Decocción, infusión, tintura, maceración…

Escrito por Marié

12 de marzo de 2021

Diferentes formas de utilizar lo que la naturaleza nos ofrece

 

Existen diferentes formas de utilizar hierbas, raíces, bayas, plantas, flores, hojas... para aprovechar las beneficiosas propiedades que tienen. Decocción, infusión, tintura, maceración, compresas entre otras…

Vamos a ver como preparar cada una de ellas correctamente, para extraer todos las propiedades de la planta que necesitamos para nuestros preparados. Existen otras opciones que son también muy interesantes como los fermentados o purines y los aceites esenciales.

Definición de decocción y usos

Las decocciones son el resultado de poner a hervir nuestras plantas cortadas (no muy finas necesariamente) y habiéndolas dejado previamente en remojo 24h en agua a temperatura ambiente.
De esta forma obtenemos todas las propiedades de las plantas de una forma eficaz.
Las decocciones solo son capaces de extraer algunos componentes activos de las plantas y si las plantas son muy tiernas es preferible realizar una infusión a una decocción.
Las partes leñosas de las plantas están compuestas por células cuyas paredes son más sólidas y requieren más calor para deshacerse y soltar en el agua sus componentes, es por esto que preparando una decocción se asegura la extracción de todos los principios activos solubles contenidos en la planta.

La decocción o cocimiento, se usa especialmente para cortezas, raíces, tallos, ramas, bayas u otras partes duras de la planta.

Para preparar bien el extracto debemos usar un recipiente de acero inoxidable  y lo suficientemente grande como para poder albergar nuestras plantas y el agua que vayamos a utilizar según la receta de cada preparado.

Una vez pasadas las 24h pondremos nuestras hierbas a calentar a fuego suave.
Lo dejaremos hervir entre 15 y 40 minutos dependiendo del preparado.
Es interesante y recomendable dejar la tapa puesta para que las esencias mas volátiles de las plantas no se escapen.
Una vez pasado el tiempo debemos dejar enfriar nuestra decocción sin levantar la tapa y solamente una vez enfriada, es cuando lo filtraremos para usarlo.

Podemos tomarlo frío o caliente, y usar uno o varios ingredientes, sin sobrepasar las dosis adecuadas pues pueden causar efectos no deseados.

Una cultura que utiliza muy habitualmente las decocciones es la medicina tradicional china. En esta tradición las concentraciones de ingredientes son mayores, unos 150gr de planta seca por litro de agua, dejándolo reducir hasta 300 o 400 ml para cada dosis.

Metodología para su preparación

Colocar la planta en un recipiente con agua fría, después de su reposo.

Cuando comience el hervor, deja cocer a fuego lento durante 15-40 minutos (según dureza), hasta reducir el líquido a un tercio aproximadamente

Retirar del fuego y colar con un colador de plástico.

Si la planta que vas a utilizar indica decocción con flores, hojas o plantas blanditas, cuécelas unos 5 o 10 minutos. Si son partes duras, como cortezas, raíces o troncos, cuece entre 25 o 40 minutos aproximadamente.

Cantidades a utilizar

Si quieres preparar 3 dosis, utiliza 30gr de planta seca o el doble de planta fresca en 750 ml de agua fria, y déjala reducir a fuego lento a unos 500 ml aproximadamente.

Toma una taza de te 3 veces al día, acompañándola de miel o limón, según gusto.

Si preparas mas dosis de las que vas a tomar en un día, puedes guardar lo que reste en una jarra bien cerrada y ponerla en la nevera hasta 48 horas.

Definición de infusión y usos

Una infusión es una bebida obtenida a partir de ciertos frutos o hierbas aromáticas, que se introducen en agua hirviendo. De esta manera, podemos mencionar que el té y el café son infusiones.

Es el modo más conocido y simple de usar las plantas medicinales. Se hacen de una manera parecida al té, usando plantas en estado seco o fresco.

La infusión consiste en la extracción del principio activo vegetal por medio de agua en ebullición. Los ingredientes son sumergidos en este agua sólo durante unos minutos. Estos ingredientes solo son introducidos cuando el agua está hirviendo, pero ya fuera del fuego.

La manera mas común de hacer una infusión es poner los ingredientes en una taza de infundir, o la bolsita con ellos ya preparados, añadir el agua hirviendo y dejar reposar entre 10 y 15 minutos.

Las propiedades de los ingredientes nos permiten utilizar las infusiones de manera interna como te frío o caliente y de manera externa como en baños o como compresas.

No se deben dejar hervir las plantas que utilicemos para infusión pues los principios activos presentes en sus aceites son muy volátiles y se podrían perder.

Es preferible no preparar infusiones para guardar, excepto si la queremos usar fría. Si no es así, se debe preparar en el momento que la vamos a tomar. Y la hora de tomarlas, para beneficiarnos de sus propiedades, seria media hora antes o una hora después de las comidas. Según las características de cada una, estos tiempos pueden cambiar.

Hay ocasiones para tomarlas frías, por ejemplo como refresco, o para bajar la fiebre. Y ocasiones para tomarlas calientes como en resfriados, cólicos o dolores de pecho o garganta.

Cantidades a utilizar

En las infusiones lo mas comunes usar el 5%, que serian 5gr por cada 100 ml de agua.

Si quieres preparar 3 dosis utiliza 25gr de planta seca o 75gr de planta fresca en 500ml de agua.

La cantidad a tomar sería de una taza de infusión 3 veces al día. En menores de edad y personas mayores, las dosis deben ser menores, aconsejándole consultar con un profesional.

Si quieres preparar una infusión para guardar, puedes almacenarla en una jarra o recipiente tapado en la nevera, hasta 48 horas.

Metodología para su preparación

Tenemos varias formas de preparar una infusión.

Primer método: Echar el agua hirviendo sobre las flores u hojas previamente trituradas o desmenuzadas, cubrir bien y dejar reposar 10 minutos. Puedes remover en medio del reposo. Colar o retirar la bolsita y listo.

Segundo método: Poner una tetera al fuego con la cantidad que necesitemos preparar y dejar que hierva el agua,  introducir las plantas secas o frescas, tapar la tetera y dejar reposar 10 minutos. Colar y agregar miel o limón para mejorar el sabor.

Si solo quieres preparar una taza, coloca 2 cucharaditas de la planta seca en el colador de la taza de infusión, vierte encima el agua hirviendo, tapa y reposa 10 minutos, retira el colador y listo.

Combinaciones de infusiones y decocciones

Se pueden preparar mezclas de flores y hojas con cortezas, raíces o bayas. En una combinación de infusión y decocción. No se deben hervir todas juntas por lo dicho anteriormente, las hierbas para infusión pierden propiedades.

Para su preparación se colocan las partes duras, bayas, raíces y cortezas en un recipiente con 750 ml de agua fría.
Una vez que hierva, dejar a fuego lento entre 20 y 40 minutos hasta reducir a una tercera parte.
Ahora mezclar las hojas y flores en una tetera de cerámica. Verter encima la decocción recién apartada del fuego y dejarla reposar tapada 10 o 15 minutos.
Colar y tomar tres dosis al día.

Jarabe medicinal.

Es una preparación medicinal que consiste en mezclar al 50% el liquido resultante de una infusión o una decocción con azúcar integral o con miel.

Se debe introducir en un cazo medio litro de infusión o decocción con medio kilo de miel o azúcar. Calentarlo y removerlo hasta que los ingredientes queden bien mezclados.

La dosis se establece en 1 o 2 cucharaditas 2 o 3 veces al dia.

Lo habitual es usar la proporción del 50%, una parte de infusión por una parte de endulzante. Si se utiliza medio litro de agua, medio kilo de azúcar. De esa forma sirve de conservante. No debe suponer un gran problema consumir las dosis recomendadas con respecto al azúcar, excepto en casos contraindicados.

Una vez frío se guarda en frasco de vidrio con tapón no hermético que permita salir gases de la fermentación.

Definición de maceración y usos

 

La maceración es un procedimiento de extracción de los principios activos de una planta en un liquido. Consiste en dejar reposar la hierba o hierbas en agua fría u otro solvente durante un periodo de tiempo que puede variar entre unas horas y unas semanas o meses. Se suele emplear, sobre todo, para hierbas amargas.

Existen diferentes formas de maceración, se escoge el método mas adecuado en función a la solubilidad de los principios activos de la planta que vamos a utilizar. Por ejemplo podemos usar aceite para cocinar utilizando especias e hierbas aromáticas, que dejen sus principios y aromas, que se desprenden en el aceite. Otro ejemplo seria la zanahoria, podemos hacer un aceite de zanahoria gracias a que los betacarotenos presentes en ellas son liposolubles y son integrados perfectamente en el aceite.

Cantidades a utilizar

Generalmente se confeccionan las maceraciones en una proporción de 20 partes de liquido por 1 de planta. Unos 50gr de planta con 1 l de liquido, aunque si lo queremos menos intenso pueden usarse hasta la mitad, 20gr por litro de agua.

Normalmente  se pueden tomar de 2 a 3 tazas al día en caso de maceraciones acuosas.

Cuando son tinturas o extractos hidro alcohólicos (vinos, licores de hierbas, vinagres, etc) se recomienda consultar con un especialista.

Metodología y tipos de maceraciones

Maceración en aceite:

Extracto oleoso, que contiene las propiedades de las plantas que se utilizan  y son solubles en medio graso. Se realizan en aceites. En este caso el tiempo de maceración puede duran entre 1 mes y 6 meses.
Permite extrae los componentes liposolubles como son los aceites esenciales, carotenoides y otros componentes como la piperina de la pimienta, la sinigrina de la mostaza o la alicina del ajo.

Un ejemplo puede ser el aceite de hipérico, es una maceración de las flores de la hierba de San Juan en aceite. Este aceite al macerar la hierba en el, toma un característico color rojizo debido a las hipericinas.

Otras veces se utilizan hierbas aromáticas para añadir  a los aceites: romero, tomillo, albahaca… este tipio de aceites se usan para cocinar.

Maceración en agua:

Extracto acuoso de propiedades de plantas mediante agua. Para hacerlas, en caso de usar hojas o flores, se dejarán reposar en un recipiente con agua durante 12 horas. Y en caso de partes duras como raíces, tallos, cortezas, semillas… se deberán dejar durante 24 horas.

Un ejemplo muy utilizado de este método son los remedios de fibra soluble para problemas intestinales, entre los mas comunes están las semillas de lino o de chía en un vaso de agua para beber a la mañana siguiente, también las ciruelas secas se pueden usar con el mismo objetivo. El agua provocará la extracción de la fibra, que quedará disuelta.

No se debe esperar mucho tiempo para su consumo, ya que el agua crea bacterias con mucha rapidez, deteriorándose la preparación, aunque se conserve en nevera.

Otro ejemplo de maceración en agua puede ser el jarabe de cebolla para el aparato respiratorio. Se ha usado desde antaño, de forma casera aderezado con miel, y gracias a ella se consigue extraer parte de los compuestos azufrados de la cebolla.

  • Maceración fría: Las flores, hojas o partes blandas se ponen en remojo en agua fría durante 14-15 horas. Las cortezas, troncos o partes duras requieren 15-24 horas.
  • Maceración caliente: Las plantas se colocan en un termo con agua caliente (no hirviendo) . Colar y tomar cada 6-14 horas.

Maceraciones en alcohol:

Extracto alcohólico o hidro alcohólico, en el caso de bebidas de graduación, de las propiedades de ciertas plantas.

Cuando la maceración se prepara con alcohol, con vinagres o con bebidas hidro alcohólicas (tinturas), el proceso puede alargarse desde varias semanas hasta varios meses. En algunas ocasiones es necesario mas tiempo, incluso años, para conseguir una maceración completa. Cuando la maceración se ha completado, se debe colar y guardar en recipiente opaco de cristal, nunca en plástico.

Este tipo de maceraciones son para tomar disueltos en agua por medio de un gotero.

Algún ejemplo de esta maceración pueden ser diferentes tinturas, y otro ejemplo, el vinagre llamado de los cuatro ladrones (remedio popular contra la peste bubónica, macerando salvia, romero, espliego y tomillo). Las personas que tienen contraindicado el alcohol no deben consumirlas.

Tinturas:

Es otro modo de preparación, que consiste en colocar la planta en una mezcla de agua y alcohol.

Por lo general, se usa 25 % de alcohol y 75 % de agua, aunque varía según la planta. Se sugiere el uso de vodka, o bien ron para dar un mayor aroma al preparado.

Colocar 200 g de planta seca o 600 g de planta fresca en un recipiente grande.

Cubrir con 25 % de alcohol y 75 % de agua (diluir 1 litro de vodka de 75° en 500 ml de agua).

Cerrar el recipiente y guardar en un lugar fresco durante 2 semanas (agitarlo de vez en cuando).

Beber 5 ml, 3 veces por día, diluidos en un poco de agua caliente.

Puestas en botellas de vidrio en un sitio oscuro duran hasta 2 años.

Se puede preparar una tintura solo con alcohol etílico, Para uso externo o interno en forma de gotas diluidas en agua o zumos. ¡No usar el alcohol de farmacia, no se puede ingerir!

Usar alcohol apto para consumo. Nunca el de farmacia ni el alcohol metílico. Hacerla siempre en recipiente de cristal. Las plantas deben estar bien secas para evitar que se pudran o formen bacterias. No tomar en caso de embarazo, lactancia, gastritis, ulceras, problemas digestivos o alcoholismo.

Tintura realizada con vino: (aguardiente, vermut, ginebra, coñac, o vodka) Se extraen los principios hidrosolubles y liposolubles. Esto es aconsejable en plantas aromáticas como salvia, tomillo, romero, dependiendo de la finalidad. El efecto beneficioso es por la combinación de los flavonoides y los fitoquímicos.

Tinturas realizadas con alcohol etílico: Se extraen los compuestos liposolubles. Se suele utilizar para extraer los principios amargos de plantas como; valeriana, alcachofera, cardo mariano, fumaria, diente de León o boldo. Tienen un efecto muy potente.

Definición de vahos y sus usos

Es un método de aplicación de los principios activos de plantas medicinales mediante la absorción de estos mediante el vapor de agua:

Son inhalaciones de vapor usadas para curar la bronquitis, asma, resfriados y otros trastornos. Por ejemplo, desde tiempos remotos la medicina popular ha empleado los vahos de eucalipto para despejar las mucosidades.

Las inhalaciones se hacen con infusiones o aceites esenciales de plantas que contienen propiedades medicinales benéficas para el tratamiento de afecciones inflamatorias o alérgicas.

Para ellas utilizaremos aceite esencial, unas 8 gotas por litro de agua o infusiones bien cargadas de hierbas antisépticas y descongestionantes, 5 cucharadas de hierba por litro de agua.

Metodología y  dosificación

Hervir agua.

Cubrir una palangana hasta la mitad con el agua humeando.

Agregar 500 ml de infusión o 5-10 gotas de aceite esencial.

Con una toalla taparse la cabeza y también la palangana para acumular el vapor.

Inhalar entre 10 y 30 minutos(mantener cierta distancia para no quemarse). 1 o 2 veces al día.

Respirar con normalidad (NO inspirar de modo profundo).

Definición de compresa y usos

Es un método de aplicación de los principios activos de las hierbas que consiste en aplicar un paño con el liquido resultante de una infusión, decocción o tintura, aplicado en frío o en caliente, sobre una zona afectada: músculos, articulaciones, durante 2 o 3 horas.

A menudo, se usan compresas frías para aliviar el dolor de cabeza, o dolores producidos por golpes, para desinflamar hinchazones.

Metodología y dosificación

La proporción de hierbas y agua utilizadas para realizar la infusión  o la decocción se establece en un 50%, en caso de tintura, seria de 20 partes de agua por una de tintura.

Por ejemplo: empapar un paño (una tela o algodón envueltos en gasa, o un paño limpio) en 500 ml de infusión caliente o decocción, o 50 ml de tintura diluida en 500 ml de agua caliente o fría.

Escurrir un poco el líquido, para que no resulte incomodo.

Aplicar sobre el área afectada, la frente, o en la parte del cuerpo inflamada, etc.

Definición y usos de las cataplasmas

Un modo de preparación con plantas frescas cortadas, que se aplican a menudo calientes y directamente sobre el cuerpo para inflamaciones o dolores.
Las cataplasmas de fIores de manzanilla, por ejemplo, se utilizan para aliviar calambres e inflamaciones.

Metodología

Hervir la planta fresca. Cubrir con aceite la piel para que la planta no se pegue.

Usar la planta sobre la zona afectada. Aplicar una gasa o paño limpio para mantener la cataplasma.

Definición y usos del gargarismo

Un gargarismo o gárgara es un método de aplicación de los principios activos consistente en remover el licor vegetal y medicinal resultante de una infusión, decocción o tintura sobre la garganta mediante la ayuda del aire que se expulsa de los pulmones,

Se utiliza fundamentalmente para combatir infecciones bacterianas de la boca y la gingivitis. Para limpiar de moco o microbios la garganta, amígdalas u otras partes de la boca, aliviar el dolor de muelas o combatir las irritaciones e inflamaciones de piel, según qué planta se utilice.

Enjuagues bucales

Es un método de aplicación de los principios activos consistente en remover el liquido resultante de una infusión concentrada, decocción o tintura dentro de la boca. Se utilizan fundamentalmente para llagas o afecciones bacterianas de la boca.

Las dosis deben ser las mismas que realizaríamos si tuviésemos que hacer alguno de los preparados anteriores, así que no ocurriría nada si tragásemos parte o todo el liquido. Si los gargarismos se realizan con tintura, se deben diluir en agua caliente, en proporción de 20 partes de agua por 1 de tintura. y en esta ocasión no se debe tragar.

Otras preparaciones con plantas medicinales

Pesarios

Es un método de aplicación de las plantas medicinales consistente en introducir en la vagina la planta medicinal mezclada con una base lubricante.

Estos preparados van dirigidos a realizar una función local directa sobre la zona en que se aplican. Como base se utilizan sustancias como el cacao, la glicerina o  lubricante con base acuosa.

Algunos naturistas recomiendan introducir medio diente de ajo en el útero para aliviar algunas infecciones vaginales. Se debe coser un hilo para ayudar a su extracción.

Supositorios, enemas o lavativas con plantas medicinales

Son  métodos de aplicación de plantas medicinales que consiste en introducir en el recto la planta medicinal mezclada con una base lubricante.

El supositorio esta dirigido a realizar una función local directa sobre la zona en que se aplica, Igual que la anterior, como base se usa aceite de lino, manteca de cacao o glicerina.

Los enemas o lavativas. Son remedios naturales para limpiar el colon, que se usan en casos muy puntuales. Consisten en la introducción de cierta cantidad de líquidos, entre 20 ml y 1 l por vía rectal mediante una cánula. El liquido introducido puede ser una infusión, suero fisiológico, algún preparado farmacológico, o pequeñas cantidades de aceite.

Este remedio parece sencillo, pero debe hacerse con una higiene extrema, para no provocar efectos adversos: temperatura, liquido adecuado…

Tónicos

Los tónicos son una alternativa a las cremas para limpiar la piel.  Estos tónicos permiten limpiar bien restos de cremas e impurezas, además de ayudar a cerrar los poros y proporcionar humedad y frescor a la piel. Esto aumenta su permeabilidad y podrá absorber mejor otras cremas.

El tónico restablece el equilibrio acido de la piel ayudando a que se pueda hidratar. La piel altera su pH con el cloro y los contaminantes presentes en el agua.

Se aplica palmeando suavemente la piel.

Un tónico se prepara mezclando el liquido de una infusión de plantas medicinales con agua y un poco de alcohol.

Se pueden conservar bien un par de meses al contener una pequeña cantidad de alcohol.

Tónicos para piel normal: 

  • 5 cucharadas  pétalos de rosa, 10 cucharadas de agua destilada y 2 cucharadas de alcohol etílico de 90 grados. Introduce los pétalos en un recipiente de cristal, pon el agua a hervir y cuando esté hirviendo viértelo sobre los pétalos. Deja reposar unos 10 minutos. Cuela el liquido y añade el alcohol. Guarda el tónico en un recipiente de cristal y ponlo en un lugar oscuro y fresco.
  • 4 cucharadas de flores de malva, 3 cucharadas de glicerina y dos cucharadas de alcohol etílico de 90 grados. Para su realización seguir los mismos pasos que en el anterior.

Tónicos para pieles grasas:

  • 4 cucharadas de flores de margarita, 10 cucharadas de agua, 2 cucharadas de alcohol etílico de 90 grados. Introducir los pétalos en un recipiente de cristal, poner a hervir el agua y verterla en los pétalos cuando este hirviendo, dejarla reposar 10 minutos, colar y añadir 2 cucharadas de alcohol. Aplicar mañana y noche.
  • 4 cucharadas de flores de caléndula o maravilla silvestre, 1 vaso de agua. Hacer una infusión con las flores, dejar reposar 4 horas. Aplicar en la piel por la mañana y noche.

Tónicos para pieles secas:

  • 1 limón, 1 cucharada de miel. Exprimir el limón  y verter el jugo en un vaso, añadir la cucharada de miel y remover hasta que se deshaga completamente. Aplicar mañana y noche hasta agotarlo.
  • 1 cucharada de flores de manzanilla, 1 vaso de agua. Realizar una infusión con las flores, dejar reposar 15 minutos. Usar mañana y noche hasta terminarlo.

Tónico para pieles mixtas.

  • 4 cucharadas de hojas de melisa, 10 cucharadas de agua, 2 cucharadas de alcohol etílico de 90 grados. Seguir el mismo procedimiento que las anteriores.

 

Cremas de belleza naturales

Es un método de aplicación de los principios activos de una planta consistente en disolverla en una base aceitosa o grasa mezclada en agua. Son muy útiles para mejorar las condiciones de la piel.

Sirven para limpiar la superficie cutánea y protegen contra la perdida de agua.

Hay cremas emulsionadas con agua y aceite, pero se suelen usar para ungüentos, mezcladas con aceites esenciales.

Las cremas faciales son emulsiones en las que la cantidad de agua es mas alta.
Si tiene de 15 a 25% de aceites es una crema nutritiva. Si es inferior al 15% es una crema hidratante. Las nutritivas se usan de noche.

Se deben usar ingredientes de alta calidad por sus propiedades superiores.

Para realizar una crema se usa 1/2 de planta, 1/·3 de agua destilada  y 1/2 de base (oliva, cera, glicerina). También se puede sustituir el agua por gel de aloe vera puro, aumentando las propiedades. Si el aloe es casero hay que mantener una higiene máxima con el material y la planta.

Se prepara por separado la parte acuosa (aloe vera, agua destilada o algún hidrolato) y en otro recipiente la parte oleosa (rosa mosqueta, almendra, oliva, hipérico…). Se añade emulsionante a la pate oleosa y se calienta al baño maría hasta formar una pasta. Cuando tenga una temperatura de unos 70 grados (con termómetro) se mezcla con una batidora y se deja enfriar. Se envasa en recientes de cristal y no se deben usar mas de 45 días.

Crema antiarrugas: 

  • 1 cucharadita de cera de abeja filtrada, media cucharada de manteca de cacao o margarina, 2 cucharadas y media de aceite de aguacate, esencia de tila, 5 cucharadas de agua. Coloca la cera, la manteca de cacao y el aceite de aguacate al baño María. Caliéntalo despacio hasta que se licue. Diluye unas gotas de esencia de tila en 5 cucharadas de agua. Mezcla todo, batiéndolo hasta que espese. Guarda en un tarro en el frigorífico.

Crema para piel grasa:

  • 10 ml de zumo de pepino, 1 cucharada de manteca de cacao o margarina, 1 cucharadita de cera de abeja, 10 ml de agua destilada, esencia de limón. Coloca el zumo, la manteca y la cera al baño María suave hasta que se diluya, añadir 3 gotas de esencia de melisa en 5 cucharadas de agua, mezclar y batir hasta que espese, guardar.
  • 1 cucharada de cera de abeja, media cucharada de manteca de cacao o margarina, 5gr de ácido esteárico, dos cucharadas y media de aceite de almendras, esencia de melisa, una pizca de bórax, esencia de limón. Coloca el ácido, el aceite, la cera y la manteca al baño María y mantenlo suave hasta su dilución, añadir unas gotas de melisa a 5 cucharadas de agua, añadirlo a lo anterior y batir hasta que espese. Guardar.

Cremas para piel seca:

  • Crema nutritiva de pepinos. 1 kg de pepinos, 2 litros de agua, 1 cucharada de aceite de coco. Cortar los pepinos a rodajas y colocarlos en un recipiente con 2 l de agua al baño María, hervir a fuego rápido, bajar el hervor y reducir a la mitad. Sacar y colar dejando solo la pasta. Añadir una cucharada de coco y batir bien. Envasar y guardar en el frigorífico. Aplicar antes de dormir.
  • 3 Cucharadas de aceite de soja, 1 cucharadita de manteca de cacao, margarina o nata, 2 cucharadas de aceite de aguacate, esencia de caléndula o maravilla silvestre. Coloca la manteca y los aceites en un cazo al baño María, calentar hasta diluir. Añadir unas gotas de caléndula en 5 cucharadas de agua, mezclar con lo anterior y guardar en el frigorífico.

Crema para piel normal:

  • 1 yogur natural, 1 cucharada de miel, 2 cucharadas de avena molida (cuidado los celiacos). Colocar en un recipiente vinagre de sidra y menta, deja macerar de 7 a 10 días (según instrucciones para maceración). Añadir agua destilada y remover bien. Agrega agua de rosas y caliéntalo, añádelo a lo anterior batiendo hasta que espese, añadir 3 gotas de esencia de azahar.

Crema para piel mixta:

  • 1 Cucharadita de cera de abeja, 1 cucharadita de manteca de cacao, 1 cucharada de aceite de soja, 2 cucharadas de aceite de almendras, 3 cucharadas de hamamelis. Colocar en un recipiente de vidrio la cera, la manteca y los aceites al baño María hasta que se disuelva todo. Calentar el agua de hamamelis y añadirla a la mezcla anterior, batir hasta que espese, envasar y guardar en frío.

Crema para el acné:

  • 1 cucharada de jugo de aloe, 3 cucharadas de gel de ole vera, 5 gotas de agua de rosas. Vierte en un recipiente 1 cucharada de jugo de aloe, las 3 cucharadas de del y las 5 gotas, mezcla bien hasta que esté pastoso. Aplicar sobre la zona a tratar, dejar 15 minutos y enjuagar con agua templada.

Mascarilla de pepino:

  • 2 cucharadas de nata, 1 pepino. Licuar el pepino con licuadora, añadir la nata y remover hasta que se forme una pasta. Aplicar sobre la piel limpia una fina capa y dejar 15 minutos. Enjuagar con agua fría.

Diversas fuentes. Remedios con hierbas naturales. Botánica Dr Yuyo, Las buenas hierbas.

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...