Crear un círculo

Escrito por Marié

4 de febrero de 2022

Círculo mágico

 

La magia es una de las cosas más primitivas que existen, se practica desde la aparición misma de la humanidad. En esas épocas primitivas, se pensaba que vinimos al mundo precisamente por mediación de la magia. Aquí vamos a aprender principalmente como crear un círculo mágico.

El círculo mágico es un elemento de vital importancia en la práctica mágica. Hacer un hechizo o ritual sin círculo podría parecer una locura, y realmente para la mayoría de casos lo puede ser.

¿Qué es un círculo mágico?

El círculo mágico es lo que se usa para delimitar un espacio para trabajar con magia. Podríamos decir que es la manera de crear tu microcosmos, donde vas a modificar el macrocosmos, es decir todo lo que ocurra dentro de esa esfera tendrá una repercusión fuera.

También creas un espacio donde no existe el espacio o el tiempo, es decir, esa esfera es un nexo entre mundos, dimensiones, espacios y tiempos, por tanto, todo lo que está ocurriendo dentro de esa esfera, que has creado o visualizado en un lugar sagrado de tu casa, ya no estará en ella, sino que estará en un lugar atemporal y no espacial (energéticamente hablando).

Físicamente, seguirás en tu casa, pero tienes que tener la mentalidad clara acerca de esto, para que entiendas por qué es un lugar sagrado y por qué es tan importante.

No obstante hay seres que eventualmente pueden viajar a ese lugar que has creado y entrar ahí, si tú los llamas, pudiendo a veces colarse un ser que no deseas, para lo cual tienes las protecciones del lugar y el conocido como círculo de protección, que no hay que confundir con el círculo mágico:

Scott Cunningham lo describe como un templo bien definido que no se encuentra en el plano físico.

Con el paso del tiempo y la evolución de las distintas civilizaciones, (da igual la cultura porque se utilizaron rituales mágicos en todas ellas: Mesopotamia, Egipto, Grecia, Roma, China, Sumeria, cultura celta, India…), las costumbres, en cuanto a magia se refiere, fueron sofisticándose, hasta lograr obtener los favores pedidos mediante invocaciones, peticiones, conjuros, visualizaciones, desarrollo de dones espirituales, hechizos.

Para ayudarte a intentar acercarte a la magia, voy a proponerte unos rituales, conjuros, invocaciones o el nombre que quieras darle a la petición de ayuda a las fuerzas ocultas de la naturaleza.

Los rituales mágicos tienen, como he dicho, su origen y diferentes propósitos en los igualmente, diferentes países.

Los rituales que yo utilizo son de magia llamada blanca, aunque yo no creo en los colores de la magia, solo en la manera y objetivos para los que es utilizada. Mi magia esta basada siempre en el amor y nunca en el miedo o el odio. Los límites entre magia negra y blanca son muy difusos, porque en realidad no existen ambas magias. La energía es Una y solamente la intención o el objetivo marcan la diferencia entre blanco y negro, bien y mal, luz y oscuridad.

Como realizar un ritual para la creación de un círculo mágico

Cualquier ritual debería comenzar creando un «círculo de protección», el encargado de poner límites y fronteras a la zona que vas a utilizar. Retiene las energías internas del practicante, protegiéndole de energías negativas tanto propias como externas.

Cuando has cerrado tu círculo mágico, nadie debe franquearlo. El ritual puede no funcionar. Por ello debemos colocar en su interior todo lo que necesitemos, y su perímetro debe ser lo suficientemente grande para moverte con libertad.

Cuando tengas la zona del círculo preparada, hay que colocar el altar. Este lo puedes poner en el centro, para mayor comodidad. Preferiblemente, debe estar montado de tal forma que cuando te coloques detrás de él, permanezcas mirando hacia el este. Esto se debe a que cada vez que entres y salgas del círculo lo debes hacer por esta misma dirección.

Necesitarás un símbolo para cada elemento de la naturaleza y cada punto cardinal.

Elemento aire: marca el Este y usarás incienso de mirra.
Elemento fuego: marca el sur y utilizarás una vela blanca.
Oeste: elemento agua, usarás una copa de agua o leche.
Norte: elemento tierra, utilizarás un tazón con sal.

En primer lugar, limpia físicamente, poniendo orden y pasando la aspiradora o barriendo si es necesario. Luego limpia y purifica el campo de energías negativas. Lo usual antes de usarlo consiste en bendecir el lugar y eliminar su energía negativa, hazlo de una manera en la que te sientas natural. Yo utilizo reiki, música purificadora con campanas, cuencos o cualquier música relajante que permita la eliminación de energía negativa.

Visualiza la dispersión y eliminación total de la energía negativa. Si no te concentras y visualizas esto, las acciones físicas de tu ritual tendrán poco efecto.

Trazado

A la creación del círculo se le llama “cerrar el círculo” y no “abrir”. “Abrir el círculo” es liberarlo o cortarlo, cuando ya vamos a salir de él.

Sitúate en el perímetro interno del círculo y trázalo con tu dedo índice haciendo tres veces la vuelta en sentido dextrógiro (el de las manecillas del reloj), comenzando en el Este. Visualiza la energía como una esfera que te envuelve de color azul que sale de tu dedo y forma una barrera que te aísla del exterior. Si tienes alguna varita también puedes usarla para el trazado. La energía utilizada debe provenir de tu interior, o si quieres puedes usar la energía universal y usar tu cuerpo como un canal.

El círculo perimetral se traza con velas, piedras, cuerdas, o algún otro marcador relacionado con las energías a utilizar. El círculo protector se visualiza como una esfera o cúpula de energía. Mientras más fuertes son tus visualizaciones, mejor será el poder protector del círculo.

Puedes hacer una Meditación previa y concentración en su elaboración, puede ser necesarias, en algunas ocasiones. Muchas personas pueden sentirse nerviosas o ansiosas durante el inicio o la ejecución de un ritual. Visualizar en meditación puede ayudar a sentirte más seguro.

Para potenciar la fuerza del círculo proyecta la afirmación: «Concibo este Círculo como un lugar de contemplación y de protección. Un espacio entre mundos y un tiempo ajeno al tiempo. Bendito seas».

Una vez realizadas las vueltas, colócate delante del altar, prende el incienso y recita esta oración: «Con el aire perfumado, consagro este círculo”.

Prende la vela y gira hacia el Sur, dando una nueva vuelta del círculo diciendo: “Con el fuego sagrado, consagro este círculo».

Continúa girando hasta colocarte de nuevo delante del altar. Toma la copa de agua y ve hacia el Oeste. A partir de este punto, efectúa la vuelta al círculo diciendo: «Con el agua del cielo y de los ríos, consagro este círculo».

Vuelve una última vez delante de tu altar. Toma el tazón de sal en tus manos y a partir del Norte, da una vuelta más diciendo: «Con la sal de la tierra, consagro este círculo».

El círculo está cerrado. A partir de este momento puedes comenzar a solicitar o invocar

Peticiones

Tómate tu tiempo y concéntrate antes de emitir cualquier sonido. Recuerda que el sonido se transmite por ondas circulares, que traspasan el círculo tanto de ida como de vuelta.

Las culturas de todo el mundo utilizan el sonido para sintonizar, invocar, y transformar la conciencia. El sonido es una herramienta de gran alcance, es vibración en la naturaleza, y nosotros somos seres vibratorios. De hecho, la ciencia nos muestra que toda la vida es vibración en la naturaleza. Esto está en consonancia con la edad avanzada del pensamiento místico de la mayoría de las culturas, que a menudo alude a la naturaleza vibracional de la Creación.

Si el propósito es lograr algo que sea constructivo, evolutivo (positivo) los giros son en la dirección de las manecillas del reloj, si, por el contrario, es destructivo, involutivo, eliminación de algún impedimento, lo giros son en dirección contraria, siempre dando como mínimo nueve vueltas sobre el propio eje individual.

Abrir el Círculo

Cuando termines, declara el círculo abierto pero nunca roto. Una fórmula sencilla cuando solo has creado un círculo protector a tu alrededor , es usar otra vez la varita girando en círculo contrario a las manecillas del reloj generando un vórtice de energía que neutraliza el rastro del anterior círculo.

Deshago el Círculo y dejo este lugar como estaba antes. Bendito seas. «Agradezco al Universo por este círculo y reenvío las energías de donde provienen. Todo ahora está como antes».

Sé respetuoso con aquellas deidades o espíritus de la naturaleza a las que has convocado. No olvides agradecer su presencia y honrar la ayuda que te han otorgado.
Puedes dar vueltas al círculo, en sentido levógiro (contrario a las manecillas del reloj), mientras das tiempo a las energías que se disuelvan diciendo: «El círculo está abierto más nunca roto. Feliz partida y feliz reencuentro. Así sea»

Ahora es el momento de apagar las velas. Después de esto, se puede salir del círculo de protección. El círculo está ahora abierto y puedes salir sin temor alguno.

Crear un círculo o esfera de protección

Crear una esfera nos ayuda a poner un límite entre nosotros y el exterior, y entre nosotros y nuestra propia energía negativa, la debemos crear nosotros con nuestra energía o con la energía universal, canalizándola.

Esta energía, la programamos con nuestra intención, en forma de esfera, y le dictamos lo que debe hacer y cuando queremos que deje de protegernos. Le pediremos que se disuelva al término de nuestro ritual.

Si no sabes despertar tu energía interna, prueba frotándote las manos para activarla. Después sepáralas despacio y visualiza como entre ambas se forma una esfera dorada o blanca.

Si sientes esta burbuja entre tus manos, puedes hacerla crecer solo con tu intención. Visualiza como se hace cada vez más grande y cuando no puedas sostenerla con tus manos, agrándala contigo en su interior.

Sigue agrandándola con tu visualización, con ella puedes rodear a más personas, incluso edificios, ciudades y la tierra al completo. Hazla tan grande como desees, según la petición que quieras realizar. Como es tu burbuja puedes desplazarte por ella, puedes ir a uno de sus bordes y colocar una de tus manos sobre ella, o simplemente imaginarlo. Seguidamente realiza tu petición: Pido que seas programada para proteger el espacio mágico que contienes de toda influencia negativa, física, mental, emocional, espiritual o energética; de todo sentimiento o pensamiento negativo, entidades oscuras o cualquier otra cosa que quiera hacerme o hacernos daño, y al término de este ritual quedaras disuelta, que así sea, muchas gracias.

Con esta esfera protectora podemos efectuar el ritual con tranquilidad de que nada energéticamente negativo pueda entrar o participar.

Como limpiar un espacio

La limpieza del ambiente a utilizar en lo más importante, así como el altar en el que vas a efectuar los rituales.

La limpieza se refiere tanto a la parte física, barriendo y ordenado tu casa o la habitación a usar, como la limpieza energética. El desorden físico y la suciedad pueden influir en los rituales, así que la higiene es muy importante en la magia.

.Ahora bien, más allá de este orden físico, también es necesario tener en cuenta la limpieza energética de tus herramientas y del altar. ¿Como realizar esto?

Cuando sentimos que el ambiente que nos rodea está pesado, hablamos de bajas vibraciones o energía negativa.
La densidad (que no debemos tener como algo necesariamente negativo) es una característica que hace que las cosas se encuentren más próximas al plano terrenal, y, por tanto, alejadas del plano espiritual.

Me explico, nuestra mente es más densa que nuestra alma. Las emociones son más pesadas que los pensamientos. La energía vital del cuerpo es más densa y el cuerpo físico es lo más denso de nuestra existencia.

Si nos basamos en esto, los sentimientos que nos aferran al plano material como el odio, la avaricia, son mucho más pesados que los sentimientos de amor o alegría. (dar – recibir, menor densidad –  mayor densidad).

Las criticas o juicios que realizamos de los demás y la realidad de los acontecimientos, son mucho más densos que tener la mente abierta y libre de juicios. Esto equivale a un pensamiento más elevado.

Cuando queremos realizar un ritual, tratamos de movilizar la energía densa para dar paso a las energías sutiles. De esta forma podemos traer la consciencia de planos más elevados a nuestro ritual y el trabajo energético no se verá afectado por la densidad negativa.

Como proteger tu espacio y tu altar

El espacio que se va a utilizar para realizar un ritual debe estar muy bien protegido. No solo delimitando ese espacio. Se deben utilizar protecciones adicionales, llamando a seres que nos ayuden a protegerlo.

La protección se puede hacer en diferentes momentos: inmediatamente antes, después o directamente en la creación del círculo mágico.

Puedes utilizar la protección de los ángeles guardianes. Quizas sea la mas usada. Consiste en llamarles, cada ángel equivale a un elemento y un punto cardinal y a sus cualidades, para protejer el espacio de toda influencia. Las equivalencias de los arcangeles son las siguientes:
Arcangel Rafael: Este, elemento aire.
Arcangel Miguel: Sur, elemento fuego.
Elemeto agua: Oeste, arcangel Gabriel.
Elemento tierra: Norte, arcangel Uriel.

Los arcangeles y sus nombres, no son exclusivos de la tradicion cristiana, también se utilizan en la cábala, como extensiones de la divinidad. Por ello pueden existir variaciones respesto a los nombres y las posiciones. Pero si de todas formas no encuentras conexión con los arcangeles, puedes utilizar los elementales correspondientes a cada elemento y punto cardinal:
Sílfides: Elemeto airte, Este.
Salamandras: Elemeto fuego, Sur.
Ondinas: Elemento agua, Oeste.
Gnomos: Elemeto tierra, Norte.

Estos son únicamente un ejemplo, porque hay muchos seres guardianes que puedes llamar. Para cualquiera de ellas deberás ocupar el centro del círculo mágico, y situarte en cada punto cardinal. Mirar en la dirección de ese elemento realizando su invocación.

Llamada a todos los Espíritus Elementales: ¡Espíritus Elementales, acercaros a mí! Elementales del Norte, Gnomos, compartid vuestro humor conmigo, que la tierra me acaricie. Elementales del Oeste, Ondinas, jugad en mi presencia, que el agua me acaricie. Sílfides, elementales del este, protectoras del conocimiento y los reinos sutiles, asistidme y protegedme en este ritual, que la brisa me acaricie. Elementales del Sur, Salamandras, danzad en las llamas de las velas y que su fuego me acaricie.

– Fuentes: Propia experiencia, blastingnews, circulodebrujas, santuariodelalba.

 

¡Puedes establecer una petición sencilla o complicada!

¡Lo importante es que sea dictada por tu corazón y que seas capaz de visualizar a los guardianes en cada punto!

¡También puedes componer una protección especial para tu día a día!

¡Namasté!

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...