Chakras

Chakra tercer ojo

Escrito por Marié

7 de diciembre de 2020

Chakras o centros de energía sutil.

 

Etimológicamente  los chacras o chakras podemos definirlos como círculos, discos, ruedas.

Proviene posiblemente de la raíz sánscrita char: moverse (las personas, los animales, el agua, los barcos, los astros).

O de la raíz sánscrita kri.

A su vez, el término chacra deriva del idioma protoindoeuropeo kweklos (/kuéklos/), de la que derivaron:

El griego antiguo kyklós: esta palabra griega generó la palabra española ciclo.

El latín circus (/kírkus/ o /chírkus/): esta palabra latina generó la palabra española circo.

El latín círculus (/kírkulus/ o /chírculus/): esta palabra latina generó la palabra española círculo.

El protogermánico *hwel– (/juél/): rueda: esta palabra germánica generó la palabra inglesa wheel (/uíil/).

Desde el siglo III a. C. en el texto épico religioso Mahabhárata, el dios Visnú sostiene en una de sus cuatro manos un disco llamado Súdarsan chacra.

El origen sánscrito de la palabra chakra se traduce como rueda o disco.

De acuerdo con el hinduismo, los chakras son centros de energía, a la que llaman prana, ubicados en nuestro cuerpo. Funcionan como válvulas reguladoras del prana. Reciben, acumulan y distribuyen la energía por todo nuestro cuerpo y, dependiendo de su ubicación, varían en su fuerza vibratoria y velocidad.

Según indican algunas escrituras, en el cuerpo humano hay un total de 88.000 chakras que suelen coincidir con zonas ricas en terminaciones nerviosas.

La mayoría de ellos son muy pequeños, pero hay 7 chakras principales que destacan sobre los demás.
También hay un pequeño número de chakras secundarios de relevante importancia, como los situados en las manos, cabeza, rodillas, pies, y alrededor del cuerpo.

Puedes pensar en ellos como Vórtices de Energía que están en un permanente movimiento circular.

Cada Chacra  tiene una frecuencia y una cualidad específica, y corresponden a niveles diferentes de Consciencia.

Tu cuerpo tiene todos estos Vórtices, pero vamos a centrarnos más profundamente en los principales.

Lo ideal sería encontrarnos en un estado de equilibrio absoluto, con todos los Chakras completamente abiertos.
Pero hay momentos en que alguno de ellos está bloqueado, esto provoca que se reduzcan, la energía se estanca y no fluye con libertad.

Estos bloqueos pueden dar lugar a una serie de molestias, malestares emocionales o físicos y una bajada en la energía vital.

Esta situación se puede revertir con técnicas como meditación habitual, yoga, terapias energéticas. Se puede usar Reiki o terapia reconectiva, también cristales y gemas.

Podemos ayudarnos para su localización de un mapa de los Chakras, con él se puede aprender más sobre su posición y características. Cuando los Chakras están equilibrados y funcionando a su nivel normal, sus colores son vibrantes.

 

Chakra Muladhara. Color rojo:

 

Nuestro primer chakra al que llamamos chakra raíz, es el que mueve nuestra energía física y domina nuestra voluntad de vivir.

Está localizado en el perineo, entre el ano y los genitales.

Cuando este chacra está equilibrado, tendremos una fuerte voluntad de vivir, seremos capaces de movernos muy bien en esta realidad física porque es un chacra muy terrenal, nos conecta a tierra.

Cuando está abierto, ayuda a canalizar la energía hacia arriba a través de la médula espinal.

Cuando muladhara está bloqueado, la persona se siente como ausente, cansada, enfermiza, quizás algo deprimida.
¡La energía está retenida y no sube!

Muladhara significa raíz, se relaciona con el número 4, se cree que sus animales de poder son el elefante, el buey y el toro.

En el cuerpo rige el intestino delgado, pies y piernas, el elemento es Tierra.

Saturno es su cuerpo celeste, su color es el rojo intenso, brillante. Sus piedras de sanación son el granate, el cuarzo ahumado y los que tengan tonalidad roja o rojiza. Sus aromas para trabajar a través de aromaterapia son el jazmín y el sándalo. Y la música si quieres hacerlo bailar son sin lugar a dudas los tambores

Su mantra semilla es el lam.

Los alimentos que lo estimulan son las proteínas y las raíces como el jengibre, las patatas o los boniatos.

A traves de este chacra nos enraizamos a tierra, es el favorito de Gaia.

Si quieres sentir su ayuda en tu vida; además de las pistas anteriores como utilizar los aromas que lo activan, puedes realizar una danza ancestral con música de tambores.

O utilizar una meditación siguiendo estos consejos:

Enfócate en el hueso sacro, justo al final de tu columna vertebral, la casa de tu primer chakra.

Relájate con una respiración profunda, cierra suavemente tus ojos, enfócate en el lugar donde se sitúa tu chakra raíz y visualízalo como un círculo rojo intenso y brillante.

Sitúa la palma de tu mano derecha sobre tu ingle izquierda, y comienza a visualizar un aire que entra en tu interior.

Visualizalo de color rojo, enfoca toda tu atención en ese aire rojo que entra por tus fosas nasales, canalizalo y hazlo descender por tu espina dorsal hasta que lo notes llegar a tu primer chacra.

Este aire rojo va a tonificar todo tu sistema nervioso, especialmente donde más te enfoques.

Visualiza en cada inspiración como tu cuerpo almacena todo lo positivo que transporta este aire, inspira vida…

Y con cada expiración elimina toda la negatividad, ansiedad, problemas que estén contaminando tu cuerpo y tu mente.

Contempla durante unos instantes ese inmenso campo de energía que tienes delante de ti, imaginalo lleno de flores rojas, rosas, amapolas, hojas de otoño de un rojo tan fuerte e intenso como tu chacra raíz.

Siente una profunda relajación al ver ese bello paisaje, te sientes totalmente tranquilo y relajado; te inunda una gran paz.

Da ahora un ligero masaje circular con la palma de la mano derecha siguiendo la dirección de las agujas del reloj, sobre la ingle izquierda, mientras afirmas que tu mismo eres la expansión natural del pensamiento y de la alegría.

Envía a tu cerebro las órdenes oportunas, con voluntad, para que los órganos que dependen del chakra con el que estás trabajando se relajen y cumplan perfectamente cada uno de ellos con su función:
El órgano de excreción, sexuales, suelo pélvico, matriz, próstata, manos y los talones de los pies.

Gracias al buen funcionamiento de este chakra, disminuyen sin ningún esfuerzo tu agresividad y tus miedos.

¡Ya me contarás!…

 

Chacra swadistana. Color naranja:

 

Segundo chacra, chacra sexual o chacra sacro.

Se dice que es el chacra de las emociones. Si no está equilibrado, serás muy pasional incluso visceral, probablemente tengas altibajos intensos de energía y de estado de ánimo.

Vivir apasionadamente es genial, vives más intensamente pero mejor no sufrir en exceso ¿no?

En este chacra se almacenan, escondidos en una parte de nuestro cerebro, los recuerdos más emotivos, esos que nos hacen reír con todas nuestras fuerzas y llorar a lágrima viva.

Es también el chacra de la creatividad, pero ¡ojo! en el otro extremo también se encarga del control de la ira, la agresividad, las adicciones y cómo no, estando situado donde está es también el chakra de la energía sexual.

El segundo chakra se asocia con el Tantra yoga.

Sin embargo deseo aclarar que Yogi Bhajan ha dicho que hay tres tipos de tantra: el rojo, el negro y el blanco.

El Tantra Rojo se relaciona directamente con la energía sexual, el coito y la estimulación sexual. Estas técnicas se enseñan en el contexto de una relación comprometida, cuando dos personas se juntan en todo su ser.

El Tantra Negro se refiere a la manipulación de las energías de la mente para desarrollar poderes sobre los otros.

El Tantra Blanco que es el uso directo de la energía Kundalini.

Está más allá de la práctica de pranayamas simples. Es espiritual, viene desde el Infinito y se relaciona con el Infinito que hay en ti. Si precisas superar adicciones es muy bueno trabajar con este chakra.

Está también demostrado que las personas que han sufrido abusos sexuales, pueden llegar a cerrar svadhisthana, pero con ayuda, suavidad en todas sus formas y amor, es posible superarlo.

Está situado en los genitales y en la matriz, así que obviamente es el responsable del placer sexual.

Cuando el segundo chakra está bien desarrollado, la persona sabe defender sus opiniones, sabe hacer distinciones, prefiere el calor al frío; a su vida no le faltan los contrastes y contornos.

Un segundo chakra que funciona bien pinta el mundo con pasión, motivación y buen juicio.

De todos modos, si quieres buscarlo físicamente, no pienses en tus genitales aunque esa sea la descripción técnica, búscalo unos tres dedos por debajo de tu ombligo… ahí está nuestro nuevo amigo!

Y lo digo así, porque descubrir tus chakras es descubrir que tu vida puede cambiar. Pero para ello hay que mimarlos mucho.

Más datos: svadhisthana significa dulzura, se representa con una flor de seis pétalos.

El símbolo clásico del segundo chakra tiene en su centro un animal que es un cocodrilo y una serpiente. Lo llaman Makara. Representa un tipo de monstruo o serpiente que viaja en las profundidades del océano.

El agua es su elemento favorito. Consideremos las cualidades del agua. El agua fluye y se mueve libremente, pero no pude volver a subir hacia las colinas. Por la fuerza de la gravedad, en comparación, busca el punto más bajo y disfruta de las sensaciones.

Bajo la presión del deseo, se busca llegar a una situación de empatía entre los opuestos, un lugar común en que los sentimientos similares puedan ser satisfechos. El agua no tiene forma determinada, y al igual que los sentimientos tampoco es permanente.

¿Y quién mueve el agua más que nadie? Nuestra amiga la Luna, que es su cuerpo celeste.

Su piedra es el ámbar y la piedra lunar (obvio!).

Su color el naranja y le gusta el aroma de vainilla.

Le encantan los sonidos sedantes y relajantes, como escuchar agua de fondo, mantras suaves, música clásica y sonidos de la Naturaleza en general.

Tienes infinidad de Kriyas y meditaciones para trabajar Swadhisthana.

Cada chakra es una visión del mundo. Es un darshan. (Contemplación de una deidad).

Es una perspectiva que organiza nuestros sentimientos, pensamientos y valores para relacionarnos con el mundo y actuar en él.

Cómo equilibrar el Svadhisthana

Además de estar abierto a la creatividad en tu vida diaria, puedes equilibrar el segundo chakra al mantener una vida sexual sana, y también al honrar y respetar tu cuerpo. Conéctate con tus emociones y ve si hay algún sentimiento al que te estés aferrando. Comprométete a procesar esas emociones de manera saludable.

La respiración con la fosa nasal izquierda, llamada respiración Ida Nadi, te ayudará a abrir el segundo chakra, ya que atrae energía lunar. Todo lo que tienes que hacer es cerrar la fosa nasal derecha con los dos primeros dedos de la mano derecha, para luego inhalar y exhalar por la fosa nasal izquierda; sólo tienes que hacerlo de 8 a 10 veces.

También puedes usar esta meditación:

Para empezar la meditación Svadhisthana, encuentra una posición cómoda con la espalda recta. Cierra los ojos y comienza a respirar profundamente por la nariz.

Después de cinco minutos, pon tu atención en el segundo chakra, justo por encima de tus órganos sexuales. A continuación, lleva la respiración a tu segundo chakra. En cada inhalación, siente la energía centrada en tus órganos sexuales cada vez más.

A continuación, lleva tu enfoque hacia abajo, hasta que llegues a un punto justo por encima de tus órganos sexuales y siente que tu conciencia se centra en esa bola de energía.

Algunas personas pueden sentir explosiones espontáneas de la energía subiendo y bajando por la columna vertebral o por medio del cuerpo. Esto se llama Kriya Sin, en sánscrito y es totalmente normal y puedes disfrutar de ello. Después de un corto período de tiempo vas a comenzar a experimentar las imágenes asociadas con el segundo chakra. Parte de ellas podrían ser sexuales al principio, pero si no te identificas con ella, las imágenes sexuales pasarán y serán sustituidas por imágenes asociadas con el proceso creativo.

Toma por lo menos 10 minutos para esta parte de la meditación. Luego retorna a tu respiración normal, suelta la bola de energía por tu segundo chakra y las imágenes asociadas a él y mentalmente reincorporate.

Después de unos momentos, comienza a contar mentalmente de uno a cinco y al llegar a la número cinco, abre los ojos.

¡En marcha!

 

Chacra Manipura. Color amarillo:

 

Tercer chacra o chacra del plexo solar: 

Chacra de la voluntad del guerrero espiritual.

El tercer chakra es el centro de la energía, del poder de la voluntad, del sentido de control y coordinación.

Está asociado con la región que rodea el ombligo.

Es alimentado por el fuego del plexo solar y se asocia con las glándulas suprarrenales y los riñones.

Está regido por el elemento fuego.

Coordina y desarrolla el sentido de la vista.

Es el más sutil de los tres primeros chakras, que conforman el triángulo inferior.

Genera la fuerza que te impulsa a actuar y completar la abstracción, contemplación, percepción, entre otras cosas: las visualizaciones que tienes en la vida.

El centro del ombligo es nuestro principio. Es el primer punto a través del cual un ser humano recibe alimento y energía para vivir como feto en el vientre de su madre. Una vez que termina la conexión física con la madre, el centro del ombligo continúa su función en un plano más sutil: es el área que recolecta la energía del cosmos.

Una forma de hacerlo es al caminar y alternar el movimiento de piernas y brazos, ejerces una función del cuerpo y de los vellos que lo cubren, que acumula energía en el punto del ombligo.

El tercer chakra es la fuente de reserva de energía. En esta área comienza la energía Kundalini.

Imagina, es muy bonito: la reserva de energía almacenada en esta área se fortalece y pasa después por dos canales de reserva hacia la base de la columna. Esta energía se encarga de despertar a la Kundalini durmiente, que se encuentra enroscada en el primer chakra, desde ahí empieza su mágico viaje a través de la columna vertebral.

Como el punto del ombligo es el origen donde se inicia la energia, es bueno fortalecerlo mediante estimulación y asi poder ser distribuida y enviada por la parte central de las kriyas de Kundalini Yoga.

¿Has visto lo que hace un gato cada vez que se despierta de sus repetidas siesta durante el día y la noche? Se estira. Por eso, lo primero que se recomienda hacer al despertar, por la mañana, es la

Postura de Estiramiento: 

Recuéstate sobre la espalda.
Eleva la cabeza y talones juntos a 15 cm del suelo.
Mante el cuello estirado llevando el mentón hacia la garganta
Enfoca los ojos en la punta de los pies y estira los dedos de manera que ellos apunten lejos de ti.
Ubica los brazos ya sea sobre los muslos con las palmas mirando hacia abajo sin tocar las piernas, o alternativamente, con los brazos al costado del cuerpo con las palmas mirando hacia el cuerpo pero sin tocarlo.
Comienza respiración de fuego:

Pon tus dedos en tu punto umbilical. Contrae el ombligo hacia adentro y arriba para crear una poderosa exhalación. Usa tus dedos para sentir si tu ombligo esta yendo hacia adentro y arriba en la exhalación. Luego relaja el ombligo, dejando que la inhalación llene tus pulmones. Usa tus dedos para sentir si tu ombligo esta yendo hacia abajo y afuera en la inhalación. Respira a través de la nariz. Escucha tu respiración. La inhalación y la exhalación deben tener la misma duración. Relaja tus hombros y deja que tu abdomen haga el trabajo. Cuando ya domines la técnica debes hacer 3 respiraciones (inhalación y exhalación) por segundo, entonces estarás haciendo respiración de fuego.

Esto estimula el punto del ombligo. Cuando esa energía fluye adecuadamente, crea una coordinación entre todos los órganos internos.

Estimula tus funciones de eliminación, sientes que tienes energía suficiente para apoyar tus acciones del día y voluntad para proyectar tu energía en la realización de todas las cosas que tienenes pendientes, visualizaciones y proyectos.

Los pétalos del tercer chakra son 10. El número 10 representa estar completo, haber cumplido un ciclo. El sentido del ser individual es representado por el 1 y el sentido del ser infinito es representado por el 0. Complementa el uno con el todo.

Los 10 pétalos significan que la persona que ha logrado equilibrar, ajustar y poner en marcha su tercer chakra sabe iniciar y completar cualquier acción que necesite llevar a cabo.

Por eso está asociado con el arquetipo del guerrero espiritual, aquél que sabe su misión, emite la energía, actúa y ejecuta lo que sea necesario.

Un guerrero espiritual tiene activa su conciencia, aunque no necesariamente conozca el propósito completo de una misión en particular o de una guerra simbólica. Un guerrero espiritual sabe servir al Verdadero Rey, actuar en relación con su conciencia más elevada, aunque no haya despertado la energía de los chakras superiores en el corazón, el entrecejo y la coronilla (el amor, la intuición, la plenitud).

La esencia de un guerrero espiritual es que no tiene miedo y puede actuar con integridad en cualquier circunstancia.

Una persona con el tercer chakra fuerte tendrá la sensación de que la calidad de su vida depende de lo que haga. Puede dar forma, dirigir y desarrollar lo que sucede en su vida. Siente una confianza profunda.

El elemento fuego asociado con el chakra representa la voluntad de iniciar.

Cuando dudes en el primer chakra, asegura tu situación y sostén tus hábitos antiguos, esos que te hacen sentir seguridad.

Cuando dudes en el segundo chakra, observa tus sensaciones y sigue tu pasión, siente profundamente.

Cuando dudes en el tercer chakra, actúa. Haz algo, mueve los dados, proyecta tu punto de vista, obtén una visión, una imagen enviada desde tu ser más elevado.

Una persona que actúa desde el tercer chakra raras veces está quieta.
Cuando este chakra domina, la persona es exuberante y expresiva.

Se asocia con el color amarillo.

Una persona que se viste desde este chakra usará vestidos coloridos, vistosos, captará tu atención y estimulará la vista.

Cuando la energía del tercer chakra es insuficiente, la persona tiene que compensarla. Si siente que no tiene energía para completar su tarea, buscará otras fuentes de energía. Como pueden ser estimulantes, drogas, comida.

Si tienes muchas emociones, enojos o culpas, resentimientos, ambición pura, y sientes que no tienes la energía para expresarlas, automáticamente empezarás a reunir energía en el centro del ombligo de manera instintiva. Porque esa acumulación es lo que te prepara para iniciar una acción. También para despertar la Kundalini y la conciencia, para iniciar el camino del espíritu.

Hay una relación especial entre el punto del ombligo y el uso de un mantra.

Cuando la punta de la lengua y el punto del ombligo se mueven simultáneamente, ese pulso extra de energía que da el ombligo mueve las palabras al reino de anahat. Anahat significa sin límites, la sensación de una proyección poderosa.

Cuando ocurre esta simultaneidad, el acto de hablar se enriquece con la voluntad poderosa del guerrero.

Intenta esto:

Cuando repites un mantra y haces vibrar la punta de la lengua, hazlo desde el canal central, el shushmana, y haz vibrar el punto del ombligo al mismo tiempo.
No es necesario hablar fuerte ni gritar.
Cada célula empezará a vibrar con la energía que sale del tercer chakra.

Experimenta el siguiente mantra con los consejos anteriores: Después de limpiar tus canales pránicos, sentado con la columna recta, canta en un ritmo continuo Har, siendo consciente de la punta de la lengua y contrae simultáneamente el ombligo.

Usa una meditación guiada con el Har tántrico.
Observa qué te sucede cuando contraes y relajas la energía del punto umbilical.

El tercer chakra es la puerta de entrada al cuarto chakra.

Los tres chakras inferiores representan el reino del inconsciente.

El diafragma en nuestro cuerpo representa la superficie de la tierra, y sobre él, el chakra del corazón es el principio de la consciencia.
Fortalecer el punto del ombligo aúna las energías de los tres chakras inferiores para penetrar en el reino superior de la conciencia.

Sin un tercer chakra fuerte tendrás muchas ideas y buenas intenciones pero no darán frutos, no serán realizadas.

Con un tercer chakra fuerte, hasta tus más mínimas intenciones crearán la acción y moverán el éter, para crear.

Las cualidades asociadas con el tercer chakra son muy apreciadas en la cultura india.

Admiran a quien va tras sus metas, al que inicia proyectos, al que corre riesgos, al que levanta la mano primero y corre el riesgo de aceptar una tarea sin importar la seguridad y certeza de sus resultados.

Algunas de las mejores kriyas para trabajar este centro son:

Postura de Estiramiento: explicada mas anteriormente.

Sat Kriya:

Es uno de los pocos ejercicios que es una acción completa por sí mismo.

Sat Kriya es un proceso que trabaja en todos los niveles de tu ser (conocidos y desconocidos) y que te hace más capaz de responder a tu propia sutileza y totalidad. Abordado con paciencia, constancia y moderación, el resultado final está asegurado. Si tienes muy poco tiempo y deseas realizar una bella práctica, haz este kriya parte de tu rutina diaria.

Una de las acciones primarias es equilibrar las energías del triángulo inferior de chakras, los centros de distribución de energía, al mezclar el prana y el apana en el centro umbilical. Esto genera calor en el sistema, y abre los canales internos a la rotación y flujo ascendente de energía. La contracción del ombligo y la suave aplicación del mulbandh guían la mezcla y la proyección de las energías de los chakras. Es excelente para problemas digestivos y para trascender miedos.

El impacto principal de este kriya es tonificar el sistema nervioso, calmar el desorden emocional y canalizar las energías creativas y sexuales del cuerpo. Todo el sistema sexual se estimula y se fortalece. Relaja y libera muchas fobias sobre capacidad, potencia y comportamiento sexual.

Para aquellos que estén afligidos o perturbados, mentalmente, estarán demasiado involucrados en el triángulo inferior; por consiguiente, esta es una excelente práctica habitual para ellos.

Postura de Arquero:

Te preparas de pie, con los pies separados una amplia distancia, en torno a un metro o más dependiendo de tu tamaño.
Giras el pie derecho hacia fuera de forma que quede mirando hacia el lateral y mantienes el pie izquierdo mirando recto al frente.
Flexionas la rodilla derecha llevando ligeramente tu peso hacia ese lado. Mantienes la pierna izquierda estirada.
Basculas la pelvis para que la columna se mantenga recta y la cabeza quede en línea sobre la cadera.
Estiras el brazo derecho y cierras ambas manos en puños dejando los pulgares fuera.
Imagina que con la mano derecha sostienes un arco, el brazo se mantiene todo el tiempo estirado.
Con la mano izquierda tensas la cuerda hacia atrás. De este modo el brazo izquierdo se queda flexionado y la mano izquierda queda cerca del hombro.
Fija la mirada en el pulgar derecho, el de la mano que sostiene el arco, como si estuvieses enfocado en un objetivo concreto.
Después de unas respiraciones profundas deshaces y repites igual al otro lado.
Cómo salir: Inhalando profundamente estiras ambas piernas y te incorporas de nuevo arriba.
Exhalando relajas los brazos y preparas los pies al otro lado. Cuando hayas completado la postura con ambas piernas, en esta exhalación con cuidado acercas los pies para deshacer y relajar.

Otra kriya excelente y corta es Maha Shakti Kriya:

Maha significa grandiosa, Shakti significa energía.
Es una estimulación del centro del ombligo para ponerte en acción y moverte en el sentido adecuado para completar tus metas.

Siéntate con la columna recta, con las piernas juntas y estiradas hacia delante.
Los brazos a los lados del cuerpo con las manos apoyadas en el piso a un lado de las caderas.
Inhala y lentamente sube las piernas a 60°, exhala y baja. Haz este movimiento 10 veces.
Después de la décima vez, sostén las piernas arriba, estira los brazos a los lados paralelos al piso y equilibrándote en Postura de Cantilever, haz Respiración de Fuego durante 3 minutos, mirando a tus pies.
Para terminar, inhala, sostén, exhala y relaja.

Observa que el tercer chakra regula la vista, el cuarto chakra nos da la apertura al reino de las sensaciones a través del tacto y el quinto chakra nos da el poder de la creatividad a través del sonido sutil.
La vista y la visión están asociados con la estimulación del sistema nervioso parasimpático y nos dan el sentido del control. Hay personas de éxito que utilizan su bien usado tercer chakra porque visualizan sus objetivos creando una imagen concreta.
Cuando haces una visualización tangible y concreta, viendo todas y cada una de las partes de la imagen, aumenta tu enfoque y la voluntad asociados al tercer chacra.
Por esta misma razón, muchas personas al meditar prefieren concentrarse en una visualización en lugar de en un mantra.
El acceso visual da un sentido más fuerte de control, de voluntad y conecta fácilmente con los chakras inferiores.
La capacidad visual evidentemente afecta a todos los chakras. pero es finalmente la sensación que provoca la vibración, el sentido del sonido, lo que abre las puertas para fundirse completamente  y entregarse a los chakras mas elevados.

Una persona con un tercer chakra fuerte tendrá una buena relación con sus emociones para lograr sus objetivos. También volverá al pasado a obtener información para optimizar sus logros en el futuro.
La acción desde este chakra no es necesariamente de estrategia, pero siempre está enfocada en inteligentes tácticas.

Si el pulso se localiza exactamente en el centro, te indica que la salud de esa persona está en óptimas condiciones.
Si el pulso está desplazado hacia arriba, hacia los lados o hacia abajo, indica la condición del cuerpo que debes ajustar.
El diagnóstico a través del ombligo y su ajuste es una capacidad elemental usada por los kundalini yoguis y es uno de los pilares del diagnóstico de la medicina ayurvédica.
Hay en Kundalini Yoga muchas kriyas que te piden para finalizar relajandote profundamente y meditar en el pulso del punto del ombligo.
Esta meditación profunda en el centro del ombligo, después de haber ajustado las energías, brinda una sanación profunda y muchas curaciones milagrosas.

 

Chacra Anahata. Color Verde:

 

Es el cuarto chacra o chacra del corazón:

Amor y despertar.

El chakra del corazón está regido por el elemento aire.
A diferencia de los otros elementos, al aire no lo ves, su influencia es sutil.
Por el aire despliegas tus emociones y cultivas la compasión y la capacidad de amar.

Su símbolo es una estrella de seis puntas formada por dos triángulos, uno apuntando hacia arriba y el otro hacia abajo, que representa en el cuerpo el punto de equilibrio entre el flujo de la energía hacia el cielo y hacia la tierra.

Los tres chakras inferiores contienen la capacidad de cultivar la habilidad y experiencia en la realización de una actividad determinada, generalmente automática o inconsciente; sobre los impulsos de actuar movido por alguna emoción sin que haya mediado una deliberación previa de la razón.

Cuando se equilibra y se abre el cuarto chakra, llegas al verdadero primer nivel de la conciencia y controlas tu propia introspección y la motivación para aprender más sobre tu naturaleza fundamental, desde donde puedes verte a ti mismo a través de los ojos de los otros y entiendes que los demás son tan importantes como tú.

En los primeros tres chakras estás regido por el yo, en el cuarto empiezas a tener sentido de nosotros.

Cuando tienes dominio sobre tus pasiones, desde los tres primeros chakras, puedes dirigir esas pasiones hacia los demás chakras. Aumenta tu compasión. esto significa que actuas según tus hábitos, sentimientos y voluntad en bien de tu más amplia esencia.

Cuando tu chakra corazón está abierto, tu relación con todos tus sentimientos se hace más profunda. Aunque hay confusiones, comúnmente se suele pensar que solo se puede sentir desde el cuarto chakra.
Esto no es cierto, tienes la capacidad de sentir desde todos y cada uno de tus chacras, pero es a partir del corazon que puedes percibir esos sentimiento, los reconoces y tienes la facultad de dirigirlos.

La mayoría de las personas pueden amar y sentir intensos impulsos y pasiones unas por otras, pero actuar desde el cuarto chakra, corazón, es darle forma a nuestra pasión para cumplir con los deberes o para solucionar conflictos relacionados con el amor. El amor guiado por este chakra es entregarte por entero al amor como una madre al bien de su hijo.

El chakra del corazón rige las sensaciones sutiles, delicadas y la capacidad de tocar, el tacto.
Decimos que cuando alguien habla desde su corazón, nos toca, nos llega a la esencia mas profunda. Su buen funcionamiento también determina la interpretación de los limites.

Se relaciona con el buen funcionamiento del sistema inmunológico, la glándula del timo y el bombeo del corazón.

Este chakra nos envía corazonadas. Nos enseña quienes somos y que esperamos en nuestras relaciones. Nos hace preguntarnos si debemos o no estar con cierta persona o si lo que estamos viviendo es lo que debemos vivir.

Cuando su funcionamiento es correcto, actúa igual que nuestra inmunidad, nos advierte cuando debemos examinar algo que puede ser perjudicial antes de aceptarlo. Percibe claramente lo que te es afín, lo que puede ser bueno para tu organismo y deja que entre en el. Así puedes saber como y cuando dejar a alguien entrar a tu vida, para que la relacion sera armónica.

Se puede decir entonces que este es el chakra de las relaciones.
Si está sobreactivado, mostraras exceso de simpatía.
Si está poco activado, serás dependiente de los demás y estarás confundido respecto a tu propia aceptación. Sólo desde la mente neutral valorarás compasivamente a los otros tanto como a ti mismo.

Guru Ram Das, el cuarto Guru, se relaciona con la mente neutral y la apertura del chakra del corazón. El linaje de la religión Sikh son los diez Gurús que vivieron sucesivamente en el norte de India entre 1469 y 1708 e impartieron la enseñanza de Kundalini Yoga.
El onceavo Guru es el Siri Guru Granth Sahib, un libro que contiene las enseñanzas de los diez Gurús y otros sabios y santos de la época.

Uno de los sonidos más usados para estimular el cuarto chakra es Hum (jum) que significa nosotros. El mantra Humee hum brahm hum (jumi, jum, bram, jum) abre el cuarto chakra y su relación con el quinto. Es un mantra para equilibrar el poder y significa nosotros somos nosotros, nosotros somos el Infinito.

El cuarto chakra se llama anahata: es el sonido del encuentro entre dos cosas sin que existan rozamientos, confrontamientos ni choques, es inaudible, sólo es necesario el amor para escucharlo. En este chakra no existen los conflictos, hay un equilibrio entre cielo y tierra, entre interior y exterior, todo se une, fluye sin conflicto de manera suave y armoniosa.

Al recitar un mantra desde el centro del corazón, en repetición mental, sintonizas tu parte interna con el universo entero, vibrando ambos con un sonido que vibra y pulsa en el centro umbilical.
Sólo tienes que sumergirte en él. También estimulas el cuarto chakra con el uso del prana.

Cuando existe un bloqueo en el diafragma o en el normal funcionamiento de la respiración, este chakra lo siente profundamente.
Se siente poderosamente estimulado con la respiración en todo tipo de pranayamas.

Se asocia con los colores verde y rosa.

La comunicación desde este chakra siempre es inclusiva, los demás son tan importantes como tu mismo. Por eso tus palabras son dulces, llenas de compasión y empatía.
A diferencia de la comunicación más directa desde el quinto chakra, desde este chakra del corazón la comunicacion es mas dulce, pero no necesariamente indirecta. Serás capaz de decir la verdad pero teniendo en cuenta a la persona que va a recibir la información.
Cuando hablas con tu pareja desde este chakra, la sensación de ambos es estar presentes uno en el otro. En una intimidad real y profunda.

No es cierto que cuando hablas desde el cuarto chakra solo puedes enviar dulzura, y tampoco puedes eludir retos, la felicidad que trae su uso no es hueca y sin fundamento.

El chakra del corazón te infunde una gran fuerza, un gran poder de convicción para expresar cualquier sentimiento y de poner en contexto cualquier circunstancia, hecho o comunicación en relación con el entorno en el que se produce lo que quieras comunicar.

Yogui Bhajan advierte que cuando dices una verdad con miedo, es una mentira; este es un comentario sobre el chakra del corazón, pues hablar con verdad y amabilidad es el distintivo del cuarto chakra.

Utiliza esta meditación:

Túmbate sobre la espalda.

Inhala lenta y conscientemente llevando el aire hacia el abdomen, luego el pecho y finalmente la zona de las clavículas.

Observa cómo se expande cada una de estas zonas a medida que recibe el aire.

Exhala lenta y conscientemente y observa cómo descienden en el mismo orden a medida que el aire abandona tu cuerpo. Repite al menos 12 veces.

Meditación: Metta Bhavana.

Si se practica de forma constante, esta técnica puede ayudar a sanar traumas pasados y devolver la paz y el equilibrio al corazón.

Siéntate en postura de meditación, respira profundamente llevando tu atención hacia el centro del pecho y sintiendo la calidez sanadora que irradia.

Expresa un sano deseo de bienestar y felicidad hacia ti mismo en primer lugar, luego hacia una persona querida, después hacia alguien que sepas que está pasando un período difícil y finalmente hacia un ser que creas que has herido de alguna forma.

Puedes terminar repitiendo el mantra «Lokah samasta sukhino bhavantu» (que todos los seres en todos los lugares sean felices y libres).

Afirmaciones: siéntate en postura de meditación y repite internamente: Me perdono a mí mismo. O bien: Perdono a (una persona que te haya causado dolor) y le agradezco las lecciones que me ha enseñado.

Otros: realizar actos bondadosos al azar o de servicio altruista, abrazar a otros

¡Ponte en marcha!

 

Chacra Vishuddha. Color azul:

 

Es el quinto chacra o chacra de la garganta.

Este Chakra representa a la comunicación y a la creatividad. Habla y crea.

El quinto chakra, asociado con la garganta y con las glándulas tiroides y paratiroides, es la verdadera entrada a lo milagroso y misterioso, ya que está regido por el elemento éter. (Fluido invisible, sin peso y elástico, que se considera que llena todo el espacio y constituye el medio transmisor de todas las manifestaciones de la energía.)  Es la condición del espacio y del tiempo para que algo pueda existir. Es el inicio del proceso de manifestación.

Si piensas en la secuencia de los elementos: éter, aire, fuego, agua y tierra, como si fueran fases o etapas del proceso de manifestación, el éter es el más sutil de todos.

Como ejemplo el éter es un guiño de ojos entre una pareja cuando se ve por primera vez, ese momento misterioso que les permitirá llegar hasta el momento de la creación de otra vida, el proceso de manifestación está en ellos implícito.
Todo ocurre mucho antes de que haya algo preciso, mucho antes de que aparezca el elemento aire, relacionado con los sentimientos que inician el proceso del compromiso. Seguido viene el fuego que les da la energía, la voluntad y el objetivo claro para hacer algo. Y después el agua que les da pasión para fluir y sumergirse uno en el otro. Finalmente la tierra que les provee la materia para su manifestación final.

Cuando activas el quinto chakra, adquieres la percepción de lo sutil.
Sabes estar alerta desde antes de la causa y el efecto. Sabes llevar a cabo una acción desde la implantación de la semilla.

La semilla esencial es la Palabra y por eso el quinto chakra está asociado con el poder de la palabra, vach siddhi:

Vach siddhi es la habilidad de sembrar semillas que cumplan nuestro objetivo y destino último.

Una vez que hemos plantado una semilla, que la hemos colocado en la tierra de la ilusión (maya), la semilla habrá iniciado su curso de crecimiento, seguirá las leyes de maya y será muy difícil cambiar su dirección.

La energía más efectiva en el planeta es la palabra. No hay nada más allá que esta, no será nada más allá que esta, y nunca fue algo más allá que ésta. Por lo tanto, debemos conscientemente comprender el poder de la palabra. Cuando comprendemos el poder de la palabra y aplicamos la mente entera detrás de la palabra, entonces creamos la palabra que puede crear el mundo entero para nosotros.

El que no sabe como vivir a su palabra, no sabe cómo vivir. La felicidad nunca le vendrá, porque la palabra fue con Dios, y la palabra creó el mundo. Si honras la palabra, serás honrado en este mundo.– Yogi Bhajan-

Uno de los más grandes poderes de los seres humanos es nuestra capacidad de disponer la dirección que va a tomar una acción desde su principio.

El tipo de comunicación que se expresa desde el quinto chakra es muy directo. Se dicen las cosas como son: es como es y que así sea.

Representa el poder de la proyección. Ese poder viene de la seguridad de haber colocado algo al comienzo del ciclo de la creación. Sabiendo que todas las leyes del universo lo van a apoyar. Porque el intento coincide con ellas.
Es una certeza diferente de la que tienes sólo por haber acumulado poder personal en el tercer chakra.
El poder del quinto chakra radica en que tu lengua y la lengua de Dios sean la misma.

Un mantra de Kundalini muy efectivo para este chakra es Sat Nam, Sat Nam, Sat Nam, Sat Nam, Sat Nam, Wahe Guru.
El pulso de este bij mantra, Sat Nam, se mezcla rítmicamente y se adhiere a la apertura del Gur mantra etérico Wahe Guru. El quinto chakra es tan sólo llegar frente a la puerta de entrada.
Cuando logres maestría en tu palabra y destreza para iniciar acciones que vienen del alma, abrirás realmente la puerta a los reinos más elevados.

Meditación del quinto chakra:

Respiración Ujjayi o respiración victoriosa: La respiración Ujjayi produce un sonido característico, bien modulado y calmante como el sonido de las olas del mar que vienen y van. Por esto, algunos traducen ujjayi como respiración oceánica o respiración sonora.

Siéntate en una postura cómoda. Puedes usar vajrasana o padmasana (postura del loto), o si estas no te resultan accesibles o cómodas, simplemente siéntate en sukasana (postura fácil). Ramaswami indica que es posible practicar ujjayi también de pie en tadasana o samasthiti.
Acerca ligeramente la barbilla al pecho e inhala profundamente, expandiendo el pecho.
A continuación, espira con la boca abierta e imagina que estás tratando de empañar un espejo o pronuncia la sílaba ha y observa el sonido que se produce y la sensación en la garganta.
El siguiente paso consiste en emitir ese mismo sonido al espirar con la boca cerrada. Inspira profundamente, y al exhalar, apoya suavemente la lengua en el paladar junto a los dientes, y trata de producir el sonido susurrante característico de ujjayi, pero esta vez con la boca cerrada.
Ahora se trata de producir este mismo sonido también durante la inspiración, es decir, mantener el cierre suave de la glotis también al tomar el aire.
Alarga tus inhalaciones y exhalaciones, tanto como te sea posible, y mantén el sonido sibilante en la garganta. La acción de ujjayi alarga de forma natural la respiración. Poco a poco se puede ir incrementando la duración de la respiración, hasta llegar a hacer solo uno o dos ciclos respiratorios al minuto.
En los Yoga Sutras, Patanjali indica que la respiración debe ser tanto dirga (larga) como süksma (lisa). Por lo tanto, evita también una excesiva constricción. Es importante recordar que la clave de la respiración ujjayi es la relajación; se requiere algún pequeño esfuerzo para producir un sonido agradable, pero demasiado esfuerzo crea una sensación de agarre y un sonido chirriante.
Si eres principiante,repite de seis a doce veces. Poco a poco ve incrementando el número de repeticiones.

Ahora para meditar siéntate en una postura de meditación cómoda.

Emite un sonido resonante en la parte posterior de la garganta a medida que el aire roza esta zona durante la inhalación y la exhalación.

Permanece receptiva a la experiencia.

Meditación: Meditación SO HAM.

El mantra SO HAM se traduce como «Yo soy Ello».

Intenta escuchar tu respiración diciendo el mantra en lugar de repetirlo.

Siéntate en una postura cómoda de meditación y apoya el revés de tus manos sobre las rodillas, uniendo los dedos pulgar y corazón (Akasha mudra).

Cierra los ojos y lleva tu atención al sonido natural de la respiración.

Al inhalar, siente que tu respiración emite el sonido «SO» y aspira alegría de vivir.

Al exhalar, escucha a tu respiración emitir el mantra del Vishuddha chakra, «HAM», y suelta tensiones y expectativas.

Permanece receptivo a la experiencia.

Afirmaciones: siéntate en postura de meditación y repite internamente: Mis instintos creativos son sólidos y puros. O bien: Siempre expreso la verdad. O: Entiendo a los demás y busco ser entendido.

Otros: cantar, contar cuentos, escribir un diario o pintar.

¡ A qué esperas!

 

Chacra Ajna. Color morado o índigo:

 

Es el sexto chacra o chacra del tercer ojo.

Representa la visión de la realidad de los mundos espirituales.

Cuando pasamos del quinto al sexto chakra estamos más allá de los elementos naturales.

Hemos atravesado todas las transformaciones de nuestra experiencia ordinaria que están codificadas por la tierra, el agua, el fuego, el aire y el éter.

No hay ningún elemento vinculado a la Tierra y a su vez asociado a los chakras superiores.

El sexto chakra está situado en el entrecejo. Se asocia con la glándula pituitaria y se representa con sólo dos pétalos.

Ajna significa «mando» (comandar, dominar, conocer, obtener maestría sobre algo). Por lo tanto este es el chakra del dominio.

Aquí es donde alcanzas la integración de la personalidad por encima del dualismo de la psicología humana.

Desde aquí desarrollas el sentido de la intuición para saber en qué dirección deseas ir.

Es aquí donde se juntan los principales canales de energía ida, pingala y shushumna, donde los tres ríos de tu energía interna se integran en uno.

Es el chakra asociado con el tercer ojo, con el cual la percepcion es mayor..

Los dos ojos te dan dimensión en el mundo normal; el tercer ojo te da la visión, la profundidad y la dimensión de los mundos sutiles.

Su función es ver lo invisible y conocer lo desconocido. Es el centro de la intuición y de nuestra conexión directa con la fuente infinita de sabiduría.

Es diferente del poder psíquico que usa energía del tercer chakra y trabaja de él, y por ende, puede ser subjetivo en su apreciación.

La apertura del sexto chakra proviene de la maestría obtenida sobre la utilización fluida de la mente.

Casi siempre se representa como algo luminoso: una luz interna, sutil, no como la luz exterior del tercer chakra.

Quienes llegan a abrir este canal y tienen una visión mística, dicen que Dios es como un billón o un trillón de soles en explosión.

En este chakra adquieres también la maestría sobre la dualidad de la mente. Los dos pétalos representan los pro y los contra de cada pensamiento. Cada vez que el intelecto dice , automáticamente implica no. Cada vez que te da luz, te da también oscuridad.

Obtener dominio sobre el sexto chakra implica no dejarse confundir por las polaridades de la vida, saber leer entre ellas, saber leer entre líneas.

También la glándula pituitaria asociada con este chakra tiene dos partes, la pituitaria anterior y la posterior.
Cada parte de esta glándula surge de un área diferente en el embrión.
Sus tejidos tienen origen diferente y sin embargo están asociados.

La dualidad, la polaridad y la dinámica constante representada por los dos pétalos del chakra se refleja en las estructuras físicas asociadas con él.

Cuando cantamos Ong, el sonido nasal ng estimula la cavidad del cráneo, donde descansa la pituitaria.
Cuando el sonido vibra adecuadamente, la activa y desencadena una serie de actividades que la relacionan con la otra glándula maestra, la pineal.
Este sonido nasal también lo emitimos cuando pronunciamos Sa Ta Na Ma.

 

Chacra Sahasrara. Color violeta o blanco:

 

Es el séptimo chacra o chacra corona o coronilla.

Está directamente relacionado con el plano superior de los Padres Cósmicos.

La glándula pineal está asociada con el séptimo chakra, también conocido como el Chakra de la Coronilla, el Loto de Mil Pétalos o la Décima Puerta.

Así como el sexto chakra está asociado con la luz sutil, el séptimo chakra está asociado con el sonido cósmico.
Ahí, cuando se despierta la percepción, es como si escucharas el ruido ensordecedor de miles de truenos estallando simultáneamente.

Los videntes antiguos intentaron captar ese sonido en el gong.
Si escuchas el gong con toda atención, todos tus nervios se estiran hasta su límite.
La percepción del cuerpo y la imagen del cuerpo se disuelven en un flujo de sinestesia, un complejo de sensaciones provenientes de varios sentidos a la vez.
Ante esa presión, tienes opción soltarte y entregarte a la experiencia o contraerte y salir de ella.

La apertura del séptimo chakra tiene una condición clave: la humildad, la entrega, la capacidad de postrarse ante el Infinito.

Por esto, en muchas tradiciones, las personas suelen inclinarse o postrarse ante la divinidad.
El tope de la cabeza se inclina hacia la tierra y, al hacer este movimiento, la atención, la sangre, la circulación y el prana se concentran en el séptimo chakra y la persona se siente abierta y fortalecida.

Cuando alguien no abre adecuadamente el séptimo chakra, la función psíquica que puede haber surgido ya de su tercer o sexto chakra, podría meterlo en problemas.

Sin humildad, disponer de información desconocida puede dar como resultado un ego espiritual.
Ésta es una de las razones por las que Yogui Bhajan suele decir: Que Dios me proteja de los psíquicos.
Ellos contaminan y diluyen mi fe. Refiriéndose al mal uso del nivel más alto que podemos alcanzar para percibir y funcionar por medio de la intuición, con todos los chakras abiertos.

Cuando alcanzas ese estado, fluyes espontáneamente y con certeza en tu ritmo con el universo.

Muchas personas se detienen antes de alcanzar ese estado, se sienten satisfechas con sus poderes psíquicos, que son una gran tentación de poder personal.

Por ello muchas tradiciones advierten que no es recomendable buscar el poder por el poder mismo.
Se podría completar esa frase con la siguiente: Puedes estar tan loco en el reino astral como lo estás en la tierra, la diferencia es que entonces tendrás más planos para actuar tu locura.

Algunas personas que, en la medida en que su sexto chakra se va abriendo, perciben a los espíritus, asumen que toda la información que reciben de los planos sutiles es verdadera.
Esto no es así. El hecho de que una persona haya muerto no significa que haya logrado superar su ego.
Así que toda la información y la fuerza que recibes en ti cuando se fortalecen tus chakras inferiores y se va abriendo tu sexto chakra, también debe ser integrada en armonía y sintonía con el Todo.
Esto se logra cuando funcionan armoniosamente y en combinación el cuarto y el séptimo chakras.

 

Chacras Alfa y omega:

 

Son el octavo y noveno chacras.

Hasta hace poco tiempo los chakras Alfa y Omega eran un vestigio en la tipología del cuerpo humano.

A pesar de que los chakras Alfa y Omega son centros de energía, tienen una programación y función completamente diferente a la de los otros chakras.

Son reguladores sintonizados con mucha precisión de las ondas eléctricas, magnéticas y gravitacionales, así como también sirven de ancla para la programación etérica de la séptima dimensión.

El chakra Alfa se encuentra a unos 20 cm encima y 5 cm hacia adelante del centro de su cabeza.

Se conecta con el cuerpo inmortal de Luz en la quinta dimensión.

El chakra Omega se encuentra alrededor de 20 cms debajo del final de su espina dorsal y lo conecta con el planeta en forma similar a un holograma, así como también con toda la malla holográfica de sus encarnaciones.

A diferencia de la matriz kármica de la cuarta dimensión, éste es un tipo de conexión totalmente no-kármica.

El octavo chakra se encuentra entre 17.5 a 22.5 cms exactamente encima del centro de su cabeza y por encima del chakra Alfa. Existe una columna de Luz, de aproximadamente 10 cms de diámetro, que se extiende desde el octavo chakra hacia abajo, por centro del cuerpo, a través de los chakras principales, hasta aproximadamente 20 cms debajo de sus pies.
Esta columna contiene un tubo de Luz de alrededor de 4 cms aprox., que corre a todo lo largo de su columna y exactamente por el centro de la misma.

Cuando los chakras Alfa y Omega han sido activados y se encuentran operando correctamente, usted experimentará algo llamado Ondas de Metatrón, moviéndose a través de la columna interna de Luz.

Estas ondas magnéticas, eléctricas y gravitacionales oscilan hacia arriba y abajo entre los chakras Alfa y Omega que se encargan de regular la amplitud y frecuencia de estas ondas.

Estas ondas estimulan y sostienen el flujo de energía pránica de vida dentro del tubo de Luz más pequeño.

Las Ondas de Metatrón también ayudan a coordinar la transformación del cuerpo físico regresándolo a la programación anterior de cuerpo inmortal de Luz.

A medida que los chakras del cuerpo se van transformando en esferas, se van creando redes que conectan a los chakras directamente con los puntos de giro de la superficie de la piel, conectando los chakras directamente con los nuevos Sistemas Axiatonal y Axial.
Al conectar la red de los chakras con las Líneas Axiatonales, los chakras quedan enganchados con las redes de evolución más elevada de resonancia universal y el movimiento de las ondas.

Esto ayuda a que nuestros chakras y los cuerpos emocional, mental y espiritual se fundan en un solo campo unificado de energía.

Este campo unificado recibe entonces los cuerpos de Niveles superiores del Alma y se mueve en sincronicidad con las ondas y pulsaciones universales.

Todo este nuevo sistema transmite entonces estas ondas y pulsaciones a través de los puntos de giro hacia el sistema circulatorio axial para recalibrar las pulsaciones y flujos de los fluidos del cuerpo.

Ahora, en el juego del karma, y estando separados del Espíritu y viviendo en un estado de limitación, nos encontramos separados también de nuestro cuerpo físico, lo que normalmente significa que no estamos en nuestro cuerpo.
Si no estamos en nuestro cuerpo, no podemos activar el chakra del corazón.
Si no podemos activar nuestro chakra del corazón, los chakras que trabajan predominantemente son los chakras de la base, ombligo y plexo solar.

Todas nuestras interacciones provienen del terror instintivo, patrones kármicos, poder, envidia, lascivia, o compartimos interacciones centradas en el ego con la gente.

Por lo tanto, no tendrán una interacción más elevada hasta tanto no se encuentren plenamente en su cuerpo. Y, por supuesto, los chakras superiores no están activados del todo.

 

Chakra Eranus:

 

Décimo chacra, se encuentra en la parte posterior de la cabeza, a unos 3 cm por debajo del hueso del cráneo.

Si está activado y se les suministran las energías que estan desèrtando de un tiempo a esta parte, ayuda con la eliminación de la hormona de la muerte, en consecuencia, reprograma las células del cuerpo.

Este Centro es el portador de la Energía del ritmo armonioso del Universo y la Tierra.

Quienes tienen activado su Chakra Eranus, están en un completo equilibrio y vibran con el ritmo armonioso de la conexión entre la Madre Tierra y el Universo.

Están llenos de confianza en sí mismos y sienten en su propia fuerza al ​​Poder de Dios.

Aquellos que no han activado su Chakra Eranus durante este tiempo de cambios, les aumentan los miedos y las preocupaciones.

Puede provocarles ataques de pánico indefinibles, a menudo sufren mucho y tienen un especial miedo a la muerte.

Sirve para la transformación de Miedos.

El Chakra Eranus sobre todo elimina todos los recuerdos de miedos de encarnaciones pasadas.

A través de la activación del Chakra Eranus puedes centrarte más fácilmente y recibes autoconfianza y Fuerza.

 

Chakra Luina:

 

Undécimo chacra, se encuentra en el centro del cerebro, corre en una banda de energía entre los oídos, por encima de los canales auditivos.

Si este Chakra está activado, conduce a una espiritualidad profundamente sentida, facilita la calma y el enfoque.

Los contextos más amplios se vuelven conscientes y fluyen hacia el propio estilo de vida.

Si el Chakra Luina no está abierto, se experimenta más inquietud.

Dificulta el encuentro del propio centro, se pone límites a uno mismo y al propio entorno.

No se reconoce el significado del panorama general.

Con la activación de este Chakra se desarrolla el reconocer conexiones más profundas y se adquiere claridad interna.

 

Chacra Sewaja:

 

Duodécimo chacra, solo puede activarse después de una gran expansión espiritual.

A través de esta apertura es posible recibir las Inteligencias Universales más elevadas.

Las nuevas experiencias que estamos viviendo y las informaciones trascendentales que estamos recibiendo, nos son transmitidas a través de este Chakra.

Su activación hace posible la comunicación interdimensional y entre galaxias.

Si estás completamente abierto, permite dar saltos cuánticos y la desaparición de todos los límites propios.

Da acceso directo a todas las Energías Divinas.

Un grupo de Ángeles llamados Sewaja vigilan este Chakra. Su tarea es transmitir mensajes, verificar la consciencia personal para la activación de este centro de acuerdo con las instrucciones de la divinidad.

Esto requiere de tu propia expansión de la Energía de tu Cuerpo de Luz en un 90%.

El guardián del grupo de Ángeles Sewaja es el Maha Chohan.

Este Chakra solo puede ser activado por el mundo espiritual, cualquiera que lo pruebe por su cuenta, perderá Energía con efecto inmediato.

 

Chacra Aura:

 

Color Blanco. Imagínatela ascendiendo por encima de tu cuerpo físico y mirándolo desde arriba. Como una luz radiante que lo rodea con forma de óvalo o esfera.

Se conoce como la fuerza circundante, la fuerza del escudo que rodea a todos los demás chakras.

También tiene la apariencia de un chakra: un círculo o vórtice de energía, un lugar donde se concentra el flujo de la energía universal.

Cuando esta fuerza circundante es fuerte, automáticamente filtras cualquier influencia negativa.

Cuando es débil, eres vulnerable a todo lo que pasa cerca de ti.

Un aura fuerte hace que todos los demás chakras funcionen mejor.

También se relaciona con la integridad de tu campo electromagnético.

Este campo circundante aparece como el aura y se percibe redondo y simétrico cuando tienes buena salud.

Cuando estás enfermo se contrae, tiene bolsas y es menos radiante.

En general cambia de color, intensidad y tamaño dependiendo del estado físico general y de los pensamientos y sentimientos.

La sensación que percibes a través de este campo es la de estar conectado.

Te entrelaza con el universo entero.

El alma siente inmensa dicha al asociarse y residir en el cuarto chakra o en el aura. Se afirma en la sensación de equilibrio y compasión cuando llega al cuarto chakra y descubre la amplitud y la realidad impersonal en el aura.

El aura no se asocia con ningún elemento sólo con el sentido o la sensación del Ser.

Establece tu campo de dominio y lo proyecta en todos los lugares con tu presencia.

Cuando ese campo circundante es fuerte y los demás chakras están alineados y funcionando bien, tu sola presencia actúa y dirige muchas de las fuerzas del universo para satisfacer tus deseos y necesidades.

El aura se extiende por lo general varios metros en cada dirección y puede ser más brillante y grande si practicas regularmente alguna técnica de cuerpo-mente-espíritu, como el Kundalini Yoga y la meditación.

Activar Chakras Espirituales.

Diferentes fuentes.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

Somos alma

Somos alma

Aquí no hay nada para nosotros, somos alma y el alma no lleva equipaje. ¿Pensabas que era tuyo? Cuan equivocados...

Nictógrafo

Nictógrafo

El nictógrafo: un invento de Lewis Carroll (Charles Dodgson) para escribir en la oscuridad. El nictógrafo es un...

La soledad de nuevo para ti

La soledad de nuevo para ti

La soledad es algo que según a quién preguntes y según en que momento la tengas como compañera, tendrá diferentes...