Noche de San Juan y Solsticio de Verano

Escrito por Marié

23 de junio de 2021

Llega una de las noches más esperadas del año

 

Noche de magia y de fuego, noche de fiesta y calor
hogueras, que dan al mar un singular resplandor.
La noche que cumple sueños, gentes que vienen y van
fuego, magia, agua, deseos, es la noche de San Juan.
Noche de hechizos de bruja, llenan de magia el momento,
purificación de almas, promesas y juramentos.
Y se envuelven con la fiesta, conjuros, fuego de velas,
y salen de nuestros cuerpos penas que arden en la hoguera.
Vuelven las ilusiones, cumpliéndose los anhelos,
la noche se ha puesto en marcha, noche de magia y de fuego.
El verano ya ha llegado, se marchó la primavera,
y con ella se ha de ir todo, todo lo malo en la hoguera.
Vuelve a pedir un deseo, esta vez se cumplirá,
que los sueños no se apaguen, con la hoguera de San Juan.

 

Como cada año, el verano es la estación más esperada por la mayoría de personas. Y no hay mejor excusa que esta mágica noche para celebrar como se merece el inicio de la época estival. Este año la esperamos ansiosos tras estos años confusos … Entre la 3:32 y las 05:32 del 21 de junio se terminó la primavera para dar paso a la nueva estación que durará hasta el 22 de septiembre. Noche de San Juan y Solsticio de Verano.

Como cada año, la Tierra se prepara para girar en la elíptica. Y aunque, es la Tierra quien se mueve, es el Sol quien da visibilidad al cambio. Durante tres días, el Sol en su máximo zenit, reactiva nuestra energía y nos llena de Fuerza, en un ciclo que termina y uno nuevo, lleno de magia, que comienza.

En la máxima luz, en el día más largo, se contempla la oscuridad y se le da la bienvenida. La Puerta Solsticial se abre, haciendo visible lo invisible. Al honrar lo oculto, se llenan de fuerza y bendiciones los anhelos del alma, que encontrarán el camino para manifestarse en el siguiente ciclo.

Etimologicamente

La palabra solsticio viene del latín solstitium (sol sistere), que significa “Sol quieto”. Nuestra estrella alcanza en ese instante su punto más alto, más al norte, en el movimiento aparente que describe en el cielo a lo largo del año. Tras ese instante, el Sol “reinicia su recorrido” hacia el sur. Parece que se queda quieto para luego volver a subir en el cielo.

Atrás en el tiempo, cuando la sociedad estaba más basada económicamente y culturalmente en la agricultura, la noche de San Juan, era una noche llena magia y poder. Las hadas y dioses estaban sueltos, vivían a nuestro alrededor hechizados por nuestros campos ya cumplidos.

En esta noche los agricultores agradecían las cosechas, la fruta, el calor el verano y las horas que el día nos había brindado para trabajar y por supuesto disfrutar del merecido descanso con diferentes diversiones. Noche de San Juan y Solsticio de Verano.

Se aprovechaba ese justo momento para orar por la fecundidad de la tierra, además de hacerlo también por la fecundidad de las personas.
A partir de esta fecha, los días comienzan a ser más cortos y utilizaban las hogueras y algunos ritos para simbolizar el poder del sol y ayudar a renovar las energías.

Danza, saltos, purificacion

Aprovechaban las cimas de montes, los ríos, las calles y plazas de las aldeas para los fuegos. Saltaban, danzaban alrededor como protección y purificación de energías densas, y como seguro para el renacer de Helios (dios del sol) a la vida, el astro rey. De esta manera, querian conseguír prolongar la luz, cuando los días comenzaban a decrecer.

La calidez y el tiempo de ocio que trae consigo el verano anima a disfrutar más las noches a pesar de que estas sean más cortas. En términos astronómicos, la nueva estación dejará presenciar en agosto la famosa lluvia de estrellas de las Perseidas o la formación estelar conocida como el Triángulo de Verano.

La noche más corta del año, celebrada desde el comienzo de la humanidad

Una noche de magia, de rito, de superstición, de luminarias, de frescor y de calor a la vez.

De buenas nuevas y de deseos de buenaventura.

Noche de San Juan y Solsticio de Verano, noche de luz. Noche de arena y noche de canciones.

Fuego y agua se conjugan cada 23 de junio en la Noche de San Juan, una velada que anuncia el comienzo del verano.
Pese a la creencia popular, la celebración no coincide con el solsticio de verano —21 de junio—, si bien su proximidad no es casual, pues se debe a la adaptación del rito pagano al calendario del cristianismo.

Desentrañando las costumbres

La costumbre de encender el fuego se remonta a épocas anteriores a esta religión, pero como ocurrió con tantas otras fiestas populares tomó un nuevo sentido al hacerla coincidir con el nacimiento de San Juan Bautista, que según la Biblia fue anunciado con lumbres por su padre, Zacarías.

Con la llegada del cristianismo, esta celebración fue cambiando aunque sigue manteniendo su esencia. Muchas de las fechas utilizadas en las celebraciones paganas durante los inicios del cristianismo se han ido conservando hasta la actualidad, una de ellas es la noche de San Juan.

Se dice que es la noche más mágica del año. Y la más soñada. O de las más soñadas.

Nace el color en playas, en ciudades, en pueblos…
Y se hace la candela con su ardor…
Las hogueras dan la bienvenida al verano…
Se encienden los buenos deseos, para todos…
Tantos deseos como variedad de rituales…

Elementos y Tradiciones en el Solsticio de Verano

El agua y el fuego son los elementos centrales de los rituales de estas noches mágicas.

La celebración solsticial honra y retiene la energía del Elemento Fuego. El carácter del fuego hincha las semillas y madura los frutos. Honrar el Fuego es reconocer su temple en la forja del carácter y, atraer a nuestra vida, la Pasión y la Fortaleza, que este elemento brinda.

El elemento Agua, símbolo de Vida, garantiza la continuidad de la existencia. Bautizando el nuevo comienzo con la máxima bondad del antiguo. Sumergirse en el Agua, nos acerca al mito de la Gran Madre. Bendecidos en su vientre, en ella descansamos, somos sostenidos y renovados. Noche de San Juan y Solsticio de Verano.

Rituales

En España cada localidad tiene sus típicas tradiciones. Según la geografía:

En el sur, suelen prender muñecos de trapo u otro material en las hogueras mientras que en Menorca, al coincidir con las fiestas patronales, tienen un ambiente muy medieval, mezclando las hogueras con los característicos caballos y sus jinetes.

Saltar la hoguera: quizá el más extendido en toda España. Aunque con diferentes matices según la zona geográfica.
Por ejemplo en Galicia hay que saltar nueve veces por encima de las llamas, pero en Alicante y Valencia solo siete para que así se cumplan los deseos.

Fuego Sagrado. El Fuego en la Noche. Bailar alrededor del fuego, como la tierra danza alrededor del sol, es una celebración-ritual de paso. Quemar en él lo viejo y/o saltarlo, es una forma de concluir un ciclo, y atraer la chispa divina a nuestra vida.

Con hierbas

Trenza de flores. Para las parejas que quieran consolidar su amor. Consiste en lanzar una trenza de flores a la persona que amas mientras saltas. Para que el ritual cumpla su cometido la amada o el amado tiene que recoger la trenza antes de que caiga al suelo.

Hierbas aromáticas. Se han propagado mitos a este respecto. Junio es época de floración. La naturaleza se llena de bellas flores que, en su máxima expresión, vuelcan todas sus propiedades mágicas o medicinales en rituales y elixires. La tradición dicta, que el atardecer del 23 de Junio, es el momento perfecto para la recolección de ciertas flores y hierbas Sagradas. Las flores varían según el lugar, y las más buscadas son: Muerdago, Verbena, Hipérico, Hinojo, Romero, Hierba Luisa, Malva, Dedalera y Flores de Saúco. También se recogen otras hierbas/flores mágicas propicias, tales como: el Helecho, el Laurel, la Rosa o el Torvisco.

El ritual es sencillo: Recolectar un determinado número de flores y hierbas (3,7 ó 9) y dejarlas en agua toda la noche, para lavarse con ellas a la mañana siguiente. Esta agua-colonia repele los malos espíritus, y atrae la buena fortuna.

Crea un Amuleto herbal: Con las plantas recogidas en la noche de San Juan se realizan amuletos. Cuélgalas en un lugar oscuro  y fresco. Una vez secas, desmenúzalas y rellena un saquito de tela. Atalo con un hilo rojo, y llévalo contigo.

La hiedra consigue lo que quiere. Otro ritual bastante curioso. Colocar una rama de hiedra debajo de la almohada. Acompañada con un deseo y la cera fría de una vela blanca consumida esa misma noche.

Referida al amor. Para atraerlo. Consiste en encender dos velas rojas en la habitación, escribir el nombre la persona amada en un papel y guardarlo junto a la cera fría de las velas una vez consumidas. Noche de San Juan y Solsticio de Verano.

Con agua

Darse un baño nocturno es otro de los rituales. Sobre todo en aquellas personas que viven cerca del mar, o que pueden desplazarse a una playa sin problemas. El baño es un símbolo de salud, de eliminación de energías negativas. También sirve lavarse el cuerpo y la cara si no existen opciones de bañarse en el mar. En Andalucía es usual lavarse la cara a medianoche para conseguir salud para todo el año. Eso sí: no hay que mirarse en el espejo. Pues de lo contrario el hechizo no tendrá ningún efecto.

Saltar las olas. Un rito imprescindible si el ritual es en la playa. Eso sí: nueve olas y siempre de espaldas al mar. Recitar:

En la Oscuridad, palabras
tan cerca, tan lejos…
Cadenas que rompen,
patrones se quiebran.
Alegria e inquietud por renacer.

 

El sendero se estrecha
y en la Oscuridad me sostienes
cuando actuo, cuando paro…

 

Me entrego al cambio…

Otros rituales

Hacer una cruz en los árboles a medianoche para que se cumplan las promesas y se mantengan durante toda la vida.

Poner siete velas en una superficie cubierta con una tela roja para atraer la pasión, el valor y la protección, entre otras virtudes.

Enterrar un trozo de vela que haya ardido durante la Noche de San Juan para pedir la fertilidad de la tierra y de las cosechas.

Recoger nueve flores de cualquier tipo y colocarlas bajo la almohada para tener sueños que desvelen aspectos sobre el futuro.

Beber agua de un manantial recogida la mañana siguiente de la Noche de San Juan para ahuyentar el mal de ojo.

Escribir en un papel los deseos que quieres que se cumplan y quemarlo.

Danza ritual: La noche de San Juan, es tiempo de celebración, de danza ritual, danza circular, danza libre. Honra,  con tu cuerpo, el curso de la Tierra en el firmamento. Disfruta del movimiento, e impregna cada una de tus células con la Magia de este momento.

Sexo y tradiciones sensuales del día más largo del año

Llámalo amor, llámalo romance, llámalo sensualidad. Anímate y llámalo lujuria si quieres. Llámalo como quieras, pero el solsticio de verano tiene una historia de alborotar corazones y libidos.

Ahora dirijamos nuestra atención a lo que realmente tenemos en mente: el lado romántico y sexi del solsticio: bailar alrededor de un árbol de mayo, un símbolo que algunos ven como fálico. Muchos niños nacian nueve meses después del solsticio de verano.

En estos días, el festival es más una excusa para que las mujeres intercambien bromas obscenas. Las mujeres mayores siempre parecian inventar las rimas más sucias.

Otras regiones

Pese a que esta fiesta es muy conocida en España y Portugal, también se lleva a cabo en otros lugares del mundo como Reino Unido, Noruega o América del Sur, entre otros. No obstante, todas tienen un elemento en común: las hogueras, ya sea para atraer la buena suerte o para alejar los malos espíritus.

En Irlanda, la Noche de San Juan, se hacen ofrendas con velas, fuegos artificiales, y las colinas se llenan de fuegos. Los participantes son bendecidos y protegidos de todo mal, que pueda acaecer en su vida. Si celebras esta noche en la campiña irlandesa, podrás contemplar los fuegos brillar en las colinas a tu alrededor, y sentir la Magia Viva.

En Cornualles, los antiguos miraban las colinas llenas de fueguecitos, y según lo que veían predecían su futuro.

También es costumbre repartir las cenizas del fuego de San Juan por los campos, para impregnarles de su poder transformador y fertilizante.

¡Que cada uno haga el ritual que mejor venga a su situación en la noche de San Juan y Solsticio de Verano!

¡Feliz verano!

Mitoligia

Diosas celebradas en el Solsticio de Verano:

En el Solsticio de Verano, en la antigua Creta, daba comienzo el año nuevo. Tiempo que marcaba la preparación ritual para la salida de sirio, cuarenta días despues.

La Potnia Theron representa la Madre Naturaleza, siempre acompañada de dos animales. Es una de las divinidades más antiguas y misteriosas, pero nos llega poca informacion de la Gran Dama.

Invocarla en Solsticio es una llamada a despertar su fuerza arrolladora y su poder para caminar entre mundos. Para potenciar sus dones, se realizaban libaciones con miel.

Aine, Diosa celta. Es reverenciada por no asustarse del ataque de un mortal. La adveridad forja su caracter. Se celebra en la noche del Solsticio o en San Juan. Su energía atrae Amor, Abundancia y Prosperidad.

Cabe destacar que a lo largo del día 21 de junio, en el hemisferio norte, vivimos el día más largo y la noche más corta mientras que en el hemisferio sur, se vive el día más corto y la noche más larga. De todos modos, a pesar de que el 21 damos la bienvenida a la llegada del verano, no es hasta la noche del 23 o el 24 de junio cuando se festeja la llegada del solsticio de verano.

Tradiciones

En Irlanda, existe la tradición, de que los hombres suban corriendo con antorchas su colina, Cnoc Aine, en esta noche mágica, para ser agraciados con una cosecha abundante. En la creencia de que Aine realiza esta misma procesión desde el otro mundo, bendiciendo la tierra y la cosecha a su paso.

Las hadas se hacen visibles. En la puerta generada por el solsticio, las hadas, con sus mejores galas, desfilan por la tierra siguiendo a su Gran Reina. Estos bellos seres se reúnen en círculos para cantar, danzar y bailar hasta el amanecer.

Aunque la tradición indica que las hadas no han de ser molestadas, el hecho de se acerquen a nosotros, propicia un buen momento para contemplarlas. Eso sí, pídeles antes permiso, para evitar tanto sus travesuras, como su mal genio. Noche de San Juan y Solsticio de Verano.

Fuentes: Lavanguardia, nationalgeographic, hijasdelatierra…otros

Reflexion

Así fue en la antigüedad y ahora quedan reminiscencias. El escenario de los ritos sigue siendo el mismo y el guion muy parecido. Aunque ha evolucionado por otros derroteros. La magia continua viva, pero la forma de vivirla es diferente. Se ha ido desdibujando quedando deslucida a través de los años, pero los corazones, por su cuenta recuerdan las antiguas tradiciones y nos las acercan.

La peregrina compañera, esa bella y enigmática sanjuanera nocturna que nos susurraba con el hechizo de unos ojos azules como el mar, cayó en el olvido. Al igual que los adornos de rosas con el que las campesinas vestían sus cabellos.

Cambios

Algo se perdió en la noche de los tiempos, ya no se abrazan apasionados los mozos al calor de las hogueras, de sus propios cuerpos y envueltos en el aroma embriagador del romero en la noche. Magia y purificación en la madrugada, sin cantar el trebole.

Ahora, como todo, es más físico, música mas estridente, más anonimato y menos intimidad en las celebraciones.

Noche de San Juan y Solsticio de Verano, me trae recuerdos de La dama del alba de Alejandro Casona… Lo leí hace más o menos 35 años, nació el mismo año que mi padre: 1944:
Condenada siempre a matar sin poder morir.
Sentir como me usan las personas unas contra otras a su antojo, sin dejarme llebar por mi propio fluir.
Si me dejaseis, los nudos serian desatados con amor y ternura.
Dejaria en los rostros una sonrisa de paz, en lugar de dolor, al filo de la madrugada.

 

¡Vive y disfruta a tu manera la magia de la noche de San Juan y la llegada del Solsticio de Verano!

 

¡Namasté!

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...