Medita medita medita

Escrito por Marié

1 de enero de 2024

Meditar es el único sanalotodo, una panacea que tiene demostración científica desde hace bastantes años. Cuando entrenas consigues lo que quieres, así que medita medita medita, como el mejor de los entrenamientos.

A mis manos llegó un artículo, que guardé en mis archivos, publicado en mazo de 2006 en el que aseguran que la actividad a partir de la electroencefalografía comienza a disminuir como resultado de la práctica de la meditación.

El sistema nervioso humano se compone de un sistema parasimpático, que trabaja para regular el ritmo cardíaco, la respiración y las otras funciones motoras involuntarias. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) afirmaron que: “Se cree que algunos tipos de meditación podrían funcionar al reducir la actividad del sistema nervioso simpático y al aumentar la actividad del sistema nervioso parasimpático”. — Psychological Bulletin

 Otro análisis sobre meditación que se remonta a 2003, encontró que la reducción del estrés basado en la atención del Mindfulness, puede ser considerablemente útil para personas con problemas físicos, emocionales o psicológicos.

Especialmente en el tratamiento del dolor crónico, la fibromialgia, pacientes con enfermedades “incurables” y en enfermedades coronarias. Observándose mejoras tanto a nivel físico como mental.

Investigaciones de Harvard muestran que hay una disminución en la respiración y un aumento de la frecuencia cardíaca y oxígeno en la sangre.

Se realizó un estudio que involucró la participación de un grupo de estudiantes universitarios, a quienes se pidió usar una técnica de meditación llamada entrenamiento cuerpo-mente integradora.

En ella se implica relajación corporal, imágenes mentales y entrenamiento de la mente.

Se llegó a la conclusión de que “la meditación puede mejorar la integridad y la eficiencia de ciertas conexiones en el cerebro”.

Todo ello a través de un aumento en el número de conexiones y su robustez, los escáneres cerebrales mostraron fuertes cambios de la materia blanca en la corteza cingulada anterior del cerebro.

En 2011 un estudio de la función de la Meditación Trascendental en la reducción de la presión arterial fue programado para su publicación en la revista Archives of Internal Medicine.

Fue retirado 12 minutos antes del momento de la publicación y fue publicado posteriormente por la Asociación Americana del Corazón en 2013, y titulado “Más allá de los medicamentos y la dieta: abordajes alternativos para reducir la presión arterial: una declaración científica de la American Heart Association”.

El estudio revisó la investigación existente sobre los efectos de los tratamientos alternativos, incluyendo varias técnicas de meditación, relajación y técnicas energéticas.

El estudio concluyó que la meditación podría considerarse en la práctica clínica para disminuir la presión arterial.

Fue dirigido por Robert Brook y escrito por un equipo de investigadores en nombre de la Comisión de Educación Profesional American Heart Association del Consejo de Investigación de la presión arterial alta, el Consejo de Enfermería Cardiovascular, Consejo de Epidemiología y Prevención, y del Consejo sobre Nutrición, Actividad Física y Metabolismo. — Asociación americana del corazón.

 

Beneficios de la meditación

 

La primera y más importante, porque gracias a ella se ponen en movimiento el resto de engranajes, es la disminución de los niveles de estrés.

 

Como primera consecuencia, va reduciendo de forma significativa los síntomas asociados a él, como ansiedad, estados depresivos, angustias, miedos, y debido a todo ello, reducción en los niveles de dolor crónico.

 

Incrementa la capacidad de vivir el presente, nos ayuda a vivir cada situación desde la presencia.

 

Aumenta la neuroplasticidad cerebral, que es la capacidad que tiene el cerebro para recuperarse, reestructurarse y adaptarse a nuevas situaciones.

 

Nos ayuda a tener un sueño más profundo, provocando un mejor descanso. Mejora el insomnio.

 

Ayuda en una mejor conexión cerebral, los lóbulos temporal y parietal se asocian para mejorar la comprensión de las infinitas posibilidades que se abren a nosotros, incrementando así la empatía y la compasión.

 

Como consecuencia final de todos los preciosos beneficios, mejora la calidad de vida de sus practicantes.

Estos beneficios están avalados por estudios científicos que llevan realizándose desde hace bastantes años, ellos aconsejan la meditación por sus utilidad directa para mejorar nuestra salud.

 

Una técnica milenaria, que en mi familia se ha utilizado desde que recuerdo sin darle un nombre, no solo es efectiva como técnica para el bienestar propio sino como técnica complementaria de autosanación. Es un método económico y eficaz, sin efectos secundarios negativos, solamente tiene efectos positivos si lo añades como rutina en tu vida.

Para mí es algo importante, tan crucial como ejercitar nuestro cuerpo para estar saludables, tonificados y con una buena flexibilidad. Para mí, al menos, lo es, tener nuestra mente entrenada para ayudar a mejorar el funcionamiento mental mediante técnicas como la meditación, el Reiki, otras terapias energéticas, visualizaciones, maneras de regular nuestra parte emocional, vivir la vida conscientemente, conectados, generando emociones positivas para intentar prevenir algún posible deterioro mental.

En mi vida, como he dicho, ha estado presente desde que recuerdo, sin darle un nombre y con los ojos abiertos.

Te preguntarás que es la meditación con los ojos abiertos. Es la manera de esta presente en cada instante vivido, totalmente consciente, absolutamente despierto, en constante meditación.

Después de tener conciencia de esto, busque información y encontré que en ciertas tradiciones en las que se medita, se hace con los ojos abiertos.

Creo que es algo importante, al menos lo es para mí. Mi padre era consciente de mi forma de ser y de mi sensibilidad frente a cualquier distracción exterior, así que me enseñó a estar presente en todas mis actividades.

Él me invitaba a cerrar los ojos, a pensar en el trabajo que fuese a hacer y cuando estuviese totalmente enfocada, a abrir mis ojos y ponerme a ello. ¿Qué es esto si no una meditación consciente con los ojos abiertos? Aunque el no lo llamaba de ninguna forma.

Una vez comenzado el trabajo, me invitaba a acomodar mi respiración con cada movimiento que hacía.

De este ejemplo, mis recuerdos se acercan más a mis actividades ayudándole en su trabajo, que a mis actividades propias, en las que utilizaba menos ejercicio físico. Como ejemplos, limar sus tableros o cantear los bordes, no me dejaba hacerlo si mi respiración no seguía el ritmo de mis movimientos.

Con esos preciosos ejemplos favorecía que cerrase mis ojos y regresase a mi interior calladamente antes de comenzar cualquier actividad, es algo que agradeceré toda mi vida. Sigo aplicándolo.

Desde aquellos días, puedo comprobar diariamente como cuando abro mis ojos dispuesta realizar cualquier tarea desde la presencia, mi mirada es más tranquila y sosegada.

Algo que he aprendido con esta práctica que no es, sino mi vida, es que cuando voy a comenzar a realizar cualquier actividad, si dirijo mi mirada hacia abajo siguiendo la línea de mi nariz, mi mente se aquieta. Y si me siento aturdida y sin ganas de hacer algo, cierro mis ojos y al abrirlos los levanto al cielo sintiendo la energía crecer en mi interior, me ayuda a sentirme menos somnolienta.

Puedes probar a ver si te funciona, a mis hijos también les funciona.

Y si vuelvo a perder la conexión, sereno la mente, y cuando siento que regresa la claridad de mis percepciones, levanto la mirada alzando mis ojos y contemplando el espacio que se abre ante ellos.

Sigue estos consejos, vive tu vida en meditación, abre tu mente y observa todo como si mirases un vasto océano, un mar inmenso que lo abarca todo, de manera afectuosa e incondicional.

De igual manera que todo en mi entorno, mi mirada y mi postura forman un conjunto, que se une a inspirarme para usar mi visión en la creación que tenga en proyecto y todo se hace uno conmigo.

Si no sientes la capacidad de sentirte así, puedes probar a desenfocar tus ojos y dedicarte solo a sentir, interioriza en tu corazón y deja que tu mirada vaya paso a paso acomodándose al espacio, que se expanda y se transforme para ofrecerte una visión más amplia y extensa, abierta a las infinitas posibilidades.

Puedes percibir como sientes otra sensacion diferente en tu mirada, mas aplomo, mas ecuanimidad, mas compasion y mas paz mental.

Todas estas vivencias ponen en mi mente la certeza de que meditar con los ojos abiertos es muy gratificante y sobre todo evita que durante ese tiempo sucumba al sueño.

Y dejame decirte lo que pienso sobre este tema, meditar no es tumbarte, cerrar los ojos e intentar no pensar en nada, eso es imposible.

Meditar no es intentar evadirte de los problemas, alejarte del mundo, ni huir hacia un estado de trance o alcanzar un estado alterado de conciencia.

Es estar pesente en cada momento de vida y disfutarlo, vivirlo a tope, es seguir el camino que nos lleve a un compromiso real con nosotros mismos, con el resto de vidas, y con el universo.

Asi que por mi parte, no es relevante mantener los ojos abiertos o cerrados. Con ellos abiertos estamos incluidos en nuestra vida, de manera abierta y aumentando la paz con respecto a todo.

Quizas deba decir que cuando mantengo los ojos abiertos en meditación, potencio tambien el resto de mis sentidos, pongo una especial atención a los sonidos, a las luces y sombras, al tacto de los objetos del espacio en el que estoy, con una naturalidad total, sin intentar percibir nada, sin esperar nada, sin aferrarme a lo que no veo, pero acogiendo lo que suceda. Es una manera diferente y totalmente valida.

Veas lo que veas, oigas lo que oigas, no te quedes en ello. Fluye con ello, no pongas nada propio, no pongas ego en las sensaciones. Disfrutalo.

Si ves formas a tu alrededor, quedate con la esencia que te llegue, pueden ser engañosas. Puede que no tengan ninguna informacion, o puede que si.

Cuando escuches algún sonido desconocido e improbable, piensa que incluso en el vacio se escuchan sonidos, no los evalues. Disfruta sin miedo y la informacion llegará sola.

Si llegan pensamientos, es algo inevitable, puede que no tengan infomación, incluso en el vacio nos llegan pensamientos. Dejalos fluir sin darles valor y sigue a lo tuyo.

Cada mente es similar a un oceano desconocido, pero a fuerza de meditar, de la manera que tu elijas, porque todas son validas, iras advirtiendo que cuando llevas un tiempo meditando algo ocurre.

Tu mente irá trabajando mas a su favor, sientes menos agresividad en ella, hacia ti mismo y hacia el exterior.

Sientes un estado cada vez mas habitual que puedes reconocer como felicidad, mas ganas de reir, mejor humor.

Las energias a tu alrededor serán mas intensas, los campos energeticos propios tambien son diferentes, las vibraciones son distintas, es mas sencilla la vida, es mas sencillo amar y sentir.

Asi que considero recomendable mantenerte en un estado meditativo aunque debas comenzar por unos pocos minutos diarios, con el paso de los dias veras que la vida te permitira mas tiempo para ello y comenzarás a necesitar aumentar la dosis diaria, percibiendo paso a paso los beneficios en tu vida.

Si necesitas ayuda ven a veme, haremos una campaña para ayudar a todo el que lo necesite.

Considero la meditación como algo totalmente necesaio en mi vida, me ayuda a profundiza a unos niveles que no podria hacer sin ella. Me enseña el camino directo a conocerme un poco mejor. Me lleva directa a reactivar y potenciar infinitamente la fuerza sanadora.

Mis hijos meditan desde antes de tener recuerdos conscientes, creo que es algo que debería enseñarse a todos los niños, en su defecto a los adolescentes y jovenes, y hoy a todas las edades, porque las personas mayores son las que mas lo necesitan.

La meditación es un bien mundial que no debe encerrarse en unas pocas culturas, ni tampoco en las maneras de hacerlas, hay fomas de meditar superdivertidas para mantener las ganas en cualquier edad.

Creo que una de las mejores herramientas para sentirnos mejor frente a cualquier asunto, aunque aparentemente no estemos haciendo nada. Es totalmente incierto, aumenta la sensibilidad a puntos de orden cosmico, es totalmente sorprendente para quien lo experimenta por vez primera y trascendental para quien la añade a sus costumbres diarias.

Meditar crea amonia a nuesto alrededo, nos pone en contacto con energias astrales. Ellas nos ayudan diariamente mediante la practica a adquirir habilidades cada vez mas evidentes, sincronicidades, mensajes, canalización.

En lugar de aumentar tu poder cerebral a través medicaciónes, comprueba que puedes lograr lo mismo a través de medios más naturales, como la meditación y la atención plena.

 

— Imagen: Getty Images.

 

¡Namasté!

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...

Mente cuerpo y espíritu

Mente cuerpo y espíritu

¿Ya estamos compuestos por todo en el momento de nacer? ¿O cuándo somos concebidos? Somos mente cuerpo y espíritu....

Rarezas

Rarezas

Vamos a celebrar algo: excentricidades, locuras, rarezas. ¿Nos imaginamos el día de hoy como un día de fiesta? Todos...