El amor transforma el sexo en magia

Escrito por Marié

6 de junio de 2021

Amor y magia sexual

El sexo en su máximo nivel espiritual, se transforma en fascinación y utiliza la energía universal como modelo supremo,  transmutándose en magia sexual. El amor transforma el sexo en magia.

Cuando realizamos este tipo de magia espiritual, integramos nuestra sexualidad en lo sagrado.

Hay mucha literatura sobre este ámbito de la sexualidad sagrada. Muchas personas, que se han dedicado toda su vida a estudiarla, nos muestran que, desde tiempos antiguos, esta forma de amar era ejercitada por sacerdotisas y sacerdotes. Estas prácticas espirituales, entonces, se realizaban en templos, y por parte de diferentes culturas, desde entonces, nos llegan reminiscencias y el nombre con el que se denominaba: Hierogamia (unión sexual sagrada, acto sexual de ámbito cósmico).

Antes de las ideologías religiosas, la sexualidad se respetó durante miles de años como una expresión sagrada de la fuerza vital de la naturaleza y el misterio de la creación. Y es importante dejar claro que la relación íntima puede funcionar como un catalizador para el cultivo del bienestar espiritual.

Para llevar una vida espiritual es necesario abrazar y respetar tu sexualidad, tanto como cualquier otra parte de tu naturaleza. Aunque el sexo se ha relacionado con muchas ideas sucias o perversas, el acto de hacer el amor puede llegar a ser realmente sagrado y profundo.

La mirada oriental acerca de la sexualidad es muy diferente de otras culturas. En algunas prácticas sexuales como las taoístas o el tantrismo hindú, entre otras, todo encuentro sexual es sagrado. En ellas no se centran en la genitalidad, ya que la búsqueda de placer se extiende más allá del cuerpo.

La sexualidad del mundo antiguo contempla el camino espiritual. Utiliza la energía sexual para acceder a estados superiores de conciencia y considera que el amor es energía sexual transformada. También, sostienen, que el sexo puede recorrer el camino inverso convirtiéndose en una poderosa energía amorosa y espiritual… infinitamente.

Esas escuelas antiguas coinciden en reconocer el poder sagrado femenino. Reconocen y veneran el poder erótico y sexual de la mujer.

También coinciden en que lo importante es extender la energía por todo el cuerpo mientras se hace el amor. Además, esa energía debe elevarse a la conciencia. Esta es la gran diferencia de cómo se vive la sexualidad en occidente, donde la atención está más centrada en el placer efímero y la liberación de tensiones.

Por el contrario, las técnicas amatorias orientales buscan aumentar, expandir y canalizar la energía sexual a fin de mejorar la salud y elevar el espíritu.

En estas prácticas, ambas fuerzas sexuales se unen para formar una fuerza única representando en el acto la energía masculina y la femenina universal. La explicación no es simbólica, sino un fractal de lo que ocurre en el resto del cosmos… perfectamente patente en la naturaleza.

Algunas personas niegan su sexualidad, sin saber que la sexualidad construye la base de las melodías musicales del Espíritu. Afortunadamente, a día de hoy, estas prácticas sagradas se han rescatado y está extendiéndose a nuestras culturas, practicándose cada vez más habitualmente.

Fuentes: Historia de las religiones antiguas. Arcana mágica. Diccionario de símbolos y términos mágicos. UNED, otras…

Un paso más

Para poder formar parte de estas enriquecedoras vivencias necesitas penetrar en un estado de conciencia profundo. Estas prácticas son muy diferentes a las de la sociedad occidental. Sobre todo, nada que ver con la sexualidad a la que los adolescentes y jóvenes actuales están habituados. Exactamente nuestra sociedad siempre ha ofrecido una visión muy diferente y limitada del sexo.

Si quieres llegar a profundizar en esta sexualidad sagrada necesitas percibir más allá de la personalidad humana y física. Implica descubrir en tu interior tu chispa divina, la que te anima, la que compone tu alma. Todo esto va más allá de cualquier razón y si intentas llegar a ello a través de la razón, no lo vas a lograr. No busques las respuestas en el «yo social» en el que estamos inmersos, es totalmente engañoso tanto en este ámbito como en casi todos, ni las busques fuera de ti.

Cuando seas capaz de entrar profundamente en ese estado de conciencia, junto con tu pareja, ya no seréis dos personas, ni dos cuerpos, sino un conjunto divino y armonioso creando energía sexual sagrada.

Tienes que ver a tu pareja como un portal hacia el infinito, no es estar dentro de tu pareja, ni tu pareja dentro de ti, es redescubrirte en ella, en ese punto os encontráis y sois uno.

Si piensas que esta magia sexual implica la utilización de invocaciones, mantras u otras herramientas, no es del todo necesario, aunque quizás alguna persona los necesite. Realmente lo más importante es centrarte en tu corazón, ir más allá de tu mente, dejarte ir con un éxtasis basado en la total entrega, en el abandono total y la vulnerabilidad frente a la sensación, la emoción, casi en estado de meditación.

Este éxtasis o trance sexual y místico se da cuando la apertura es máxima, cuando la devoción es óptima. En este estado la divinidad se te revela, conoces su naturaleza.

Profundizando un poco más, hay magia sexual que no implica un contacto sexual físico. Estos rituales son difíciles de entender y llevar a la práctica en una sociedad como la nuestra, tan basada en lo puramente físico. Nuestra sociedad y sobre todo la actual juventud, tiene un espectro de intensidad emocional y unos vínculos demasiado reducidos.

Para quien no tenga una pareja: el amor está en tu interior y esta experiencia no está cerrada para ti. Puedes llegar a crear magia sexual intensa utilizando estos secretos. Estas relaciones implican la fusión con tu ser espiritual a través de la unión emocional profunda desde el corazón, dejarte ir por la comunión con el cosmos. Puedes realizarlo en solitario o con otra persona.

Para comenzar, una pequeña ayuda básica

 

Sientate frente a tu pareja, o delante de un espejo si es en solitario. Mueve las manos sutilmente sobre su cuerpo o el tuyo. Siente como un hormigueo va invadiendo tus sentidos, y no intentes un contacto mas etrecho en zonas erogenas.

Prolonga este estado de excitación durante el tiempo que desees.

 

Hablad y sincronizad ambas respiraciones. Respirad juntos, siente como los dos alientos fluyen de la misma fuente y entran en el otro, formando una sola respiracion.

 

La respiración juega un papel muy importante, ya que al inicio del encuentro será la encargada de sintonizaros en la misma frecuencia. Esta es otra diferencia con las prácticas sexuales de occidente centradas en los genitales y el orgasmo. La sexualidad sagrada se basa en que el aumento del éxtasis es producto del dar y recibir placer en un estado casi meditativo.

 

Siente el profundo calor y deseo que va apareciendo en tu interior. Va a ir creciendo elevando tu conciencia. Siente con todo tu cuerpo e irradialo a tu alrededor, sin enfocarte en ningun punto en concreto. Asi, tu cuerpo completo se transmutará en energia sexual. Nunca te distancies de esta exaltación.

 

Mira los ojos de tu pareja durante largo rato. Dejad que vuetras almas se encuentren y se reconozcan. Sentireis aumentar la conexion entre vosotros y crecer la pasión.

Mantened el contacto visual durante todo el acto.

 

Presencia como el acto de hacer el amor te permite estar presente y, absorbe conscientemente su inmensa belleza, añadele el disfrute de un increíble sexo espiritual.

 

Sigue con la maxima concentracion en la respiracion y usala para aumentar la magia sexual, la excitacion espiritual y fisica. No te centres en disparar un orgasmo, deten tus movimientos, siente la eternidad, absorbe la energia.

 

Si en este punto disminuye el fuego, concentrate de nuevo y fluye, respira y siente aunmentar las sensaciones con la respiracion. Tu respiracion es la base fundamental del aumento de la energia sexual.

 

Si has llegado hasta aqui, puedes intentar acceder a un estado de hipersensibilidad.

Para llegar a sumergirte en el, tienes que mantenerte muy cerca del orgasmo. Si puedes mantenerlo, tu estado de conexion divina quedará suspendido, tu mente y tu emocion tambien quedarán suspendidos.

Debes dejar el control en manos de tu parte divina, abriendo la puerta a la plenitud sexual y a la sexualidad sagrada.

 

Aprende a sostenerte en ese profundo estado y dejate llevar por la sensacion indecriptible que te abordará dede todos y cada uno de los atomos que te conforman.

 

¡No tendrás un orgasmo físico, tendrás un orgasmo cosmico!

 

Al igual que hay diferencias abismales entre la sexualidad de oriente y la de occidente, también hay diferencias dentro de la cosmovisión sexual en oriente. Según la cultura, la finalidad estará orientada hacia un desarrollo espiritual y un aumento en la propia conciencia, o también para obtener salud, poder personal y longevidad.

Posiblemente si no has oído hablar nunca de estos encuentros, te será difícil de entender e iniciar un acercamiento. Sobre todo porque aún sigue siendo un tema tabú y de moral hablar sobre sexualidad. Quizás, también, porque la costumbre es asociar sexualidad con genitalidad y coito.

Pero si te interesa acercarte a su conocimiento, trata primeramente de cambiar tu enfoque occidental de la sexualidad. Suma conocimientos y acaba con las antiguas costumbres de expresión.

 

… En resumen, a este cóctel fascinante de hormonas, añádele tus sentidos, el sabor de la boca de tu acompañante. Su olor, el roce de los labios y la piel. La mirada a los ojos y los sonidos.

 

¡Feliz 23 aniversario de boda, compañero!

 

¡Namasté!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...