Activar un tetragrámaton

Escrito por Marié

2 de octubre de 2023

Amuletos, rituales. Mundo espiritual. Este es mi mundo y voy a explicar una de las maneras de preparar ciertos objetos para que sirvan de máxima ayuda. Hoy en concreto vamos a ver como activar un tetragrámaton.

A pesar de ser muy poco conocido, tiene un origen muy antiguo y relacionado con la creación, el hombre, la divinidad, incluso la astrología.

Es un símbolo que puede tener un tamaño pequeño, pero que tiene mucha información en su simbolismo.

El Tetragrámaton, conocido en muchos lugares como un poderoso talismán que sirve de escudo, ha sido desde tiempos ancestrales un símbolo de protección y guía espiritual.

Susignificado y la historia sobre este símbolo, entrelazan su simbología con la búsqueda de la verdad individual interna y el misticismo. Hay personas que se sienten atraídas por su poder, y suelen ser personas que desean una conexión profunda con su esencia y con el universo.

En casa siempre ha habido algún grabado del tetragrámaton, pero tengo uno viviendo junto a mi corazón desde hace 3 años.

Para conocer la historia del Tetragrámaton hay que realizar un gran recorrido que comienza allá por los años 840 a.C. Es el momento donde aparecen sus primeras inscripciones.

Fue en la Estela de Mesha. (Conocida como La Piedra Moabita, data del 835 AC. y se encontró en 1868 en tierras de la antigua Moab, ahora la moderna Jordania. Hace referencia a personajes bíblicos como el rey israelita Omri y el rey moabita Mesha, así como al nombre de Dios en hebreo. Rota en varios pedazos por los beduinos y salvada por Clermont-Ganneau, ha sido reconstruida en gran medida.)

El Tetragrámaton es la palabra hebrea simbolizada por “יהוה” y en latín escrita como “YHWH”. Siendo utilizado para nombrar a Yahvé en el antiguo testamento de la Biblia. Es decir, que fue usada por los antiguos hebreos para nombrar a su Dios.

Esta palabra formada por cuatro letras, es leída de izquierda a derecha. De la siguiente forma: “yud”, “hei, “waw” y “hei”. Así, le da significado a la palabra Yahvé empleada por los samaritanos, judíos, hebreos y católicos.

Existen alrededor de cinco fragmentos de la Bíblica judía que se remontan a algunos siglos antes de Cristo, donde aparece el Tetragrámaton.

Se encontraron en Kuntillet Ajrud (lugar de finales del siglo IX/principios del siglo VIII a. C. en la parte noreste de la península del Sinaí . Con frecuencia se describe como un santuario, aunque esto no es seguro), dos piezas de cerámicas que contienen grabadas las palabras “Yahvé de Samaria y su Asherah”.

De igual forma, en siglo VII a.C se hallaron en Ketef Hinnom (Lugar ubicado fuera de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Aquí se descubrieron decenas de cámaras funerarias talladas en la roca, que datan alrededor del siglo VII aC), dos amuletos elaborados en plata.

Posteriormente, en el VI a.C en Khirbet Beit Lei (Hallazgo arqueológico en las tierras bajas de Judea, Israel), algunas paredes tenían inscripciones con el término Tetragrámaton.

Además, en el siglo III a.C aparece la palabra ‘YHWH’ en el monte Gerizim, específicamente (Uno de los dos montes colindantes con la ciudad cisjordana de Nablus (bíblica Siquén), en Palestina), en una piedra.

Está diseñado de tal forma que integra entre sus formas los elementos de la naturaleza, los seres místicos que habitan en esta y otras esferas del mundo espiritual. Todos ellos junto a un pentagrama, que es el elemento esencial que compone este mágico símbolo. Podemos darle el enfoque de simbolizarlo como la estrella ardiente que brilla en el firmamento alumbrando la sabiduría esotérica desde tiempos inmemoriales.

Es uno de los amuletos de protección más fuertes que existen, ancestralmente reservado a poderosos magos.

El Tetragrámaton como amuleto es un símbolo de magia blanca que expresa el dominio espiritual sobre los elementos de la naturaleza. Se dice que otorga protección frente a todo tipo de males, ya sean entidades maléficas, trabajos, mal de ojo, etc.

Para usarlo como amuleto se puede llevar en un colgante, un anillo o una pulsera. Se puede activar con una oración o una meditación.

Una de sus cualidades es mostrar a quien lo lleva el camino hacia la luz y la sabiduría interior.

Según la forma en que lo coloquemos, podrá representar cosas muy diferentes: si lo colocamos del lado derecho representa a los maestros de la luz, mientras que si lo colocamos con las dos puntas hacia arriba representa la oscuridad.

Símbolos del Tetragrámaton

Tiene varios símbolos que representan diferentes aspectos de la divinidad, el hombre y el universo. Algunos de ellos son:

El pentagrama:

Representa el equilibrio cuando está dispuesto con su punta superior hacia arriba, y el desequilibrio cuando está representado con su punta superior hacia abajo.

Es fácil: el pentagrama dibuja una persona (cabeza, brazos, piernas): si está con los pies en el suelo, es una persona equilibrada, a veces un ángel, y por eso el tegragrammaton siempre se presenta de esta manera.

Si se presentara con los pies hacia arriba, cabeza para abajo, significaría lo opuesto: el macho cabrío, el demonio y el caos.

Simboliza al hombre como imagen y semejanza de Dios, con sus cinco extremidades y sus cinco sentidos.

El pentagrama se sitúa dentro de un cuadro y un triángulo que también encierra, a su vez, un círculo considerado como el símbolo perfecto.

Representa al hombre, que a su vez representa el microcosmos. En el vórtice superior encontramos la cabeza, mientras que en los laterales están representados los brazos y los vértices inferiores representan las piernas.

Su conjunto representa al hombre dominando los cuatro elementos y los seres vivos que viven en ellos: las Salamandras de Fuego, los Gnomos de la Tierra, los Sifos del Aire y las Ondinas y Nereidas del Agua.

Los cuatro elementos

Además, a las cinco puntas del pentagrama se les atribuyen los cuatro elementos (agua, fuego, tierra y aire), gobernados por el quinto elemento: el espíritu, que ocupa la punta superior. De arriba abajo, siguiendo las agujas del reloj:
El espíritu simboliza lo divino y gobierna los cuatro elementos.
El agua simboliza las emociones y la intuición.
La tierrasimboliza la resistencia y la estabilidad.
El fuego
simboliza el valor y el atrevimiento.
El aire representa la inteligencia y las artes.

Las cuatro letras hebreas YHWH:

Simbolizan el nombre sagrado e impronunciable de Dios.

Las cuatro letras hebreas יהוה (YHWH) usadas en las escrituras bíblicas hebreas (Tanaj) para nombrar a Dios, transliteradas en español como Yahveh, Jehová, Iehová, Jehowah.

Las cuatro letras son יהוה‎ –yód (י), he (ה), waw (ו) y he (ה‏): el hebreo se lee de derecha a izquierda, y se pueden traducir al alfabeto latino con las letras YHVH: en el hebreo clásico no se escriben las vocales, y de ahí que en lugar de escribir «Yahveh», escriben «YHVH».

Así es como aparece en la Torá, la Bíblia judía, que los cristianos llaman Pentateuco puesto que conforma los 5 primeros libros de la Bíblia cristiana (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio).

Por respeto a Dios, los antiguos judíos tenían prohibido pronunciar su nombre, de manera que en lugar de pronunciar el tetragrammaton utilizaban otras fórmulas como «Adonai» (Señor), «Elohim» (Dios) y «HaShem» (El Nombre) o «Shem Hameforash» (El Nombre Especial).

Sobre el corazón de la estrella, aparecen אָדָם, que son el nombre de Adán. Simboliza al hombre y por extensión a la humanidad entera.

Las tres religiones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam) lo consideran el padre de la humanidad, que creó Dios proveniente del polvo, a su imagen y semejanza, para gobernar la Tierra.

Adán se sentía solo aun estando entre tantos animales de la creación. Y Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo, voy a hacerle una ayuda semejante a él”, y creó a Eva, la primera mujer, de una costilla tomada de Adán, para que vivieran juntos en el paraíso terrenal, el huerto del Edén, con el mandamiento de fructificar y multiplicarse, llenar la Tierra y gobernarla.

También encontramos כתר, que signifcan Kéter, («Corona» en hebreo). Es la primera sefirá (la primera esfera) del Árbol de la Vida de la cábala judía.

El Kéter representa la propia esencia, atemporal y libre. Es la génesis de todas cosas. Es la luz superior y generadora de todo el movimiento de la creación. La Voluntad. Se puede considerar como el momento cero, la creación en potencia, pero no expandida. Se podría comparar con el Big-Bang.

En el hinduismo, se entiende como el absoluto Brahman, el principio vital de todas las formas de energía y de vida.

Finalmente, encontramos las letras en “Resh-Tav-Pe”, a la derecha del caduceo de mercurio, que se traducen como “Patar” y significan el verbo, la palabra de Dios. De hecho, Patar y Kéter hacen también referencia a las cuatro ciencias ocultas: Cábala, Magia, Alquimia y Medicina.

El círculo:

Las cinco puntas del tetragrammaton dibujan un círculo, también conocido como “círculo de protección”. El círculo representa la divinidad y su interior es siempre espacio sagrado.

Simboliza la unidad, la perfección y la eternidad de Dios. El círculo es el espíritu universal, el triángulo es la trinidad, el cuadro son los cuatro elementos (fuego, agua, tierra y aire), y el pentagrama es la representación del hombre.

Dispuesta a lo largo del círculo, encontramos la palabra TE TRA GRAM MA TON, que en griego significa “las cuatro letras”.

TE

Si nos fijamos en la parte superior de este símbolo, a la izquierda, veremos las letras ‘’TE’’ con los números 1 y 2 justo encima de él, estos números hacen alusión a la divinidad masculina (cruz) y la divinidad femenina (verbo).

En los brazos de la estrella observamos a Marte, como un símbolo de fuerza, y al centro hallamos el caduceo de Mercurio, representando la espina dorsal y los signos de venus y mercurio.

Arriba en la punta superior del pentagrama encontramos los ojos del espíritu y el signo de júpiter, que es el padre de todos los dioses. Se representa mediante un símbolo un tanto extraño y muy parecido al número cuatro.

En el centro, Caduceo de Mercurio, (la espina dorsal), junto con el símbolo de Mercurio y Venus.

Mercurio y Venus

Además, están Venus y Mercurio, unidos en el vértice entre las dos piernas del pentagrama, y por tanto en el sexo de la persona que simboliza.

El símbolo de Mercurio es ☿, que aparece arriba. Venus es la diosa del amor y de la feminidad y su símbolo es ♀, que aparece invertido para unirse al de Mercurio. Juntos representan la unión de lo masculino y lo femenino y por tanto a la humanidad completa. De ahí que sus símbolos entrelazados se ubiquen en el sexo del pentagrama.

El símbolo de las alas en el Tetragrámaton representa la subida del fuego sagrado por la espina dorsal para abrir las siete iglesias del Apocalipsis de San Juan. También simboliza la conexión con la fuente de todo el conocimiento y saber.

Jupiter

En la punta superior del pentagrama, la que representa el espíritu, está el signo de Júpiter, que es parecido a un 4, pero que en realidad es el símbolo ♃.

Es el padre de los dioses del Olimpo, hijo de Saturno, a quién derrocó, y rey del cielo y el firmamento.

Su atributo es el rayo y es el guardián de la ley, defensor de la verdad y protector de la justicia. Los griegos lo llamaban Zeus.

Por todo ello ocupa la parte superior de la estrella, donde reside el espíritu para los hebreos y cristianos, unificando así las religiones abrahámicas con las mitologías griega y romana.

Sol y Luna

Completan los astros el sol y la luna.

Ambos astros son venerados por las culturas paganas desde el principio de los tiempos.

El sol es la masculinidad y el poder masculino de la creación, el ying, la energía vital de la naturaleza que hace florecer la tierra. Es el poder consciente y racional.

Su símbolo es ☉ y se halla sobre el pecho derecho del pentagrama.

Sobre el pecho izquierdo, en el corazón del pentagrama, aparece la luna, cuyo símbolo es ☽.

La luna representa a la feminidad y su poder creativo.

Es la reina del cielo pero también la madre tierra. Representa el yang. Es la fecundidad, pero también es la espiritualidad y la intuición. El sol es el día y la luna la noche. Juntos, en lado y lado del tetragrammaton, le aportan la fuerza y la magia de las culturas ancestrales.

Los ojos

Representados debajo de Júpiter (una especie de extraño número cuatro) son los ojos de Dios y siempre están presentes.

Saturno

En la parte inferior, a los pies del pentagrama nos encontramos con el signo de Saturno que es el tiempo creado por el hombre.

Se parece a una h pero es ♄.

En el pie izquierdo aparece el mismo signo invertido, como en el caso de Marte. Saturno simboliza la magia y lo material y se le representa como un anciano con barba blanca y una hoz en la mano, que simboliza el tiempo y la antigüedad que todo lo inicia y lo termina.

Los griegos lo llamaban Urano. Saturno (el cielo) se casó con Rea (la tierra) y tuvo como hijos a los dioses del Olimpo, entre ellos Júpiter, que lo derrocó y tomó en su lugar el dominio de los dioses y los hombres.

En la zona de los números 1, 2 y 3 podemos ver una copa la cual contiene la luz que nutre la inteligencia.

TRA

En el lado derecho encontramos los números 1, 2 y 3 sobre las letras ‘’TRA’’ que significan Padre (cruz), Madre (fuego) e Hijo (Alma).

Representan a los padres de la Humanidad.

Santo Grial

Bajo las letras “TRA” aparece una copa, que simboliza el Santo Grial: la copa usada por Cristo en la última cena.

Tras su muerte y resurrección, Jesucristo lo entrega a José con la orden de llevarlo a Britania, donde una dinastía de guardianes lo custodia durante siglos y se convierte en uno de los protagonistas del ciclo artúrico, que combina la tradición celta con la cristiana.

Simboliza la salud y la abundancia, así como el elixir de la vida.

GRAM

El cetro o Bastón de los Patriarcas: sobre “GRAM” aparece el bastón de los patriarcas, que es la vara de Moisés que guía al pueblo de Israel hacia la tierra prometida.

Representa el mando y la guía que ayuda al pastor a guiar a sus ovejas para mantener unido el rebaño y a no perder el rumbo en la vida.

Debe ser levantado a través de la transmutación de la energía crística. Representa la herramienta de los sabios.

La llave y el sello de Salomón

Abren la clarividencia y protegen contra todo mal.

TON

El Sello de Salomón, bajo las letras “TON”, fue entregado por Yahveh al Rey Salomón para darle el poder de gobernar a los demonios, los genios y los espíritus y también el poder de hablar con los animales.

El Rey Salomón, hijo del Rey David, es famoso por ser un rey sabio y justo, y por tanto su sello es un amuleto o talismán al que se atribuyen poderes mágicos o esotéricos como la sabiduría, el equilibrio, el buen gobierno y la justicia.

El Sello de Salomón es bordeado por el símbolo del Uroboros: una serpiente o dragón que se devora a sí misma formando con su cuerpo un círculo sin principio ni final. Simboliza el eterno retorno.

Alfa y Omega

Las letras que inician y finalizan el alfabeto griego, capitalizan y finalizan la vertical del pentagrama.

Juntas, simbolizan a Yahveh, puesto que Dios es el principio y es el fin, y antes de él no había nada y no habrá nada después de él: «Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último» (Apocalipsis 21,6).

Ojo de Horus

Sobre Alfa, el Ojo de Horus o Udyat es un símbolo de la mitología egípcia que significa “el que todo lo ve”: los ojos de la divinidad.

Horus, hijo de Osiris, asesinado por su hermano Set, se enfrenta a su tío para vengar la muerte de su padre.

Durante la lucha pierde su ojo izquierdo, pero Thot, dios de la Sabiduría, junta los 6 pedazos de ese ojo y lo devuelve a Horus, que recupera la vista y, a su vez, lo da a su padre Osiris para que éste pueda resucitar.

Caduceo de Mercurio

Entre Alfa y Omega, encontramos el Caduceo de Mercurio: una vara alada sobre la cual se enroscan dos serpientes. Según la mitología griega, el caduceo fue regalado por Apolo a Hermes como una ofrenda de paz.

Un día, Mercurio encontró dos serpientes peleando en el monte Citerón y trató de separarlas con su vara, pero éstas se entrelazaron en el bastón quedando frente a frente sin hacerse daño. De ahí el poder del caduceo de adormecer y despertar a los mortales, atraer las almas de los fallecidos o conducirlas a la morada de los muertos o a los inframundos.

Según la leyenda, además, el caduceo sujetaba los vientos y disipaba las nubes, convertía en oro todo lo que tocaba y transformaban las tinieblas en luz. Es nuevamente un símbolo propio de la alquimia y la magia, como tantos otros en el tetragrammaton.

Los símbolos unidos de Mercurio y Venus son lo masculino y lo femenino del ser humano y nos aclara que el hombre debe aprender del sentir de la mujer y viceversa, pero sin alterar su esencia.

La cruz latina

Es el simbolo de Cristo como el salvador del mundo y el puente entre Dios y el hombre.

La Vara de Abraham

Simboliza el eje del mundo que une al cielo y a la tierra.

La espada

Simboliza al guardián del paraíso.

La Espada Flamígera representa el fuego con su hoja ondulada. Aparece en la Biblia, cuando Yahveh expulsa a Adán y Eva del Edén y cierra sus puertas con una espada flamígera, o espada de fuego, y querubines guardianes para impedir el regreso del primer hombre y la primera mujer al paraíso.

Es un símbolo muy presente en los arcanos mayores del Tarot, como las cartas de La Justicia o El Mago, representante de la alquimia y muy relacionado con la masonería.

Activacción

La activación del Tetragrámaton es un proceso que ha sido transmitido de generación en generación.

Ritual de preparación para Activar al Tetragrámaton

 

La activación de este amuleto de protección debe realizarse en domingo y a las 12:00 del mediodía. Tendremos que elegir el domingo de una semana en la que la luna se encuentre en cuarto creciente.

Para su activación cogeremos un folio en blanco:

 

Se dice que activar el Tetragrámaton es invocar la protección de fuerzas superiores y canalizar la energía del cosmos hacia el portador del amuleto.

 

El ritual, aunque complejo, es una danza entre el mundo físico y el espiritual, donde el individuo persigue sintonizarse con las energías universales.

 

Este proceso comienza con la preparación mental y espiritual del dueño del Tetragrámaton.

 

Se recomienda meditar y purificar el alma antes de intentar la activación. 

 

Una vez en un estado de paz y claridad, el ritual puede comenzar.

 

Se utiliza un papel blanco como lienzo para dibujar símbolos sagrados que ayudarán a canalizar la energía.

 

La estrella hexagonal, un símbolo de equilibrio y armonía, se dibuja en el lado izquierdo.

 

A su derecha, una estrella pentagonal representa al humano y su conexión con los elementos. El espacio entre estas dos estrellas sirve como portal para el Tetragrámaton.

 

Visualizar la energía solar es esencial durante la Activación Tetragrámaton.

 

Una vez hayamos terminado los dibujos y manteniendo el folio en posición vertical, colocamos el tetragrámaton en el centro, entre las dos estrellas, y con los ojos cerrados nos concentramos en el SOL (la energía de todo).

 

De este modo visualizaremos la protección que otorga este amuleto, símbolo de lo divino, unión de lo perfecto, el nombre real del padre eterno, protección mágica, psíquica y física que no será superada por nada.

 

Una vez completado esto, imaginaremos que la energía del SOL que penetra, a través de una especie de tubo, en el Tetragrámaton.

 

También se puede hacer una oración o una meditación que invoque a los Antiguos Dioses, a la Diosa y el Dios, y a los poderes de los elementos. Una posible oración es la siguiente:

 

Te cargo por los Antiguos Dioses, por la Diosa y el Dios. Por las virtudes del Sol, la Luna y las Estrellas, por los poderes del Aire, Fuego, Agua y Tierra. Que seas para mí un escudo protector contra todo mal y un símbolo de sabiduría y amor. Que así sea.

 

Esta oración se debe hacer en luna llena o creciente y se debe dejar el tetragramatón toda la noche a la luz de la luna o sobre el altar personal.

 

Nos enfocamos en la vibración que empezará a adquirir el Tetragrámaton y pondremos las manos abarcando las tres estrellas, cubriéndolas, y ligeramente separadas del papel.

 

El sol, fuente de vida y energía, es el núcleo de este ritual.

 

Al concentrarse en su luz y calor, el portador puede sentir cómo la energía fluye a través del Tetragrámaton, cargándolo con un poder inmenso.

 

Es una experiencia transformadora, donde el portador del amuleto se siente envuelto por una protección divina.

 

Pero, como con todos los poderes, viene una gran responsabilidad.

 

Una vez activado, el Tetragrámaton no debe ser tratado a la ligera. No se debe permitir que otros lo toquen, y mostrarlo innecesariamente puede disipar su energía.

 

Se recomienda llevarlo cerca, ya sea como colgante o guardado en un lugar seguro. Cada amuleto es único y se activa con un propósito específico, ya sea protección personal, resguardo del hogar, protección del vehículo, entre otros.

 

En la historia, muchos han buscado el poder del Tetragrámaton. Desde eruditos y místicos hasta guerreros y reyes.

Este amuleto ha sido codiciado por su promesa de protección y guía. Las antiguas tradiciones hablan de cómo se colocaba en los umbrales de logias y academias esotéricas, sirviendo no solo como protección sino también como una llave para ampliar la percepción de los misterios del universo.

El Tetragrámaton es más que un simple amuleto.

Es un legado, una conexión con el pasado y una promesa para el futuro.

Aquellos que buscan su protección no solo buscan resguardarse de los peligros del mundo, sino también encontrar una guía en su viaje espiritual.

La Activación Tetragrámaton es el primer paso en este viaje, una invitación a explorar los misterios del cosmos y descubrir el verdadero poder que reside dentro de cada uno de nosotros.

Oración de activación

“Oh Adonai Ieve Tsebaoth.

Oh padre supremo creador del cielo y de la tierra, de los cuatro elementos y de los espíritus.

Yo te conjuro por las potencias y las virtudes, para que santifiques este Tetragrámaton que ha sido preparado en tu honor.

Yo te Exorcizo Tetragrámaton por la verdad, la vida, la eternidad.

Por la creación surgida de la nada con el fin de que nada permanezca en mi posesión salvo la pureza y la virtud”.

Activar el tetragramatón tiene varios beneficios según las creencias de la magia blanca. Algunos de ellos son:

Protege contra energías oscuras, entidades maléficas, trabajos, mal de ojo y venganzas.

Ayuda a realizar hechizos de amor, salud, dinero y prosperidad.

Conecta con la fuente de todo el conocimiento y la sabiduría.

Revela la luz del Creador en el mundo.

Cada Tetragrámaton será activado para un fin.

Si es para protección personal será tuyo y de nadie más.

Cuando quieres proteger tu casa será activado por ti, pero lo colgarás encima de la puerta principal, o de tu cuarto.

Si quieres proteger tu coche, será otro para tu coche, otro para tu padre o madre… etc… así con todos, nunca será tu Tetragrámaton para un conjunto de cosas.

Cada uno para un fin o lugar.

 

 

¡Namasté!

 

2 Comentarios

  1. Ajitha KUMMAR

    Muy buena explicación con respecto al tetragramaton muchísimas gracias

    Responder
    • Marié

      Gracias igualmente. Saludos desde Madrid. 🤗

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Seremos nosotros alienígenas?

¿Seremos nosotros alienígenas?

Era bien pequeña cuando ya escuchaba a mi padre decir que probablemente seríamos nosotros los extraterrestres. Después...

Nunca me marché

Nunca me marché

Ya lo sabes. Nunca me marché. Es algo maravilloso, mi alma sigue caminando junto a la tuya, junto a las vuestras,...

Compañero de una maga

Compañero de una maga

Mi hombre. El que peregrina a mi lado, es el compañero de una maga. Al menos es lo que intuyo ser desde que tengo...