Tu cuerpo es la fachada de tu alma

Escrito por Marié

20 de abril de 2021

Viajes

 

Todo lo que experimentas en la vida queda reflejado en tu cuerpo, él es la fachada de tu alma.

Mis experiencias forjadas en el tiempo transcurrido en esta vida, las he adquirido durante el viaje, transportada de forma invisible por mis abuelos y abuelas, por mis padres y seres queridos… por mis ancestros. En esta maravillosa palabra están incluidas todas las personas que llamamos ancianas. Personas mayores que han influido en nuestra vida y de las que hemos aprendido todo.

Sus andanzas, sus experiencias y vivencias tan diferentes de las actuales me han hecho viajar a otros tiempos, a otras formas de vivir y sentir, quizás más profundas y más significativas.

Ellos y ellas, mis abuelos, mis padres, mis tíos, y otras personas que se han cruzado en mi vida, han sido mis libros vivos, y en algún momento de mi excursión por este trocito de historia escribiré sus andanzas.
Inmortalizaré esas intensas vidas que quedaron cerradas a la vista, pero que permanecen en mi recuerdo y me sirven de timón, esas historias que merecen ser conocidas.

¡Hay tantos libros vivos que son dignos de que se cuenten sus vivencias!

Los aprendizajes y ejemplos de personas que han tenido vidas intensas, intentando siempre remendar cualquier roto y procurando continuamente dejar un mundo mejor a sus descendientes.

¡Todos debemos mirarnos en esos espejos que aunque han dejado de brillar, seguirán por siempre presentes en nuestras vidas!

Ellos me han revelado sus ciencias antiguas, ancestrales, su experiencia y sabiduría han sido en mi vida como relámpagos de información, enviados como flechas que quedaron por siempre clavadas en mi corazón.

Gracias a su compañía y sus guiños pude trascribir sus secretos, identificar y traducir sus silencios que, sin ser necesarias las palabras, me proyectaron para poder desplazarme en este mundo y evolucionar en el camino.

Recuerdo viajar a bordo de sus aventuras, en las que construimos, juntos, puentes invisibles que nos han conectado eternamente.

Ellos me han dicho que la vida es un relámpago y disponemos temporalmente de una oportunidad de ser mejores de lo que pensamos y mostramos. Me han recordado la necesidad de vivir intensamente y con el ritmo preciso para crear un estilo de vida que sirva como ejemplo útil.

¡Por ello, quiero rendirles homenaje, un homenaje a esa dedicación! Deseo que este homenaje recorra el largo camino a las lejanas nebulosas en las que habitan y desde las que me observan velando por mí.

Quiero restituir su linaje grande y puro de sabiduría, y deseo que su mensaje pase de mí a otras manos dispuestas a reforestar y ayudar a despertar a tantas almas como sea posible en estos tiempos de manipulación y engaño. ¡Tarea urgente!

Vamos a buscar la forma de convertirnos en sherpas del mundo silencioso y desconocido de los que están por venir. ¡Ofrezco mi guía en las travesías futuras!

¡Vamos a cambiar este mundo utilizando el legado de información que nos dejaron nuestros abuelos y abuelas! ¡Nuestros padres y demás personas que tanto nos han enseñado!

Ayúdame a cambiar la historia de este mundo, en la que están prohibidas las palabras profundas.

No te quedes con lo que lees o con lo que oyes, pregúntate lo que sientes, eso es lo que eres, muéstrate  lo que dicte tu corazón.

Ni te conformes con ser lo que te digan que seas, no sigas ejemplos equivocados, recuerda tu infancia y de donde vienes, recuerda tu linaje, pregunta, infórmate y trae a tu presente las experiencias antiguas, las experiencias de los que vinieron antes que tú, gracias a los que estás hoy aquí y eres lo que eres.

No seas de esas personas que no sabe a donde se dirige, pero sigue viajando sin rumbo y sin preguntarse si el camino es el correcto. Si haces esto, te engañas y es un error intentar justificar tu lucha en trincheras equivocadas. La vida te devolverá el golpe, siempre lo hace.

Es una pena la epidemia o quizás mejor la pandemia generalizada de caos, de miedo, de personas  equivocadas en los conceptos. ¡Ayúdame a encender su oscuridad con inteligencia y alegría!

No permitas que te utilicen, no seas la marioneta de nadie, ni la tuya propia. No te autoengañes con total dignidad creyendo tus propias mentiras.

Ni te autoexplotes para mantener necesidades innecesarias, actualmente viajan por todas partes. ¡Vamos a minimizar los daños!

¡Podemos reciclar la crisis y convertirla en oportunidad! Priorizando la vida y la salud, creando un estilo de vida natural. Tu cuerpo es la fachada de tu alma. Vive sin excesos, sin desperdicios, sin egoísmo, sin superioridad. ¡Comparte tu alegría con tu gente! Tú debes decidir si quieres vivir en guerra continua o en profunda tranquilidad.

Mis abuelos, mi padre, alguno de mis tíos, otros amigos queridos y muchos de los vuestros ya no están. Pero su silencio siempre está presente, y expresa infinitas cosas, escucha estos silencios.

No desperdicies la oportunidad, no despiertes de esta vida como si hubiera sido un sueño. Piensa en tu propósito y ayuda con él a que lo que quede tras de ti sea siempre mejor de lo que tú encontraste.

Vuelve a tu primer hogar, el útero materno. Y deja este otro útero, de la madre tierra, preparado para acoger a todo el que venga a la vida.

Y recuerda que los muertos no se van del todo, la parca es otro asunto. Los ancestros ahora somos nosotros y debemos aprender a vivir bien, de manera que el legado sea igual de digno que el que nos dejaron a nosotros.

¡Aprende el arte sagrado de ejemplarizar tu vida para que tus pupilos sepan abordar el misterio de la vida y de lo que vendrá como consecuencia de su forma de vivirla!

¡Deseo que tu camino en la vida se base en desbordar la vasija que te fue asignada para iluminar tu entorno!

 

¡La humanidad actualmente necesita de tu luz!

 

¡En honor a un libro que ha concluido su historia, mi tío Julián que hoy ha partido a la eternidad!

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...