La edad de las almas según el zodiaco

Escrito por Marié

3 de febrero de 2023

 

¿Qué signos del zodíaco son almas viejas?

Según el Tao, el alma tiene una evolución por edades, cinco de las cuales se encuentran en el plano físico: alma recién nacida, alma bebe, alma joven, alma adulta y alma vieja. Vamos a intentar explicar la edad de las almas según el zodiaco.

La percepción y la conciencia van aumentando en este viaje que nos llevará de vuelta a la fuente a través de muchas vidas. Cada alma va camino de la trascendencia y la iluminación, para ello necesita reencarnar una y otra vez hasta alcanzar lo que necesita en cada edad.

La fecha de nacimiento de cada persona proporciona información de su cuerpo y etapa de vida en la que se encuentra, por ello es muy fácil de identificar cuál sería la edad mental de cada una según su personalidad y estilo de vida.

¿Eres un alma joven o vieja? De acuerdo con los astrólogos, la edad que tiene tu alma no necesariamente coincide con los años que tienes en realidad. Podrías ser una persona de 25 años con un alma lo suficientemente grande como ser sabia y madura.

La edad del alma se corresponde a lo que ha experimentado a lo largo de sus vidas pasadas, por esta razón hay personas que parecen más maduras que otras.

Nuestro signo zodiacal puede revelarnos un poco sobre el estado de nuestra alma. De acuerdo con la astrología hay una explicación por la que la numeración del Zodiaco comienza con Aries y termina con Piscis, lo cual, revela una de las pistas para sobre dónde estamos situados en nuestro ciclo kármico, aunque aclara que no es una ciencia exacta.

Conoce si tu signo zodiacal tiene un alma joven o vieja.

Si eres un alma vieja, significa que albergas en tu interior una sabiduría más allá de tu edad y tienes una mejor comprensión del mundo y todos sus secretos. Vamos a profundizar en la edad de las almas según el zodiaco.

La edad de tu alma no coincide con tu edad biológica, sino más bien con cuánto ha experimentado tu alma en todos tus viajes, tanto ahora como en el pasado.

Un alma vieja tiende a enfocarse en el panorama más amplio de la vida porque sabe qué hay más en este mundo que colgarse del pasado.

Las almas viejas enseñan a otros cómo aceptar el cambio, aprender a dejarse llevar y cómo apreciar las cosas que más importan en la vida.

En astrología, hay pistas sobre qué signos del zodíaco son almas viejas.

A veces, tu signo deja una pista de dónde te encuentras en el ciclo de vida kármico.

Cuando enumeras todos los signos del zodíaco en orden, Aries es el primero y Piscis el último.

De esta forma, Aries puede ser una persona con alma nueva y Piscis puede estar aquí para completar su viaje.

Piscis es conocido por la empatía, mientras que los signos del zodíaco como Sagitario y Capricornio son conocidos por su individualidad y enfoque. Entonces, solo porque no marques todas las casillas de lo que hace a un alma vieja, no significa que todavía no lo seas.

Esta no es una ciencia exacta, por supuesto, pero cuando piensas en las características de cada signo del zodíaco y lo que es más importante para ellos en la vida, tiene sentido

Dicen que la edad no importa, es un número que va y viene, pero la edad del alma es esa edad de la que nadie habla. ¿Que edad sientes que tienes? Hay quienes no pueden evitarlo, la experiencia habla por ellos y las vidas pasadas no mienten. Los signos del zodiaco no tienen el mismo grado de madurez, depende mucho de lo que han vivido a lo largo de sus vidas.

El alma es como un dispositivo energético en el que se graban las experiencias de vida, es por ello que el alma siempre recuerda y posee la sabiduría que ha recopilado en todas las vidas que hemos tenido.

El alma crece y evoluciona; esa precisamente es la razón por la que estamos en este mundo y encarnamos una y otra vez… para alcanzar la madurez del alma. Espiritualmente hablando, las personas tenemos nuestros procesos personales de evolución del alma, y es así como podemos definir o clasificar cada edad del alma. Conocer esta información es muy útil para entender qué viniste a hacer en este mundo.

Aunque la edad del alma guarda cierta analogía con las etapas que transita el ser humano con el paso de los años, es totalmente independiente de la edad cronológica de la persona en la vida actual. Seguro que alguna vez has comentado: “Este niño con lo pequeño que es, se comporta como un adulto” o, por el contrario: “La edad que tiene y se comporta como un niño”.

“Un alma nueva se puede manifestar en una persona de 40 años y un alma madura en un niño de 6 años“

Según la Kabbalah cada edad involucra más altos niveles de percepción, sabiduría y entendimiento, así como manifestaciones en nuestra realidad material. Se dice que el alma pasa por varias desde que abandona el Origen hasta el regreso hacia él. ¡Ese proceso puede tardar muchas vidas, indudablemente!

Alma nueva o recién nacida

La primera de las cinco edades del alma, es la que acaba de abandonar el Origen.

El fragmento recién nacido es grosero, sin experiencia y lucha por sobrevivir en el plano físico. Sus necesidades son por vivir experiencias crudas e intensas (hambruna, plagas, batallas, ser oprimidos, inundaciones, etc.) La experiencia de la sexualidad es muy básica y animal, hay que enseñarle lo que es bueno y lo que no lo es para sí mismo, pues carece de esa conciencia.

Este nivel de almas no se vuelve famoso ni reconocido, pues carece de la experiencia y la sofisticación necesaria. Actualmente, debido al al nivel evolutivo del planeta ya no encarnan almas recién nacidas, solamente las que ya se encuentran encarnadas hasta este momento a quienes les toca continuar su experiencia de una forma incluso más intensa debido al gran cambio energético que estamos experimentando.

El alma nueva es inocente, infantil, mística. Su aprendizaje es a través del sufrimiento.

Edades del alma

Alma infantil

Funciona como reloj, basando su día en rutinas y patrones básicos como: el domingo vamos a misa, los hombres al fútbol, las mujeres a cocinar, el hombre trabaja largas horas y la mujer cuida a los niños, etc. Halla peligroso el ambiente y busca protección de las almas más avanzadas. Busca autoridades que le indiquen qué hacer y cómo proceder, que le pongan reglas claras. Como los niños pequeños que requieren de estructura. La tradición, los rituales y la ley les proveen de un sentido de seguridad.

Las almas infantiles tienden a ser muy firmes en sus creencias y si los confrontan, se confunden y reaccionan hostilmente o a la defensiva. Pueden pelear y matar por sus creencias (las cruzadas, la inquisición, las misiones). Son ciudadanos responsables y líderes de la comunidad, pero se resisten al cambio. Como le otorgan a la autoridad la última palabra, carecen de juicio propio y creen en la dicotomía.

Para ellos solamente hay una manera correcta de ser y hacer. Su sexualidad les incomoda, sienten culpa y vergüenza. Tienen poca visión de sus propias vidas, no perciben que sus pensamientos, sentimientos y actitudes les causan problemas psicológicos. Si experimentan dificultades emocionales tienden a somatizar. Prefieren operarse y que les quiten el problema en vez de verlo de manera alternativa. Tienden a ser obsesivos con los gérmenes y la limpieza. Ven el medio ambiente como algo potencialmente peligros y “fuera de sí”.

Su aprendizaje es a través del dolor.

Alma joven

Habiendo dominado los asuntos de supervivencia del alma nueva, el alma joven está lista para descubrir qué tan poderosa puede ser. La independencia es un asunto importante, y su habilidad para tomar lo que quieren el la vida. Motivados por el poder, las almas jóvenes luchan por posiciones de prominencia y riqueza: políticos, estrellas de cine, líderes religiosos, etc. En realidad ellos buscan lo que creen que les dará éxito (aunque quizá no les guste eso).

Tienden a buscar la fama, la riqueza y el poder a cualquier costo. El alma joven cree que es su cuerpo; están fuertemente identificados con su físico y no están muy seguros de que su conciencia vaya a sobrevivir. Bloquean el tema de la muerte, que les horroriza; el hecho de creer que no regresarán les da el empuje y la motivación para volverse ricos y famosos, por lo mismo se inclinan por causas excesivas hacia el alcohol, las drogas, sexo desenfrenado… porque para ellos la vida sólo se vive una vez.

El alma joven frecuentemente no se cuestiona sus motivos, buscan ayuda profesional sólo para superar una crisis pero luego no continúan. Les interesan las apariencias (el orden y la limpieza que a veces es sólo superficial).

Su aprendizaje es a través de la pérdida.

La mayoría de la población actual terrestre se encuentra en los últimos niveles del alma joven. Se ubica frecuentemente en los políticos, artistas, líderes religiosos…

Alma madura

Los niveles previos son conscientes hacia el exterior y crean karma. Aquí la esencia ha logrado la supervivencia en el mundo físico y ha conseguido reconocimiento, fama y poder. Pero la persona se siente vacía e insatisfecha, algo le falta… y entónces está lista para DESPERTAR…

“El alma madura comienza a buscar la verdad”

¿quién soy? ¿por qué estoy aquí?

Estas preguntas no las formula la personalidad, provienen de la esencia… El centro del Ser está cambiando del poder pasando del chakra 3 al chakra, donde el corazón se abre para abrirle las puertas a una vida real y plena.

La etapa del alma madura es la introducción a la apertura espiritual, y esto nunca es fácil. Sin duda es la etapa del máximo estrés para la persona, pues se rompen muchas bases y creencias que no eran del todo sólidas. Es la etapa que generalmente se caracteriza por “EL GOLPE DE REALIDAD”

El alma madura se sumerge en asuntos de relaciones, las barreras que la separan de la gente se empiezan a disolver y esto puede resultar muy confuso. Siente intensamente cómo los demás se están sintiendo, y a veces no ubica la diferencia entre los demás y ella misma.

No espera que otros estén de acuerdo con ella y desea que la dejen en paz. Así como el alma nueva desea tener cubiertas sus necesidades básicas y el alma joven desea una estrella en el paseo de la fama… el alma madura desea una lugar genuino que pueda construir ella misma, a su gusto, en su lugar elegido, procurando paz y serenidad. Aquí la habilidad artística se desarrolla al máximo. Frecuentemente eligen un compañero o relación que durará toda la vida.

En esta etapa se buscan la paz, espiritualidad y estar bien consigo mismo. Su aprendizaje es a través de la angustia.

Está presente en las personas que defienden los derechos humanos y el bien común.

Alma vieja

Habiendo dominado las lecciones del alma madura en la complejidad de las relaciones personales, el alma vieja se embarca en la maestría de la siguiente dimensión: el contexto de la existencia, o sea la espiritualidad. Este es un ciclo de enseñanza, el Ser se pregunta: “¿Cuál es mi propósito en el gran esquema da las cosas?”.

“El alma vieja se percibe a sí misma y a los demás como parte de un todo mucho más grande”

Cuando mira a otra persona, ve en ella un aspecto de sí misma, puede ver la Luz en todo y en todos. Un alma vieja típica es individualista, fácil de llevarse con ella y rara vez hace algo que no desea hacer. Lo que le importa es lograr satisfacción interior y plenitud.

Prefiere trabajar para sí misma, con los horarios que le gusten y generalmente le infunde a su trabajo un concepto espiritual. Las prácticas del alma vieja les pueden parecer extrañas a las almas más jóvenes, pero el alma vieja generalmente es discreta al respecto… no busca ser reconocido o famoso.

“Un alma vieja con varias encarnaciones siente la necesidad de enseñar todo lo que ha aprendido a través de todas sus vidas a todas las almas más jóvenes”

Esta es la quinta de las las siete edades del alma, su meta es conseguir satisfacción sin crear más karma, sino todo lo contrario, buscar equilibrar conscientemente el que ya tenía pendiente. Se expresará y dejará su huella a través de asuntos como la escritura la enseñanza o el asesoramiento (consejeros, guías espirituales y terapeutas). Tienden hacia la filosofía y el arte y encuentran gozo rodeados de la naturaleza. Es muy espiritual y buena en todo lo que se propone.

Su aprendizaje es a través del vive y dejar vivir y trata a los demás como les gustaría ser tratada.

Tiene un sentido más desarrollado para saber lo que es verdad.

Alma trascendental

Muestran un alma grupal y tienden a verse como parte de la humanidad, en vez de concebir que están en su propio avance o trayectoria personal. Conecta con talentos superiores y esto conlleva la entrada en procesos evolutivos para empezar a iluminar el lado inconsciente de la humanidad. Son seres humanos evolucionados.

Alma infinita

Sus objetivos son enseñar y ayudar al planeta en sus evoluciones a nivel de Alma. El alma infinita es consciente de sí misma, conoce su propósito y sus habilidades “sobrehumanas” (usa todo el potencial de su cerebro).

¿Cómo identificar un alma vieja?

El alma vieja se entiende como la etapa final en la que el alma retorna al plano astral con las experiencias vividas anteriormente. Las almas viejas tienen características específicas que hacen que se distingan del resto de las personas; se trata de la sensación de que todas las situaciones ya fueron vividas pese a que realmente es así. Tienen claro el hecho de que están aquí y tienen una misión bien definida, alejada de los enfrentamientos y competencias vanas. Por todas estas razones, no encajan directamente en una ideología específica que los determine o encasille en una posición religiosa, política o social.

Su principal característica es la madurez, que no corresponde con la edad cronológica. Las personas le buscan para obtener consejos y estabilidad emocional, incluso cuando físicamente es más joven que quien busca la guía.
El Alma Vieja está desapegada de todo lo material ya que comprende que todo es pasajero y no hay por qué aferrarse a ello. sin embargo es abundante y pleno en lo económico sin que sea un punto central en su vida.
No requiere de la aprobación del entorno para hacer una actividad que le agrade ya que no busca la aprobación o encajar con el entorno, sino la satisfacción y crecimiento personal que le aporta realizar aquello que le agrada.
No teme a la soledad puesto que disfruta del silencio y estar consigo mismo, por lo que no requiere de grandes grupos para sentirse cómodo.
Sienten la necesidad de transmitir sus conocimientos, no entendidos como su sabiduría técnica sino de su conocimiento espiritual.
La reflexión y meditación son características fundamentales de las Almas Viejas. Las necesidades fisiológicas como comer y dormir, representan en muchos casos momentos que impiden que se pueda alcanzar un momento de elevación espiritual.
Se identifica con una época pasada específica, su cultura, vestimenta, música y sus recuerdos.
Se desarrollan más en áreas del conocimiento como el arte, la filosofía y todo lo que implique el contacto con la naturaleza.
Son más conscientes de sus debilidades y karmas por lo que pueden presentar problemas de autoestima.
Pueden desempeñarse como consejeros, terapeutas, guías espirituales de bajo perfil.
Son sociales y conversadores razonables e intuitivos
Nunca dudan en dar un mano a quien lo necesita, respetando los límites y entendiendo que cada alma tiene su propio ritmo y proceso evolutivo.

Carácterísticas segun el signo

Aries (21 de marzo – 19 de abril)

Como primer signo del zodíaco, necesitas ser el primero en casi todo lo que haces. Lo traes por naturaleza, Aries.

Este estado mental de «yo primero» del que no puedes deshacerte es lo que hace que tu alma sea eternamente joven.

Tienes una sed interminable de aventura y exploración que no solo mantiene joven tu corazón, sino que también mantiene joven tu alma.

Tienes la costumbre de que las cosas se hagan como tú dices, y esto puede parecer que quieres manipular.

La forma en que tu rostro se ilumina, tus ojos brillan y te emocionas cuando hablas de algo que amas, todo prueba que tu alma es inocente y joven, como un niño.

Tauro (20 de abril – 20 de mayo)

Tauro, tu alma no es tan joven como el alma de Aries, pero aún está en sus años de formación.

Como signo de tierra, eres alguien que siempre busca estabilidad y seguridad en la vida, pero también estás profundamente interesado en aprender más sobre ti mismo y buscar respuestas a algunas de las preguntas más importantes de la vida.

Es imposible que tú tomes las cosas a la ligera, te gusta analizar los pros y contras de todo, porque si algo sale mal puedes caer en la frustración. Te encanta la estabilidad y al mismo tiempo gozas de lo inesperado. Eres explorador, divertido, todavía te quedan muchísimas cosas por vivir.

Tu alma es joven, piensa: joven preadolescente. Puede que no siempre manejes cada situación con madurez, pero nunca debes negarte la oportunidad de descubrir cosas nuevas sobre el mundo y sobre ti mismo.

Géminis (21 de mayo – 20 de junio)

Hay hambre dentro de ti, Géminis, que tiende a gobernar cómo manejas casi todo en la vida. Puede que estés bastante arriba y abajo con todas tus emociones, pero eso es bastante predecible para un alma adolescente.

Tiendes a lidiar con una gran cantidad de confusión y sentimientos internos con regularidad, pero no importa qué tipo de altibajos tenga tu tipo de vida de montaña rusa emocional, siempre estás interesado en crecer en tu identidad y explorar todo lo que el mundo tiene que ofrecerte.

Cáncer (21 de junio – 22 de julio)

Cáncer, tu alma es joven, como un adolescente que transita hacia la adultez, por eso es un poco mayor que la de Géminis. Eres conocido por ser el signo del zodíaco «de los padres», pero incluso cuando no tienes todas las respuestas para tus amigos, todavía te preocupas profundamente por ellos.

Lo que hace que tu alma sea un poco mayor que la del adolescente angustiado es que tienes una idea más completa de lo que quieres de la vida. Te encuentras mirando más hacia el futuro que simplemente viviendo en el presente.

Leo (23 de julio – 22 de agosto)

A pesar de que todo se trata de hacerse un nombre en el mundo y ser el centro de atención, Leo, todavía se asegura de tener suficiente tiempo para la fiesta y la diversión.

Estás en una etapa de la vida en la que sabes quién eres y qué quieres, pero aún así es importante que te permitas aferrarte a tu juventud.

Si tu alma tuviera una edad, estarías en tus 20 años, ese momento en la vida de todos en el que simultáneamente queremos ser vistos como adultos, pero todavía no queremos crecer por completo.

Virgo (23 de agosto – 22 de septiembre)

No eres el tipo de persona que se relaciona con otros que son demasiado inmaduros para tu gusto, Virgo, eso es porque no te gusta emitir vibraciones inmaduras.

Tu alma tiene poco más de 20 años, ese momento de la vida en el que es momento de empezar a pensar en el futuro y tomar decisiones que serán beneficiosas a largo plazo. Quieres que la gente te tome en serio.

Cuando no intentas hacer el bien por el mundo o planificar tu futuro, estás escuchando a tu alma para descubrir en qué debes concentrarte. Sueles sentirte atraído por personas mayores porque sientes que realmente pueden enseñarte cosas importantes sobre la vida.

Libra (23 de septiembre – 22 de octubre)

Cualquiera que te conozca, Libra, sabe lo mayor que puedes ser y lo mayor que desearías ser, todo al mismo tiempo.

Tu alma tiene alrededor de 30 años, que es la edad en la que las personas sienten que tienen un buen manejo de todas las cosas adultas que vienen con tener 30 años, pero aún actúan de manera infantil a veces.

Lo que te mantiene joven, Libra, es el hecho de que aún quieres aprender cosas nuevas y disfrutar de la vida. Puede que tu alma esté en sus 30, pero aún estás interesado en aprovechar al máximo tu juventud.

Escorpio (23 de octubre – 21 de noviembre)

Una cosa que envejece a un alma es poder ver el panorama general de la vida, en lugar de obsesionarte con las pequeñas cosas que no van a importar dentro de un año. Aún no estás ahí, Escorpio, pero la pregunta «¿Hay algo más en esto?», está constantemente en tu mente.

Si tu alma tuviera una edad, estaría en sus 40 años más o menos. Claramente, eres mucho más maduro que la mayoría de los signos del zodíaco, pero aún te encuentras atrapado en palabras no dichas, conversaciones sin sentido y discusiones.

Sin embargo, una cosa que te convierte en un buen candidato para un alma vieja es que sabes más y estás constantemente buscando formas de ser tu mejor yo.

Sagitario (22 de noviembre – 21 de diciembre)

Sagitario, tu alma es bastante vieja, piensa: de mediana edad. No es necesariamente viejo para los estándares de todos, pero es la edad perfecta para describir tu alma específicamente.

Tu amor por la filosofía y por crecer como persona hace que tu alma madure, pero tu naturaleza infantil y tu capacidad para hacer una broma de casi todo mantiene tu alma joven.

Hay momentos en los que te sientes mucho mayor y más maduro que tus amigos, y luego hay momentos en los que te sientes como un niño. Debido a que la edad de tu alma está en el medio, te conectas tanto con las almas jóvenes como con las viejas.

Capricornio (22 de diciembre – 19 de enero)

Como alguien que constantemente está logrando sus metas y trabajando hacia un propósito superior, Capricornio, es seguro decir que tu alma es bastante vieja (digamos, 60-80).

No solo has superado el drama y la confusión que conlleva crecer y aprender de tus errores, sino que también estás muy por encima de todo. En este momento de tu vida, estás más interesado en ser un líder y un modelo a seguir para quienes más lo necesitan (generalmente las almas más jóvenes).

La vida es demasiado corta para obsesionarse con las pequeñas cosas que realmente no importan. Ya has experimentado muchas cosas y estás listo para sentarte y disfrutar de lo lejos que ha llegado.

Acuario (20 de enero – 18 de febrero)

Definitivamente, eres un alma vieja, Acuario, eso es cierto (como los años 90 y 100). Como alguien que claramente opera en un plano más alto que cualquier otro signo del zodíaco, no hay duda de que tu alma es algo menos que vieja.

Es posible que no siempre lo demuestres con tus palabras o emociones, pero has experimentado cosas y has vivido una vida plena en poco tiempo. Para ti, las experiencias y el crecimiento son la columna vertebral de lo que eres, y todo conduce al legado que desea dejar atrás.

Lo que te convierte en un alma vieja es tu creencia de que la vida es mucho más que lo que sucede en esta tierra. No todos entenderán lo que quieres decir cuando compartes tu sabiduría, pero ese es solo el precio de tener un alma muy vieja.

Piscis (19 de febrero – 20 de marzo)

Piscis, tu alma es antigua, mucho más antigua que cualquier otro signo del zodíaco. Como eres el último signo zodiacal de los 12, eres el polo opuesto de Aries, cuya alma es tan joven como la de un bebé.

Tu sabiduría, intuición y creatividad trabajan juntas La edad de las almas según el zodiaco crear el ser superior que eres tú, Piscis. No todo el mundo te entiende, pero de todos modos no te interesa en absoluto que todo el mundo te entienda.

Estás muy en sintonía con tu lado espiritual, y estás constantemente en un estado de transformación en el que todos los demás signos del zodíaco desearían estar en él. Puede que no te des cuenta, pero todos te admiran de una forma u otra, gracias a tu alma ancestral.

– Fuentes: regresoalorigen, propósito, wymistic,

Los desafíos vivenciales para la mayoría de las almas deberían basarse en el amor propio, ayudarnos a creer que somos creadores, recordar nuestra grandeza, experimentar plenamente nuestras emociones, no dejarnos manejar por los juicios, aumentar nuestra autocompasión y la compasión por los demás, respetar a todos los maestros que aparezcan en nuestra vida, ir soltando el dolor emocional, perdonarnos y aprender a vivir con una constante elevación de conciencia.

 

Por encima de todo agradecer todos los que nos hace superarnos sin necesidad de competir con nadie.

Para una evolución completa hay que centrarse en el conjunto de lo que somos, cuerpos mental, emocional, espiritual y físico.

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...