Felices 20 vueltas al sol

Escrito por Marié

28 de septiembre de 2022

Felicidades hijo

Este año es especial, pasaste de prefijo. Felices 20 vueltas al sol. ¿Y qué significa exactamente dar una vuelta al sol?

Según cuentan los observadores del universo, cuando llega el momento exacto de la fecha de tu nacimiento, el sol está situado en el lugar exacto que estaba cuando tú naciste a la vida.

De tal manera que su luz ilumina de nuevo la luna y los planetas desde el punto exacto en el espacio de aquel mágico momento en que viste la luz de ese mundo por vez primera. Así que el cosmos completo se alinea de nuevo frente a ti.

Es un momento estelar que solo ocurre una vez cada año y por eso se dice que en ese preciso momento es la celebración de una nueva vuelta al sol completa.

Si te detienes a pensar, hoy se sella y se vuelve a desplegar un tierno ciclo, una cosecha joven, y este bello universo te vuelve a brindar el motivo de hacer consciente tu acontecer por esta exquisita y maltratada tierra.

Si miras al cielo, observarás una cobertura bordada de estrellas, que te puede hacer meditar en el camino recorrido y en lo que queda por recorrer.

Por todo ello, en las culturas antiguas, se celebraba al cumplir una vuelta al sol, merecía la pena detenerse un momento para ser consciente de la energía que transporta tu nombre y toda tu esencia.

Es importante tomar este tiempo para agradecer al sol, su fuerza y su luz, esa que te hacen único en el mundo. Es una bonita manera de observar tu propio espíritu y elevarlo hacia él. Agradeciendo el sendero que te vuelve a abrir para que sigas recorriendo la siguiente vuelta en torno a él.

Os lo deseo a los dos, pero hoy especialmente a ti:

 

Te bendigo para que seas una bendición. Antigua bendición.

 

Bendigo tu vida y la mía para juntos seguir despertando.

 

Bendigo el día que llegaste a mi vida.

 

Bendigo tu ser Divino y tu alma.

 

Bendigo cada pensamiento que pasa por tu mente.

 

Bendigo el camino que recorren tus pasos.

 

Bendigo la Luz que llevas en tu Corazón para que puedas alumbrar a todo aquel que está en la oscuridad

 

Bendigo la Luz del Amor que te cubre.

 

Bendigo el sol que llena de energía tu alma.

 

Bendigo tu luz y tu pureza.

 

Bendigo tu esencia Divina.

 

Bendigo tu fuerza para que te levante cuando estés caído.

 

Bendigo las oportunidades que descubres en ti, al usar la sabiduría y la creatividad para disolver las barreras.

 

Bendigo el Amor que llevas dentro para que seas cada día más humilde.

 

Bendigo el aire que respiras, para que puedas seguir avanzando.

 

Bendigo cada célula, cada órgano y cada glándula de tu cuerpo para que disfrutes de salud eterna.

 

Bendigo tu presente para que recuerdes que solo existe el momento que vives.

 

Bendigo tus días y tus noches.

 

Bendigo la luna que te observa en silencio.

 

Bendigo tus entradas y tus salidas.

 

Bendigo tu cuerpo donde habita tu alma.

 

Bendigo tus talentos y tus dones.

 

Bendigo tu libre albedrío para que siempre escojas el camino correcto.

 

¡Bendigo todo de ti, para que solo lo bueno te acompañe siempre!

 

¡Te quiero!

 

Y te vuelvo a repetir felices 20 vueltas al sol

Hay momentos como hoy, al ver al hombre en que te has convertido, en que mi corazón se llena de nostalgia, por todos los niños que has sido, pero sé que nos esperan nuevos momentos llenos de alegrías y nuevas bendiciones.

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...