Sabiduría antigua

Escrito por Marié

7 de julio de 2023

¿Evolución? Es lo normal en la vida. Pienso que las grandes mentes, esas que logran comprender y unir en un conjunto sagrado, ciencia, espiritualidad, filosofía personal junto con la sabiduría antigua que nos ha llegado a lo largo de las incontables eras; son las capaces de aplicar todo, incluso en las actuales necesidades de la humanidad. Ellas transportan la verdad.

¿Y qué es la verdad? Hoy es difícil de definir, y sobre todo de encontrar…

La evolución es verdad, es la mayor de las verdades. Todo camina, todo sigue un curso natural que no se puede frenar. Es una cuestión indiscutible.

Cuando hablo de alguna de mis verdades es porque he encontrado algo de claridad y conciencia a nivel de espíritu, tranquilidad espiritual.

Si me preguntases como me acerco a esa parte, creo que puede ser por mí sentir básicamente desprendido de lo material (afortunadamente es algo en lo que no he tenido que insistir).

¿Que como lo hago? Creo que dejándome llevar por esa energía superior que envuelve todo y a todos, y que tiene tantos nombres. Para mí es una energía cercana, que siento en cada una de mis células, también envolviendo mi mundo y que me ayuda a evolucionar en cada uno de los instantes de mi vida. Necesita de un esfuerzo diario, pero es insignificante para los beneficios que me aporta.

Uno de esos beneficios es que cuando pienso en ella, está dispuesta para mí y noto que me llega porque siento expandirse mi corazón. Si me mantengo en esa sensación, advierto un amor tan inmenso en él, que parece que no lo puedo contener. Ella me muestra que debo responder siempre desde el amor y así intento hacerlo.

Y la natural respuesta siempre llega igualmente en forma de amor. Creo que esto también forma parte de la evolución, lo que envías al universo, es lo que el universo multiplica y te devuelve. Me siento enormemente afortunada.

Por eso, pienso que hay que tener cuidado con lo que se desea a los demás, probablemente se nos devuelva incrementado y no tengamos manera de contener el huracán, tanto de bonitas respuestas como de todo lo contrario.

Doy las gracias por este sentir básicamente amoroso. Pese a mi carácter un tanto difícil, mis deseos para las personas siempre son desde el amor. Este sentir me da una paz y una tranquilidad mental difíciles de explicar. Son puramente sentimientos y emociones, y disfruto en extremo de lo que me hace sentir.

Sin embargo, algunas personas, en su gusto por el poder, intentan frenar la lógica evolución, ¡Y eso es Imposible! Es contra natura. Y la propia vida lo hará saber antes o después.

Lo normal es que nuestros deseos sean para mejorar, mejorar nuestra vida, mejorar nuestras circunstancias, y lo más importante y más natural, mejorarnos a nosotros mismos, ser mejores seres humanos… O al menos más humanos.

¿Hay alguien que pueda decir que esto no es evolucionar?

Creo que no podríamos llamarnos humanos sin la facultad de sentir nuestra propia evolución y dejarnos fluir en ella, si no lo hiciéramos seriamos meros animales sin humanidad.

Ver las transformaciones que suceden a nuestro alrededor, deseos de tener vidas más plenas, cambios que logren que cada uno se pueda acercar cada día más a una libertad personal y a la verdadera evolución.

La sabiduría antigua nos lo ha mostrado siempre, todo en cualquier ámbito habla de evolución.

No me puedes decir que tú no te observas, y si lo dijeses te diría que tu vida es muy vacía. ¿Tienes tiempo para pensar en ello?

No hay más que observarnos a nosotros, nuestro paso por el mundo desde nuestro origen. Y como he dicho, observar la ciencia en todas sus formas. De un tiempo a esta parte, (los de mi edad hemos vivido su nacimiento) y como parte de la ciencia, los nuevos avances tecnológicos… La normal evolución desde la teoría hasta su aplicación en nuestra vida. Una evolución que a algunos nos cuesta más que a otros, pero que inevitablemente tenemos que aprender a navegar… ¡También evolución!.

Nuestra propia evolución actual, que debería ser sincera y veraz. Pero los hechos muestran que no lo es.

En la mayoría de ocasiones parece no ser así, debido a las mentiras que surgen por doquier. Incluso así, no deja de ser evolución, aunque esta evolución yo la llamaría realmente involución.

¿Será necesario repetir errores para aprender? Es una pena. Pero así somos los humanos. ¿Quizás nos guste sufrir? O nuestra mente está tan cerrada que debe recibir infinidad de golpes para poder abrirse.

Creo que deberíamos enfrentar nuestra propia evolución observándonos, como he dicho, desde todos los puntos de vista, materiales, físicos, espirituales, mentales y emocionales, observándonos como personas íntegramente compuestas por todos ellos.

Pienso que así accedemos a que cada alma pueda seguir evolucionando equilibradamente, sin retrocesos… la vida es eso, pasitos adelante, aunque sean cortitos, cada uno a su ritmo. No dar pasitos atrás, o grandes zancadas, que nos dirijan a tener que volver a luchar por lo que ya habíamos logrado vencer… deseo una natural evolución amable, sin empujones.

Si estás leyendo esto y sientes ansiedad, quizás no estás en el momento que deberías estar. Si tus decisiones no están a la altura de tus emociones, ni de tus sentimientos, ni de tus valores, estás poniendo un freno a tu natural evolución y tu corazón te lo hace saber.

Incluso siendo así, lo ideal sería no agobiarnos por ello, porque sentirte culpable ante las posibles malas decisiones también forma parte de evolucionar. Y esa parte de culpa puede ayudarte a que la evolución siga su natural camino. Quizás en algunas ocasiones un coscorrón sirva para despertar de un mal sueño. Aunque personalmente prefiero dejarme llevar sin tener que dármelo, aprender respetuosamente.

… Mientras que las posibles malas decisiones no sirvan para descuidar nuestros conocimientos, nuestras experiencias de aprendizaje y de continuo crecimiento. … Mientras que, sobre todo, no sirvan de freno a la vida futura de nuestros descendientes.

No quiero decir que tengamos que hacer las cosas fáciles, no sería justo… pero sí hay que dejar que las cosas fluyan y sucedan a su perfecto ritmo, sin interponernos, como el fluir de la magistral evolución de la oruguita a mariposa, sin resistencia, pero sin ayuda…

Metamorfosis… inevitable proceso. Finalmente, la mariposa celebra su vida y cada paso de su transformación, con un precioso y libre vuelo. No hay que ayudarla rasgando su capullo… como siempre he oído decir a uno de mis maestros…

Quizás ese ejemplo, que todos hemos oído, es el que debemos utilizar para poder imaginar nuestra propia transición en cada etapa de nuestra vida

Realmente es una bonita metáfora en la que poder observarnos, comparar nuestra vida y sus transformaciones, incluso nuestra muerte, con las fases de una mariposa. La naturaleza siempre está dispuesta a mostrarnos sus ejemplos… si no nos obstinamos en desafiarla.

Creo que la evolución es camino, es cambio, es proceso interminable, sin fin, a través del que podemos ser conscientes de la realidad de nuestra vida. Es satisfactorio cuando miras tu camino y ves resultados en los demás, lo que ves fuera es lo que has hecho. Y las respuestas que ves fuera no son más que el comienzo de lo que viene de camino.

Creo que casi todo en la vida da avisos y si de pronto sientes un gran bofetón es porque, o lo estabas haciendo muy mal, o tenías los ojos cerrados.

Evolución, espiritualidad, ascensión, camino en espiral hasta llegar a conocer el gran misterio individual de cada uno. Esa sensación de que estás haciendo las cosas bien y lo que esperas será siempre bueno… Esa sensación que te dice que en tu vida se va a manifestar todo lo bueno por lo que estás viviendo esta experiencia. Es una sensación que solo se tiene cuando en tu corazón habita la verdad, las buenas intenciones y los buenos deseos.

Desde esa verdad nos acercamos a la parte espiritual que nos mostrará el camino para llegar a descubrir todo aquello para lo que hemos nacido.

 

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...