crecimiento consciente y en infinitos planos.

– ¿Comenzamos?

– Bienvenidos a mi navío, este embarque es para tu transformación, una vez que comience es irreversible.

Desde que subes a bordo y aunque te bajes en el siguiente puerto, ya sea usando un bote salvavidas o a nado, nunca más vas a ser la misma persona.

En este viaje compartido añadirás cosas a tu equipaje, cosas que te van a ayudar a comprender que en la tierra firme de la que embarcas, no te habían mostrado nada igual… Plenitud. Éxtasis. Libertad.

Y también desde que subes a bordo puedes erigir puentes entre tu parte inconsciente y la consciente, de esta manera tú guía de nivel superior podrá acercarse a tí, como el sherpa que es, para que tu mundo interno sea cada vez más accesible.

¿Quieres aprender a hacer un mapa del tesoro?

Un gran mapa de tu vida que te permita interpretar tus íntimos deseos, tus sueños e ilusiones.

Vamos juntos a crear esa historia que te invite a escucharla sin interrupciones, desde el corazón.

A mí me ayudó a embarcar mi pareja, Edu.

¡Algo me conoce después de navegar 33 años juntos.!

Él me invitó a compartir mi vida marinera, a mostrar mis travesías.

Y en este crucero advertí por primera vez la sabiduría escondida en sitios desconocidos.

Pero tu magia personal la debes descubrir tú.

Hay océanos llenos de misterios en lo más profundo de sus simas, así es tu mente, podemos desembarcar juntos y enriquecidos con los tesoros encontrados entre las historias maravillosas que pueden crearse… Gratificantes risas y emotivas lágrimas…

Pídeme que cree el viaje de tus sueños, con todos esos datos de los que te he hablado.

Déjame ser la capitana para guiar el navío a puerto seguro. ¡Embárcate!

– ¿Y cuál es el límite?

– Aquel que tú te pongas.

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...