Hierbas, especias… raíces

Escrito por Marié

15 de octubre de 2021

¿Sabías que?

 

La Mandrágora es una planta mágica por excelencia, reconocida como la Reina de las plantas, dentro de las hierbas, especias… raíces.

Es altamente tóxica, de flores olorosas con forma de campanillas de diversos colores, con un rasgo extraordinario: sus raíces con forma humana.

Мандрагора — овеянное легендами растение

Se trata de una planta que puede llegar a provocar la muerte si es ingerida directamente, y tiene actividad a través de la piel, por lo que es poco prudente manipular sus hojas, frutos y, sobre todo, sus raíces. Entre los síntomas de intoxicación por mandrágora se han documentado mareos, dificultades para respirar y bradicardia (descenso de la frecuencia cardiaca). Su cultivo es peligroso y desaconsejado. Sus flores son  bonitas y vistosas y esto le confiere un alto valor ornamental.

¿Cual es su aspecto?

Se viste con hojas perennes, tiene raíces gruesas y largas. Está por lo general dividida en dos o tres ramificaciones, esta caracteristica le porporciona una forma antropomorfa.

Tiene un tallo de color verde oscuro en el cual se observan hojas anchas con una superficie rugosa también de color verde.

Pin on modelosLas flores salen del centro, y son, a diferencia del resto de la planta, blancas con tonos púrpuras. La mandrágora alcanza una altura de unos 30 cm y no necesita mucho sol, de ahí que se desarrolle en lugares sombríos con poca luz.

Alimentos con Historia.V. Bayas de Goji | BLOGTÁNICOEl fruto tiene un color amarillo o naranja, tiene aspecto similar a una manzana pequeña y produce un olor fétido.

Esta planta crece en suelos profundos de bosques sombríos, en las orillas de ríos y arroyos donde la luz del sol no penetra, apareciendo fundamentalmente en climas mediterráneos.

2021 Semillas de Cosecha Mandrágora Deep Purple Mandrake 30+ Semillas De Flores | eBayLas semillas germinan en otoño, después de las primeras lluvias y la floración suele tardar un año desde la germinación de la semilla, es decir al otoño o invierno siguiente.

Se da en suelos arenosos que drenen bien, con pH ácido o neutro, aunque tiene facilidad para adaptarse a distintos sustratos.

El crecimiento de las raíces es bastante rápido, y a los 6-8 meses llega a los 3 cm de ancho por 7 cm de largo.

Familia de las solanáceas, y aunque tienen una reputación fatal, estas plantas, impregnadas de mitos y folclore, se han usado durante miles de años por sus cualidades medicinales… y es posible que tengan muchas propiedades que podrían mantenernos saludables hoy en día.

¿Mitos o realidades en las diferentes culturas?

Su fama es casi tan antigua como la humanidad misma, ya desde la Grecia clásica la mandrágora era ampliamente utilizada y se la conocía con el nombre de planta de Circe, en honor a la famosa diosa y hechicera del mismo nombre a quien Homero inmortalizara en su famosa Odisea.

Según la tradición oral, esta planta era vista como símbolo de prosperidad y buena fortuna.

Hipócrates describió sus raíces y Dioscórides la incorpora a su libro más famoso, De Materia Medica.

Es una planta que, incluso, fue mencionada en la biblia, concretamente en el libro del Génesis. Se la llamaba la planta de los dioses y desde tiempos inmemoriales y en diferentes culturas se le atribuyeron propiedades narcóticas, curativas e incluso afrodisiacas.

Tembien en otras partes del Antiguo Testamento se alude a estas propiedades. Se la menciona en la historia de la bella Raquel, esposa de Jacob, uno de los patriarcas de la Biblia. En esta historia y según la tradición, Raquel era estéril y se quedó embarazada tras tomar una infusión de mandrágora.

Es aquí donde la fama de la mandrágora se enlaza con la tradición judaica, donde la raíz de esta planta era utilizada como un potente fertilizante. Entre la comunidad judía tenían la creencia de que la mandrágora crecía al pie del árbol del edén, por lo que muchos la han identificado con el esperma.

Argumentaban que sus maravillosas virtudes procedían del hecho de ser el producto vivo de donde salió Adán.

Tras la caída del imperio Romano, los árabes profundizaron en el conocimiento de la medicina. Desarrollaron la “spongia somnifera”, una esponja que se empapaba con jugo de mandrágora y otras plantas como adormidera o belladona.

Posteriormente se introducía o acercaba a la nariz de los pacientes que quedaban adormecidos. Esta fue la forma de anestesia más utilizada en Europa hasta el descubrimiento del éter.

Utilidades en la antiguedad

Pocas plantas en la antigüedad tuvieron un espectro de usos tan amplio como tuvo la mandrágora. Se utilizó además para tratar una gran variedad de afecciones como el asma, artritis, inflamaciones o úlceras, entre otros.

Con el tiempo, y duranta la Edad Media se extendió la leyenda de que la mandrágora nacía del esperma de los ahorcados de donde es muy probable que se le otorgaran sus atributos afrodisíacos. También en esta época, se la consideró el mejor de los medicamentos.

Será también en la Edad Media donde esta planta se tranforme de medicinal a ser una planta maldita vinculada a rituales, brujas y hechiceros. Creian que la mandrágora contenía el alma de los desesperados y quien la poseía podía escapar a los atentados y volverse invisible.

Indicaba también dónde estaban ocultos los tesoros, fecundaba a las vacas y les daba doble leche. Y si se cuidaba durante siete años después de arrancarla, se decía que, se transformaba en un niño real tras un extraño y complejo ritual.

Los antiguos pobladores de África y también algunos poblados de Asia creían que tenía propiedades curativas y por ello la utilizaban para lavarse las manos y los pies.

Egipto, Palestina, Líbano y Siria

Uso de la mandrágora en el Antiguo Egipto. | Egyptian art, Egypt, Ancient egyptianEn Egipto, la atención por la mandrágora recayó casi siempre en su fruto, al que se le adjudicaron propiedades afrodisíacas. Poco interés parece haber recibido la raíz y sus propiedades sedantes.

Fue un cultivo introducido durante el Imperio Nuevo y en particular con la dinastía XVIII (c. 1550-1295 a.C.).

Seguramente importando la planta desde la zona de Palestina, Líbano y Siria, donde era conocida con anterioridad y, presumiblemente, crecía en estado salvaje.

Sin embargo, en Egipto hubo de plantarse, asegurando una buena irrigación, pues de otro modo hubiera sido inviable tener una producción significativa de esta especie botánica.

Era, pues, una planta cultivada ex profeso en los jardines de la élite y no una planta recolectada en los lugares de crecimiento natural.

Es lo que se aprecia en las pinturas murales de las tumbas del escultor Ipuy, del escriba y contable Nebamum, y del gobernador de Tebas y visir Rekhmire. En este último ejemplo, la tumba de Rekhmire, se aprecia que la mandrágora crece junto con otras especies habituales en zonas húmedas, como el papiro y el loto, y bajo otras de zonas más áridas como las palmeras datileras y sicómoros

La relación entre el loto y la mandrágora tuvo mucha fortuna en Egipto y se repitió en otros objetos, tal vez por el aroma intenso que
ambas exhalaban.

Un relato de la época romana dice:

“El hombre debe guardarse de extraerla él mismo, pues su vida peligraría.

Por eso hay que atar un perro a la parte superior de la planta y azuzarlo hasta que la planta surja de la tierra y se yerga.

En ese preciso instante la planta de figura humana proferirá un horrísono grito y el perro caerá muerto al instante. Para sobrevivir, el buscador de mandrágora deberá tomar la precaución de taparse bien los oídos con cera.”

La mandragora y Juana De Arco

Uno de los casos más conocidos que alentaba la relación entre brujería y mandrágora ocurrió durante el juicio de Juana de Arco.

Durante el proceso de Ruan en el que se puso en duda la validez de la capacidad visionaria de la Dama de Orleans.

Los jueces la acusaron de llevar oculta entre sus ropas una raíz de mandrágora, un ser demoníaco del que obtenía su maravilloso poder de adivinación y su don de mando, pues según las leyendas, si la raíz de mandrágora se mantenía en casa bien cobijada con paños de seda o lino y si era apropiadamente cuidada y alimentada movería su pequeña cabeza para afirmar o negar a las preguntas que se le hicieran.

Estas declaraciones fueron cruciales en la sentencia de muerte de la joven heroína francesa.

¿Mandragora, planta magica?

Que es una mandrágora? | CREEPYPASTAS AMINO. AminoDurante siglos estuvo asociada a la magia, la brujería y lo sobrenatural, formando parte de los ungüentos que las brujas utilizaban para “volar” en el medievo.

Su forma parecida a nuestro cuerpo casi humana ha hecho de la mandrágora una planta amada por las brujas y temida por los pueblos de distintas civilizaciones. Es, junto con el muérdago, la planta mágica más conocida y utilizada de todos los tiempos.

Posiblemente, es esta la forma humana de sus raíces lo que ha hecho que pueblos a lo largo y ancho del planeta hayan otorgado a esta planta distintas propiedades mágicas. Se convirtió en remedio para enfermedades, en invocadora de magias y en un potente afrodisíaco. Y como es de esperar, un sinfín de leyendas se han formulado en torno a la mandrágora, las más importantes están relacionadas con su origen y con la forma de la raíz.

Propiedades medicinales

La mandrágora debe sus propiedades a la presencia en su raíz de alcaloides altamente venenosos entre los que se encuentran la escopolamina, la atropina, la mandragorina o la hiosciamina. Estos alcaloides, también presentes en otras especies de solanáceas, pueden producir alucinaciones y delirios, convulsiones e incluso la muerte. En la medicina moderna la hiosciamina o la escopolamina se utilizan como antiespasmódico y para tratar algunos problemas intestinales, neuralgias y los temblores provocados por el Parkinson.

Con fines medicinales se recogen las raices que se secan al aire y se muelen. La raíz de mandrágora se clasifica dentro de grupo de hierbas anodinas (hierbas que calman el dolor) por sus propiedades narcóticas y soporíferas y se utiliza para tratar dolores reumáticos. La mandrágora tiene propiedades eméticas y laxantes. Externamente tiene propiedades antiinfecciosas.

Si decides utilizarla: 

Si se pretende usarla hay que tener especial atención a su toxicidad. Se recomienda su uso siempre bajo la supervisión de un especialista. En fitoterapia tiene que ser primero el terapeuta quien prescriba su uso y la dosis recomendada. A efectos prácticos, se puede utilizar para combatir los siguientes problemas de salud:

Provocar el vómito, calmar dolores bucales y provocados por golpes en articulaciones, disminución de los dolores causados por fracturas de huesos y eliminación parcial de dolores de cabeza y migrañas, neuritis, parestesia, dolor de cuello, artrosis, braquialgia, cervicoartrosis, calambres, anestesia, insuficiencia hepática, enfermedad de la vesícula, hemorroides, hemorroides sangrientas, estreñimiento, colitis, colitis espástica, intestino irritable, insuficiencia pancreática, vómitos en el embarazo, molestias gástricas, gastritis, gastroenteritis, reflujo, hepatitis úlcera duodenal, angina de pecho, taquicardia, arritmia.

La mandragora en el cine reciente

El lado botánico de Harry Potter | EsporesDos películas recientes en las que ha tomado protagonismos la mandrágora son Harry Potter y El laberinto del Fauno. En ambas, la raíz de la planta aparece vinculada a la magia, y su grito es presentado como uno de los sonidos más agudos y desagradables del mundo.

En «Harry Potter y la cámara secreta«, la profesora Sprout le muestra a Harry y a sus compañeros de clase cómo cambiarle la maceta a mandrágoras pequeñas, y les dice que usen orejeras.

Puede ser una imagen de 1 persona«El llanto de la mandrágora es fatal para quien lo escuche«, explica Hermione, alardeando de sus conocimientos. «La mandrágora, o mandrágula se utiliza para curar a la gente que ha sido petrificada, también es peligrosa.

El laberinto del Fauno (Sin límites) : del Toro, Guillermo, Funke, Cornelia: Amazon.es: LibrosPero las plantas con las que los chicos están aprendiendo «son apenas de semillero», indica la profesora, por lo que «su llanto no mata aún… aunque pueden dejarte inconsciente por varias horas».

Por ultimo, cobra mucha importancia en la película del cineasta Guillermo del Toro , en la cual explica como esta excepcional planta es capaz de curar los males de la madre de la protagonista.

 

Tambien en el mundo literario aparece nuestra misteriosa planta

Hay gran cantidad de obras las cuales han recibido el titulo de esta archiconocida planta.

El misterioso castillo del rey Héctor | PARLANDO DE LIBROSNo hace falta retroceder muchos años para poder encontrarnos con un libro de la escritora española Laura Gallego que lleva su sombre como titulo.

En este caso la autora se sirve de la propiedad nigromante para asociarla con suLa mandrágora: 1 (Alba y mayo, teatro) : Maquiavelo, Nicolás: Amazon.es: Libros historia, la cual trata principalmente sobre el desarrollo de artes oscuras en la Edad Media.

Si retrocedemos un poco más, entorno al siglo XVI encontramos la novela del filósofo italiano Nicolás Maquiavelo.

Nombrada tambien con el mismo titulo, en la cual se hace referencia al uso terapéutico y médico que tenía la planta antiguamente para curar males como la infertilidad. Además, por sus atribuciones mágicas siempre se ha relacionado con libros y escritos asociados con la práctica de magia y hechizos.

 

Esperando a GodotEn el teatro tambien tiene cierto protagonismo, como en la obra de Samuel Beckett ‘’Esperando a Godot’’ donde hacen referencia a sus gritos en un fragmento un tanto extravagante:
VLADIMIR: (…) Y ahora, ¿qué hacemos?
ESTRAGÓN: Esperamos.
VLADIMIR: Sí, ¿pero mientras esperamos?
ESTRAGÓN: ¿Y si nos ahorcáramos?
VLADIMIR: Sería un buen medio para que se nos pusiera tiesa.
ESTRAGÓN (excitado): ¿Lo hacemos?
VLADIMIR: Con todo lo que sigue. Allí donde eso cae, crecen mandrágoras. Por eso gritan cuando las arrancan. ¿No lo sabías?
ESTRAGÓN: Ahorquémonos ahora mismo.

Otras:

Libro gratis: El Talisman - Emilia Pardo Bazán - textos.infoSólo los elefantes encuentran mandrágora : Armonia Somers: Amazon.es: LibrosNo son las únicas obras que la mencionan, por supuesto. En las letras latinoamericanas encontramos la obra Sólo los elefantes encuentran mandrágora, de la uruguaya Armonía Sommers; o el grupo de poetas surrealistas chilenos que se bautizaron como La Mandrágora. Menciones se hallan también en Borges (El libro de los seres imaginarios), o en el argentino Julio Cortázar (Rayuela).

En las letras españolas, la encontramos en un relato corto de Emilia Pardo Bazán, El talismán.

Sin embargo, destacan, por su fuerza, sus apariciones literarias en Alemania, convirtiéndose en protagonista de la novela de 1911 de Hans Heinz Ewers, Alraune palabra alemana que hoy significa literalmente “mandrágora”, posteriormente adaptada al cine. Viene también citada en la obra de la ocultista y co-fundadora de la Sociedad Teosófica Helena Petrovna Blavatsky, de ascendencia ruso-germana, y que saca el tema de la mandrágora al hablar sobre la posible existencia y creación artificial de homúnculos, tema caliente a finales del s. XIX, cuando se publicó su obra Isis Unveiled. Podríamos decir que algunas de estas alraune son un análogo vegetal simbólico al monstruo del Dr. Frankenstein, que por ejemplo en la obra de Ewers posee un fuerte componente ¿misógino?: la mujer-planta es mujer-mala.

El terreno simbólico y cultural ya está preparado para la siembra de esta idea, siendo lo vegetal pasivo, terreno, y asociado con las mujeres.

La Santa Hildegarda de Bingen

PHYSICA. Libro de Medicina Sencilla: SUBTILITATUM DIVERSARUM NATURARUM CREATURARUM I. LIBER SIMPLICIS MEDICINAE eBook : de Bingen, Hildegarda, Renedo Hijarrubia, Rafael: Amazon.es: LibrosSanta Hildegarda habla de ella en uno de sus tantos libros sobre medicina natural:

Se aplicaba en forma de cataplasma o se tomaba en caldo, o se hacía al enfermo sostenerla con la mano derecha. Decía que curaba la languidez, la jaqueca y los dolores de cuello. Santa Hildegarda de Bingen (líder monacal, profetisa, médica y mística alemana conocida también como Sibila del Rin) detalló sus virtudes en el siglo XII incluyéndola en su Liber simplicis medicine (también llamado Physica), un tratado sobre medicina dividido en nueve libros sobre las propiedades curativas basándose en la botánica, zoología y botánica. Dijo de la mandrágora que tomada con vino ahuyentaba la melancolía del alma, y que su infusión reanimaba a aquellos que sufrían nauseas.

Resumen, realidad y mito: entre el veneno y el sueño

¿Pero qué hay de realidad y de ficción en los usos y poderes de la mandrágora?

La mandrágora pertenece a la familia de las solanáceas, es decir, está emparentada con plantas como la patata, la belladona y el tomate.

Crece en bosques sombríos, a la orilla de ríos y arroyos donde la luz del sol no penetra.

Su raíz es gruesa, larga, generalmente dividida en dos o tres ramificaciones de color blanquecino que se extienden por el suelo, sus hojas son de un tono verde oscuro, y sus flores son blancas, ligeramente teñidas de púrpura.

El fruto es parecido a una manzana pequeña y exhala un olor fétido.

Por un lado, tenemos una concepción simbólica de la mandrágora, la que mayor éxito ha conocido, que imagina una planta turbadora, que provoca ansia, con leyendas estremecedoras sobre su nacimiento al pie del patíbulo a partir del semen/sangre/orina de un ahorcado.

Analizando mejor

Pero si lo analizamos bien, nos damos cuenta de que esta idea se gesta, sobre todo, en la Europa del norte: precisamente donde no crecen mandrágoras silvestres, y por lo tanto donde nadie tiene la menor idea práctica de cómo son en realidad.

Incluso en el cuento de Pardo Bazán el talismán mandragorístico no proviene del sur de la península, sino que está en poder de un aristócrata austríaco (que lo compró a un israelita de Palestina).

En la literatura española del renacimiento, época especialmente preocupada por brujerías, por cierto, no he hallado ninguna referencia a la mandrágora: no se la menciona en El Quijote, ni tampoco en La Celestina.

¿Fertilidad?

Sí aparece en herbarios de la época, pero las supersticiones que más veces se mencionan son las relativas a su supuesto efecto mágico sobre la fertilidad femenina; de hecho, la aparición más famosa en Italia de esta planta es como ardid engañabobos en la comedia de Macchiavelli La Mandragola, en la que un pícaro enamorado de una mujer casada, pero sin hijos, convence al marido de que el remedio para acabar con la esterilidad de su matrimonio es usar la mandrágora mágica… cuyo único inconveniente es que provocará la muerte del primero que se acueste con su mujer tras la ingesta del brebaje. Claro que eso tiene fácil solución: que el marido permita que otro “se sacrifique” acostándose con ella antes…

– Fuentes: physica, espores, jardín botánico, herbario, bbc, daunai, Van den berg, harrypotter, conocer, Goddesses, Elixirs, and Witches: Plants and Sexuality throughout Human History …

Mandragora officinarum L.

Pythagoras llamó Antropomorphon a la mandragora, que significa figura humana, por cuanto su raiz por la mayor parte consta de dos piernas semejantes a las del hombre; aunque no contentos muchos burladores con esto, quieren persuadir, que no se nos parece en todos los otros miembros, y assi para engañar al pueblo ignorante, y credulo, suelen en la raiz de la caña, o en aquella de la Byonia esculpir, y entretallar todas las partes del hombre, enxiriendo ciertos granillos de trigo en aquellos lugares del cuerpo: de los quales quieren que nazcan yervas en vez de cabellos o pelos. Formadas pues dichas raizes con este fraudulento artificio, las meten debaxo de la tierra, hasta que les crezca la barba, y cobren una nueva corteza, y entonces las sacan como cosa monstruosa y las vende por quanto quieren, para hazer hijos a unas mugerzillas esteriles, que mueren por empeñarse.

 

Dioscorides, P. 1651. A cerca de la materia medicinal, y de los venenos mortiferos (Traducido, ilustrado y anotado por el Dr. A. Laguna)

 

La mandrágora es fría y seca, como las brujas con las que hoy se asocia.

La más seductora de todas las plantas, la más misteriosa, que ejerce simultáneamente atracción y repulsión por su condición encubierta “la planta que quería ser hombre”, se la describe en El Laberinto del Fauno. Su grito aboca a la locura o a la muerte o, si son aún jovencitas, a un desmayo en Harry Potter y la cámara secreta.

Otros han avanzado sus teorías para explicar tanto revuelo alrededor de esta planta singular ¿pero por qué ella? y simplificar el laberinto. Nos gustan las cosas mas sencillas.

Por suerte o por desgracia, no lo son, aunque no sea este el lugar para perdernos en los recovecos históricos, bioquímicos o documentales que participan en el enredo.

¿Quimera del folklore oral?

Sin embargo, sí sem puede destacar una idea importante es que ese bosque mágico de significados simbólicos que nos parece tan antiguo, tan coherente, con una identidad tan clara… es, en realidad, un palimpsesto (Manuscrito antiguo que conserva huellas de una escritura anterior que fue borrada) una quimera fruto de la cultura escrita, más que del folklore oral real.

Como con los leones o los elefantes de los bestiarios medievales, la mayoría de personas que acumulan citas literarias ajenas sobre la mandrágora no la han visto ni empleado nunca.

El resultado es un popurrí de anotaciones de autores que sí interaccionaron con ella, observaciones sobre plantas que se identificaron, acertada o equivocadamente, con la mandrágora, y comentarios sobre rituales que antaño se aplicaron a otras plantas pero terminaron, injertándose, sobre la leyenda de este vegetal.

Utilizada como talisman

La mandrágora-talismán, la planta que quería ser persona, jamás será un ingrediente de un vino afrodisíaco; quien se hayan asegurado una raíz de mandegloire (como se la llamaba en Francia) la guarda intacta en paño de oro fino, pues ¿qué sentido tiene comerse un talismán que trae fortuna y riqueza?

No; el mecanismo de defensa que la superstición o las pseudociencias atribuyen de la mandrágora está en su forma, que debe ser preservada, alimentada, mimada.

Por eso las mandrágoras fraudulentas podían circular impunemente, aun siendo raíces de otras plantas: nunca tendrían que someterse a la prueba de identidad bioquímica que sólo la verdadera mandrágora podría superar.

¡La mandragora mágica que obsesiona y fascina allende los Alpes es fría y seca como las brujas, sí; pero sobre todo es un misterio exótico, una planta legendaria que se tambalea entre lo vegetal y lo humano!

 

¡Os espero entre las flores, hojas y raices de las proximas plantas: Belladona, Beleño…!

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...