Aprender a crear tu realidad

Escrito por Marié

27 de mayo de 2024

¿Difícil cuestión? Tienes toda una vida para aprenderla. ¿Cuál es? Aprender a crear tu realidad.

Realmente puede pensarse que es difícil, pero sencillamente es ¡Vivir!

¿Qué has pensado al leer estas primeras líneas?

Probablemente, has podido pensar que en el contexto de la vida actual es complicado crear un realidad satisfactoria.

Sobre todo los jóvenes, que están formándose en un entorno de confusión y miedo, dejando involuntariamente unas bases desesperanzadas sobre las que comenzar a construir.

Casi todos los humanos, pero ellos con más intensidad, intentamos superar las sensaciones de impotencia que genera la actualidad.

Es importante mantenerla controlada.

Lo que ocurre es que los pensamientos suelen ser difíciles de controlar.

Sin embargo, si tuvieseis la certeza de que ellos nos pueden ayudar, pondríais todo el empeño en que fuesen constructivos.

Son energías, tienen actividad y consecuencias, como cualquier otra.

Ese tipo de energía tiene su origen en una fuente inagotable, así que, como puedes suponer, tienen la bonita capacidad del poder y la potencia de crear.

Esa fuente primigenia es donde se generan y es la que nos ofrece el poder creativo, ¿la ayudamos a ayudarnos?

Vamos a comenzar por el principio, todos nacimos y moriremos como meros aprendices, así que hay que trabajar a diario.

Yo creo que deberíamos comenzar por intentar conocernos, aunque sea solo un poquito. Si no lo hacemos crearemos realidades que no nos van a representar.

Después intentar pensar desde nuestro corazón para que las creaciones sean bellas y satisfactorias.

 

 

¡Manos a la obra! Pienso conscientemente ¿para qué estoy aquí?

 

 

Seguro que hay algo que haces a diario que nadie hace como tú, aunque sea por tu familia y amigos. Algo de lo que no extiendas su poder de acción más allá de ellos.

Yo pienso que no venimos como una libreta en blanco, creo que traemos cosas de otros sitios, energías.

¡Lo intuyes, igual que yo!

Todos tenemos capacidades innatas, es como si solo las recordásemos.

Lo complicado viene cuando también intuimos otros sentimientos que vienen igualmente de esos otros sitios que no recordamos, como son los miedos y las limitaciones.

¿Comenzamos entonces por el miedo? Vamos a conocerle en lugar de luchar en su contra.

El miedo es el sentimiento más limitante junto con la vergüenza, y los dos crean más sentimientos feos como la impotencia y la limitación.

La lástima es que aunque lo traemos como recuerdo, también nos lo recuerdan aquí, este mundo extraño lo utiliza en nuestra contra.

 

 

“Observo mi miedo y percibo que es subjetivo, así que dirijo mis pensamientos a cosas más objetivas y externas a mí misma, como por ejemplo algo que me gustaría lograr… en este momento, terminar esta reflexión”

 

 

Si la inquietud e inseguridad persisten es más complicado centrar la mente en pensamientos bonitos.

 

 

“Me relajo, me centro, me conecto al presente y me organizo” ¡Sigo escribiendo!

 

 

No dejes que tus pensamientos suban a la montaña rusa del pánico, ni anden subiendo y bajando por ella. Es una fluctuación insana. Vamos a intentar encontrar la raíz y la energía subyacente al sentimiento, ella tiene el poder de crear la realidad inmediata y es la responsable de las emociones y pensamientos. ¡No llames a nada negativo pensando en ello! ¡No le des tu poder!

La vida es eso, una montaña rusa, un carrusel de sentimientos distintos, que viven en diferentes capas de nuestra mente… Tristeza, abatimiento, desesperación, soledad, y el otro extremo alegría, gozo, felicidad, esperanza.

Los extremos los atraemos por mediación del alma para nuestros procesos.

 

 

“No te juzgues, ni juzgues las experiencias, rupturas, perdidas, despidos, enfermedades, problemas, observa lo subyacente, normalmente cada una de ellas tiene un sentimiento que la ha creado”

 

 

¿Hacemos algo juntos? Vamos a hacer un viaje interno, consciente y hermoso.

 

 

“Dirige tu atención a tus pensamientos, a la loca de la casa, pasa a través de ellos y viaja rápidamente al centro de tu pecho. Si lo haces bien vas a sentir como comienza a aparecer una sensación en tu corazón, es energía.”

 

 

En el mora una chispa que nos hace dioses, y ella es la puerta de entrada a tu alma.

Tu alma eterna, ella es lo más valioso que nos habita y va más allá de todo lo terrenal que puedas sentir, así que está por encima de tus más profundos miedos, ellos pertenecen a lo mundano. Todos los miedos son propiedad de la conciencia colectiva de la tierra, por eso es más complicado, “son creados”.

Tu corazón es el encargado de acompañarte hasta la libertad.

 

 

“Dirige tu atención a ese lugar luminoso dentro de tu pecho, observa con esperanza y comienza a crear en él un lugar de paz y silencio, un espacio de infinitas posibilidades, un hermoso y perfecto jardín”

“Permítete sentir, sentir lo infinito, tu propia libertad. Vuela en cualquier dirección, siente la seguridad y la paz de dejar de vivir en el miedo”

“Fíjate en tu respiración, se va acomodando a lo que sientes, observa como tu torso asciende y desciende con ella, los movimientos de tu vientre, de tu caja torácica”

“Vas a ir percibiéndote en tu totalidad, eres mucho más grande de lo que pensabas, tu alma es importante en este mundo, ha vivido muchas veces y ella es la que te enseñará lo que necesitas para poder ayudarla al aumentar su evolución”

“Vive escuchándote, abraza tu sabiduría profunda, es la voz de tu alma”

 

 

Desde esa profunda sabiduría tienes el potencial de vivir las experiencias y circunstancias que vas creando, ella te ayuda a hacerlo. Permítele que cree cosas hermosas.

Si le niegas esa posibilidad, la sabiduría se puede esconder y rodear de sombras. Se puede sentir confusa y generar sentimientos contradictorias a tu alrededor. Y como te sientes confundido y asustado, empiezas a intentar controlar la vida.

 

 

“La mejor manera es obligándote a mantener una actitud positiva. Al hacer esto contigo mismo también estás originando tu propia realidad”

“No dejes el poder en manos equivocadas dentro de ti porque esto puede llevarte por un camino equivocado”

 

 

¿Ya sabes de lo que hablo? Por supuesto que sí.

Ya vas teniendo la certeza de que puedes crear tu realidad. Está en tus manos hacerlo o rechazarlo.

Intuyes que eres quien atrae las circunstancias. ¡Cuestión de actitud!

Sientes en lo más profundo que hay cosas que llegan a ti por una razón. Antes o después esa razón se te muestra. Así que ¡no!, las casualidades no existen. Atraes a las personas, circunstancias o situaciones necesarias, sean estas placenteras o dolorosas…

 

 

“Siente la sabiduría de tu alma. Eres creadora o creador. No permanezcas en actitud pasiva viendo la vida pasar. No dejes que pase sin implicarte en comprender y ayudarte”

“Si te vuelven a invadir pensamientos feos, invítalos a salir, ellos son los responsables de provocar que olvides quién eres realmente, de donde procedes y el poder que tienes como maestra creadora”

“No dejes que nadie te convenza de que eres el juguete que necesita para sus propósitos, no dejes que consigan hacer de ti la víctima que necesitan para sus expectativas mundanas”

 

 

Crear desde el corazón no siempre será sencillo.

Es comprensible que nos sintamos mal ante hechos injustos e incorrectos. Igualmente, si son realizados por extraños como por personas cercanas. Una educación mal intencionada puede hacer mucho mal, influyendo a que te aferres a cosas equivocadas.

No me refiero a ciertas adversidades o decepciones que probablemente necesitemos para entender otras cosas.

Igualmente, todas pueden provocar que vuelva a regresar a ti el desánimo que te arrastra de nuevo a la impotencia.

 

 

“Nunca dejes ese poder en manos de otros, tú puedes moldear y crear tu camino a tu personal antojo”

 

 

Yo creo que en el contexto actual, lo más importante es el sentir, aunque él es el resultado de creencias profundamente incrustadas y sentimientos ajenos. Si esas corrientes subyacentes son negativas, en tu mano está convertirlas en lo que necesitas.

 

 

“Modifica la sintonía con tu corriente interna instintiva, que es la que quiere vivir desde el gozo y la felicidad, y no es otra que tu misma persona”

 

 

En ocasiones, en la vida tan mundana actual, atraemos sin querer situaciones o eventos que no ayudan para nada a nuestros objetivos. Vivencias que crean conflictos y miedos.

Estamos acostumbrados a los resultados a corto plazo, a la inmediatez y no lo considero correcto, creo que es un error, pues es el responsable de tanto ego y tanta insatisfacción.

Creo que si nos escuchásemos detenidamente no es lo que realmente queremos. Cuando algo es tan inmediato nos perdemos lo más hermoso de conseguirlo, el proceso, el camino.

Desde la perspectiva de lo que realmente somos, un alma, el tiempo no es lo importante.

Realmente las soluciones no las vas a encontrar leyéndome, ni en ningún otro libro ni reflexión. En ellos puedes encontrar alguna herramienta, o la voluntad para comenzar. Pero el cambio real es personal e interno, y por supuesto a través de la experimentación.

No deberíamos preocuparnos en exceso porque ella misma, el alma individual nos llevará a experiencias negativas o positivas que contienen el potencial que necesitamos para crear una realidad de crecimiento.

Quizás somos demasiado blandos, o cómodos, ¡no sé!, y no queremos enfrentar la sabiduría guardada en nuestras almas. Ellas, a veces, nos hacen experimentar cosas que no nos hacen sentir bien.

 

 

“Piensa en ello desde una perspectiva amigable, no desde un fracaso, ni en errores cometidos. Utiliza la experiencia para repararte en lugar de juzgarte y condenarte”

 

 

¿Volvemos a nuestro corazón?

 

 

“Pon atención de nuevo en él, conscientemente, siente la paz, regresa al lugar sagrado que creaste e invita a vivir en él a tus confusiones, impotencias, miedos, inseguridades, desesperanzas, falta de voluntad”

“Has creado algo con todo ello, obsérvalo, ¿es un niño o una niña? Probablemente si”

“Pregúntale cuantos años tiene, o intenta averiguarlo si no te contesta”

“Ella o él, en su pequeño cuerpo aloja todos esos pensamientos y sentimientos que has traído”

“No intentes alejarte, observa y deja que se muestre en su totalidad”

“Lo percibes excesivamente vulnerable, confuso, e impotente”

“Ahora obsérvate tú”

“Vuelve a mirar esa infancia y ve lo terriblemente hermosa que es, incluidos todos esos sentimientos, ellos albergan tu propia sensibilidad y poder”

 

En el interior de todos habita una niña o un niño, con una manera de sentir excesivamente potente. Ese ser pequeño tiene capacidades que conscientemente hemos olvidado.

Tiene en su interior sus propios miedos y dolores, pero también los de las personas que vio sufrir, todavía no olvidó su compasión y empatía, carga demasiado peso para su pequeño corazón.

Siente todos los dolores del mundo, la carga de despedir amiguitos, de cuidar a sus vecinos, a sus abuelos, padres, hermanos, primos.

 

 

“¿Sientes miedo al pensar en todo esto? ¿A qué le tienes miedo? ¿Qué es lo que más dolor te produjo?

 

 

Responde lo primero que llegue a tu pensamiento. Después vuelve a leer las preguntas y responde después de pensar unos momentos. Compara las respuestas. Puede que una sea de tu niño y otra de tú yo adulto.

Tu niño es el que ha vivido profundamente lo terrenal desde la verdad. En cada ocasión que tu alma regresa, vive una realidad diferente, la que te rodea, el lugar en el que fuiste a nacer, tu entorno, cultura y educación.

Cuando eres pequeño puedes tener vagos recuerdos, pero conforme vas aprendiendo te enseñan a olvidar lo que eres, tu poder, tu parte única. ¿Quizás sea necesario vivir todo esto para el proceso de aprendizaje?

¿Volvemos a la visualización?:

 

 

“Siente como tu cuerpo irradia luz, envuelve a ese pequeño ser en la más brillante y cálida luz”

“Junto a tu niña hay un montón de niños más, todos ellos preocupados, cargados de dolor”

“Envíales luz, envuélveles en una esfera perfecta de perfecta luz, tu alma te lo agradecerá, es también su alma y ella te reconocerá”

“Observa como tu niña va sintiéndose más ligera, va soltando su peso, invítala a permanecer junto a ti dentro de tu corazón, ahí estará cómoda y protegida. Sentirá la seguridad necesaria para eliminar el miedo acumulado”

“Sigue mirándola, mira qué paz comienza a sentir, disfruta de la sensación de libertad y amor que va generándose en tu corazón, su actual morada”

“Muéstrale su divinidad, su unión con el resto de niños, mira como todos se van relajando y comienzan a divertirse entre ellos. Se van dando cuenta de que son algo más que humanos, y cada uno va mostrando a su yo adulto que la conciencia colectiva de la tierra es errónea, que todos somos hijos de un universo mayor”

“Cada niño interno está conectado a todos los demás a nivel del alma”

“Permite que esté bello ser se sienta tranquilo dentro de tu corazón, liberado ya de lo que llevaba cargando todo este tiempo”

“Mírale a los ojos, tus ojos pequeños, observa la alegría que siente por la liberación y por saberse reconocido y observado por ti”

“Tú eres su creador y a la vez su creación, va dándose cuenta de que es el recuerdo de ti misma y eso le da la seguridad necesaria para sentarse a jugar en ese espacio seguro”

“Esa sensación de tú yo pequeño te va enseñando que tienes la capacidad creadora necesaria para no luchar, sino construir desde la sabiduría del alma que estáis compartiendo”

“Utiliza lo que estás sintiendo fluyendo con ello, y hazte una pregunta, ya que sabes que eres ella, ¿qué quieres ser de mayor?, Ya no vas a arrastrar dolores antiguos, ni miedos ni impotencia. ¿Qué te hace feliz? ¿Qué te apasiona y sube tu energía? ¿Cuándo te sientes realmente viva?”

“Vuelve a escribir las respuesta igual que las preguntas anteriores. Unas rápidamente y otras más razonadas”

“¿Cómo te sientes? ¿Cómo percibes que se siente él? Deja que las respuestas lleguen, siéntelas, aunque no encuentres como explicarlo”

“Él sueña tus sueños, todavía cree en lo desconocido, puede viajar imaginariamente, puede atravesar fronteras, puede abrir todos los caminos posibles y las infinitas posibilidades, y además se sabe creador de la conciencia colectiva y capaz de cambiarla”

 

 

Tu niña tiene una preciosa capacidad, la de soñar, pero tú no crees en ello porque te limitas a lo que crees la realidad, a lo que piensas que es posible.

 

 

“Ten fe en ella y deja que sus pensamientos te posean, ella es libre, y los sueños tienen poder, igual que los pensamientos, deja que sienta que sus pensamientos son de amor, siente como este amor va aumentando en tu corazón, su morada santa y percibe como va dando sus frutos”

 

 

Tu niña es un precioso fruto nacido del amor y lleno de amor para dar.

 

 

“Piensa que cuando estás en tu corazón, te acompañará siempre tu niña”

“El resto de niños que la rodeaban siguen acompañándola y siempre tendrás su apoyo incondicional”

“Sus almas son amigas y viajan juntas, por eso están acompañándote”

“Siente los sueños que ella sueña, ahora que sabes que existe en tu interior, no la dejes sola, regresa a hablar con ella de vez en cuando. Pregúntale habitualmente que es lo que quiere lograr, y observa los cambios en sus respuestas cada vez que regreses a su lado”

“Los niños sueñan a lo grande, piensan a lo grande, deja que esos sueños te invadan, permite que su sueño sea tu propio sueño”

“Ella siempre ha estado para ayudarte, pero estaba perdida y abandonada en tu interior, sin posibilidad de mostrarse, ahora está llena de la luz que le has enviado y ella te la devuelve por duplicado, llena de agradecimiento”

 

 

¿Ya te has dado cuenta de que desde tu amor, desde tu libertad, puedes ver el alma que te habita y que desde ella puedes crear?

Vuelve de vez en cuando a tu hogar… tu corazón.

No dejes que los miedos regresen de nuevo, ¡Sueña!

Nunca dejes de estar en contacto con tu corazón, la parte infantil que mora allí nunca te va a engañar, ella conoce la realidad que necesitas, la que te hará feliz. Ella es estable, no cambia como tú con las diferentes conclusiones que escuchas en el exterior.

 

 

¡Eres creadora, creadora de tu realidad! ¡Comienza a crear desde la más perfecta libertad!

¡Busca eso que más amas y tráelo a tu vida, créalo!

 

 

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Somos eso?

¿Somos eso?

¿Somos eso? ¡Vamos a comenzar hoy con preguntas! ¿Cómo podemos empezar? ¿Otro día divertido de preguntas sin...

Vivir jugando

Vivir jugando

Nacemos, nos cuidan, comenzamos a caminar, a hablar, aprendemos muchas cosas. ¿Pero cuál sería el aprendizaje...

No sé qué hacer

No sé qué hacer

No sé qué hacer, tengo ganas de de hacer algo, pero no puedo averiguar ahora mismo que es, así que me acabo de sentar...