¿Somos eso?

Escrito por Marié

21 de junio de 2024

¿Somos eso?

¡Vamos a comenzar hoy con preguntas!

¿Cómo podemos empezar?

¿Otro día divertido de preguntas sin respuesta? ¡Vamos allá!

Creemos tener muchos derechos. ¿Merecemos todos los que creemos que debemos tener? Pienso que deberíamos merecerlos antes de desearlos.

Si lo piensas, seguro que opinas que tienes que tener derecho a todo lo que quieras.

¿A que no me equivoco? Al menos observo a muchas personas así.

Sobre todo deseos materiales, yo opino que deberían desearse cosas más profundas.

¿Quieres un coche de tal o cual marca? ¿O quieres un abrigo de iguales características?

¿No, quieres joyas en tus cajones? ¿O quieres otras muchas cosas?

Y además te dices continuamente que deberías tenerlos, te preguntas por qué otros los poseen.

¿Solo piensas que tú los debes tener porque muchas personas los tienen?, pero hay otras muchas personas que no los tienen y ni siquiera los necesitan.

De esas muchas que los tienen, algunas ni siquiera saben que los tienen. ¡Es absurdo!

¿Realmente los necesitas? ¿Por qué deberías tenerlos?

¿Tu vida no está completa si no los tienes?

¿Que eres tú para decir que deberías o no deberías tener?

Y la mejor pregunta, ¿Para qué los quieres?

Casi todas las personas que conozco no tienen necesidades reales, tienen cubierto de más, todo lo básico.

¿Para qué lo quieres? ¿Y cuándo lo consigas?

Si eres infeliz cuando no puedes acceder a algo que quieres, pero que no necesitas, ¿Que ocurrirá cuándo lo logres?

¿Llenará tus vacíos? ¿Durante cuánto tiempo? ¿Lo observarás? ¿Lo guardarás y olvidarás?

¿Pensarás en lo siguiente que quieres conseguir?

¿Por qué deberías conseguirlo? ¿Lo mereces? Ufff, otro rollo.

Es un ansia obstinada de poseer, deseando más, teniendo más, queriendo más y más y más ¿razones de ello?

¿Insatisfacción? Pero, ¿como insatisfacción?

¿Antes de conseguir lo que quieres, y mientras lo consigues, que tienes en tu mente?

¿Quizás las preguntas no sean las correctas? ¿Descontento, insatisfacción con lo que eres?

¿Vacío con lo que haces? ¿Insatisfecho con donde has nacido?

Y cuando sepas para qué lo quieres, ¿Cuánto durará esta satisfacción?

Si tienes suficiente ropa, alimentos, casa, mucho más que otros, ¿Por qué quieres ir más allá?

¿Realmente lo necesitas?

Sería razonable si suponemos que tienes escasez de ropa, o poco alimento o no posees un refugio seguro.

O ¿Es otra cuestión? ¿Es cuestión de poder?

¿O de pensar que serás más respetado o más admirado?

¿O es que deseas ser envidiado?

Ser envidiado no es buena cosa, atraes energías feas.

Pero si la razón es que quieres ser más querido, es una de las razones más innobles… No me gustaría ser querida por lo que tengo o por mi forma de vestir, o por el restaurante en el que como.

Si me das a elegir, elijo ser poeta que millonaria.

Incluso prefiero cantar bien que poseer un cochazo.

También te puedes preguntar si los deseos son menos tangibles, como los que acabo de decir, ¿Por qué?

¿Buen orador, político, presidente de algo? ¿Por qué?

¿Lo has investigado alguna vez? ¿Por qué quieres todo esto?

¿Puede ser todo por qué no estás satisfecho con lo que eres?

Pero lo que eres es lo que tú has hecho.

¿No estás satisfecha con lo que has hecho? ¿Crees poder escapar de esa sensación teniendo más cosas, más ropa o más poder…?

Te vas a volver fea, debes estar satisfecha con lo que eres. A eso me refiero. Lo demás es tonto.

¿Lo que eres no te gusta? ¿Quieres ser otra cosa?

¿Realmente te ves más bonita si te pones una ropa más cara, o de una marca especial?

Soy diseñadora y modista, he pasado muuuchos años confeccionando y, déjame decirte que las calidades nada tienen que ver con los precios… y mucho menos con las marcas… como siempre, ¡cuestión de ego!

¿Qué significa eso? ¿Será qué te están engañando y no te enteras?

¿Qué no te preocupa nada?, solo el precio, ¿y debe ser alto? Ja ja ja.

Pero, has pensado que:

¿Aunque cubras todas esas “necesidades”, tu cuerpo, tu domicilio, tu coche, tus posesiones, normalmente esa insatisfacción y tristeza eterna continuarán en tu mente?

Lo único que haces es cubrirla también.

Cubrirte de poder, de posición, de palabras vacías, ¡no tiene sentido!

Mejor pregúntate ¿Qué hay detrás de todo ello?

¿Sigues siendo infeliz, verdad?

¿Qué es eso que queda detrás de lo demás, que acontece escondido en tu dolor?

Pues creo que si investigas un poquito puedes encontrar que la que está escondida eres tú.

¿Qué eres? Un ser como todos, demasiado pequeño, infeliz e insignificante, soñando con cosas equivocadas.

Y no te das cuenta de que puedes aumentar tu grandeza, eliminando las necesidades absurdas. ¡Lucha por esa grandeza!

Pero por una grandeza real, no adornos para enmascarar ¿qué? ¿Algo en ti que no te gusta?

Por eso tu lucha interminable solo te causa dolor, o una satisfacción demasiado efímera.

¿Realmente hemos venido a esto?, ¡Yo no! Es absurdo y vacío.

¿Lo entiendes? ¿Entiendes realmente lo que eres? Búscate y encontrarás algo muy grande, algo muy diferente a lo que crees esperar de la vida. La vida no es acumular… ¡No te lo puedes llevar!

¿Ah? ¿Ese es tu miedo? ¿Qué no te lo puedes llevar?

Entonces sí que no puedes pedir ayuda a nadie, no hay solución a eso.

¿O es miedo a perder lo que ya tienes? ¡Vives con miedo!

¡El miedo a perder lo que tienes se vence no teniéndolo! ¡No se necesita para ser feliz, ni para vivir!

¡Entiendo!

Tu caos comienza cuando comienzas a necesitar. Ese tipo de caos solamente lo conoce quien tiene necesidades, sean estas necesarias o no.

Casi nada es lo que parece. Casi todo es similar a lo que siempre ha sido. Si no lo crees, puedes leer a infinidad de filósofos antiguos, muy antiguos y sus reflexiones se pueden aplicar perfectamente en la actualidad.

No dejamos de ser seres en distintas evoluciones, y así vamos a seguir hasta entender.

Casi nada es lo que te dicen que es, ni coincide con lo que crees que es. Nada está bien, ni nada está mal. Es el cristal, solo el cristal.

Todos son momentos, momentos diferentes, energías diferentes, percepciones diferentes… colores diferentes, sentires diferentes.

¿Violencia? ¡No existe! ¡No existe fuera! La violencia eres tú. Tú eliges. ¡Elige bien!

La no violencia y la no necesidad mantienen un corazón tranquilo, iluminado, amoroso, en calma.

¿Evolución? Yo creo que sí, tu alma te hace necesitar cosas para evolucionar, ten cuidado con lo que escuchas por si no es realmente tu alma.

¿O es que te engancha lo externo? ¿Todavía no te has dado cuenta de que todo es ilusión?

¿No ves que todo está en tus pensamientos? Dales poder. Pero ten cuidado con lo que pides, siempre nos escuchan, y si es posible… conceden.

Lo que sientes, tu vibración, atrae.

O ¿no me digas que nunca has tenido un momento a solas con tus sensaciones, o que no has notado a tu cuerpo vibrar? Todos vibramos, y atraemos ese mismo tipo de vibración.

¿Cómo se llama eso? ¿Sintonía?

Irradia luz, amor, ayuda, compasión, agradecimiento. Eso atraeras.

¿Tampoco agradeces estar aquí? Ah, que lo mereces. Pues sí, lo mereces, de lo contrario no estarías. Aprovecha esta oportunidad, no es solo para ti.

Tú estás aquí para el mundo, no solamente para ti. Trabaja en ti, y el mundo te lo recompensará. Con paz, que es lo más importante y lo que necesitemos para empezar a investigar positivamente que somos y porque estamos.

Yo amanezco pidiendo ayuda a ese ser superior, y agradeciendo. Para que me muestre como ver lo bueno de cada suceso, para sentir cada vez más amor, o más compasión, quizás más necesidad de cooperación. También mejores pensamientos, mejores palabras y mejores acciones.

Realmente no sé si es algo que se tenga que presumir.

De muy niña, no recuerdo bien, pero supongo que tendría deseos más egoístas de posesión, como cualquier niño.

Pero he sido educada para un estilo de vida que rechaza el materialismo, me enseñaron que no es necesario, que es una dura prueba y que pocos la superan satisfactoriamente.

De hecho sigo sintiéndome algo incómoda en entornos de lujo, de ostentación gratuita, sobre todo cuando es mostrada ante quien está en inferioridad de condiciones. ¿Para qué? No eres más por tener más, incluso puedes ser mucho menos.

Lo que observo es que tengo un cierto apego a algún objeto, ciertamente puedo decir que con poco valor económico, pero un invaluable valor sentimental. Sobre todo cosas cotidianas que llevan conmigo muchos años, algún adorno, herramientas de mi padre, pañuelos de mis abuelas… Siento un cariño especial por algunas cosas, y también pienso que no debería sentirlo… ¡Tampoco me los voy a poder llevar!

Ellos tendrán ese valor mientras yo viva, después dejarán de ser lo que son… como todo.

Creo en el valor de las cosas que no son de usar y tirar, no creo en las modas, son ciclos, como todo, y mis gustos no son cíclicos.

Tengo cositas que llevan conmigo “siglos”… mientras son funcionales.

Me resisto y me negaré siempre a reemplazar algo que puedo continuar usando, independientemente de su aspecto, no es lo importante.

¿Nostalgia? Creo que es un gusto muy personal y poco cambiante.

Lo que también me parece valioso, son efectos personales almacenados en mis desvanes afectivos.

Recuerditos afectuosos.

Algún regalo muy significativo, alguna cosilla con valores emotivos…

Una moto de lata en mi estantería… Las revistas de moda en las que aparece alguno de mis diseños…

Algún viejo artículo publicado, mi primer cuadro, varios premios a relatos cortos y su publicación en algunos libros, el masaje de afeitado Floïd de mi padre (que uso de perfume cuando le extraño demasiado)…

Mi anillo de compromiso totalmente desgastado, la manta que me hizo mi hijo, mi peluche de coco, el tono de mi cabello, ja ja ja.

 

¡Los infinitos besos y abrazos de quien quiero! ¡Aunque alguno ya no me quiera!

¡Y otros poquitos cachivaches, símbolos de lealtad, permanencia, recuerdos!

¡Amores que demuestran que el valor no está en el precio y que el tiempo, a veces, es respetuoso con ciertas cosas!

 

 

 

¡Namasté!

 

6 Comentarios

  1. María del Carmen

    No es mas rico el que más tiene , si no el que menos necesita, yo doy gracias todos los días, mi familia y amigos están sanos, tenemos trabajo,para cubrir las necesidades básicas, que más se necesita? ❤️😘😘

    Responder
    • Marié

      Se necesita solo eso, una preciosa familia como la tuya. Te quiero.

      Responder
    • Yolanda

      Con pocas cosas nos tenemos que conformar.

      No nos damos cuenta lo que tenemos .

      Somos muy afortunados en esta vida .

      Responder
      • Marié

        Exacto, solemos mirar al lado equivocado. 🫂

        Responder
  2. Carmen vega

    Muy interesante cada vez me sorprendes mas

    Responder
    • Marié

      Jajajaja, bueno, diferentes opiniones, reflexiones, pensamientos. Todos somos distintos y yo creo que aprendemos todos de todos.

      Aunque pueden ser cambiantes, cada situación que vives va haciéndote, por eso siempre digo que lo que escribo no es para imponer mi razón, ni para convencer a nadie, solo porque me hace sentir bien, me hace de terapia.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

Somos alma

Somos alma

Aquí no hay nada para nosotros, somos alma y el alma no lleva equipaje. ¿Pensabas que era tuyo? Cuan equivocados...

Nictógrafo

Nictógrafo

El nictógrafo: un invento de Lewis Carroll (Charles Dodgson) para escribir en la oscuridad. El nictógrafo es un...

La soledad de nuevo para ti

La soledad de nuevo para ti

La soledad es algo que según a quién preguntes y según en que momento la tengas como compañera, tendrá diferentes...