Antigua leyenda irlandesa de Cuchulainn

Escrito por Marié

2 de marzo de 2021

Historia de Cuchulainn. Mitología Celta

 

En la antigua leyenda irlandesa de Cuchulainn, él es el mayor héroe de la mitología irlandesa.

El estereotipo del guerrero bravo y sin miedo.

Aparece en las historias del ciclo del Ulster «Irlanda del norte» y en el folklore escocés y manés (lengua celta hablada en la isla de Man, una pequeña isla del mar de Irlanda).

Hijo de la mortal Dechtire y el marido de su madre Sualtam mac Roy se consideraba su padre.

Pero en realidad, su padre podría haber sido el dios Lugh (dios de la guerra, pero sobre todo maestro de todas las artes) y sobrino de Conchobar mac Nessa, rey del Ulster y los Ulaid.

Su linaje era del Dagda, el dios bueno que descendía de Lugh, el dios del sol.

Nació con el nombre de Sétanta, un joven con gran potencial. Pero ganó el nombre de Cu Chulainn, que significa Sabueso de Culann después de matar a un perro guardián feroz perteneciente a un herrero llamado Culains: 

Una noche, un narrador de cuentos llegó a la casa de Cuchulainn.

Le contó una historia sobre las hazañas del Rey Conor y sus Caballeros de la Rama Roja.

Esto provocó el hecho de que mientras todos dormían, Cuchulainn se fue al castillo del Rey Connors llevando su palo y su pelota.

 

Tardó mucho tiempo en llegar allí porque había  una distancia considerable.

Además se entretuvo porque había un partido de lanzamiento en curso cuando Cuchulainn llegó y este sin dudar ni un momento, se unió. El resto de jugadores se pusieron celosos porque sabían que era un jugador muy hábil.

 

Después del partido se fue a buscar al rey Connor para preguntarle si podía quedarse.
Para su sorpresa, el rey estuvo de acuerdo. Pasaron unos cuantos días y el rey le preguntó a Cuchulainn si le gustaría acompañarlo en una visita a la casa de Culains.

Allí se estaba celebrando una fiesta. Cuchulainn le dio las gracias al rey y le dijo que iría más tarde, después de jugar en otro partido de lanzamiento.

Cuando Cuchulainn llegó al fuerte de Cuilans, vio que fuera del local estaba su feroz perro guardián, vigilando la entrada.

Este perro era conocido por ser el perro guardián más grande, feroz, aterrador y peligroso de toda Irlanda.

Cuando el perro se percató de su presencia inmediatamente atacó a Cuchulainn, el cual tomó su bastón y lo mató de un solo golpe.

Sabueso del Ulster

Cu Chulainn se ofreció a ocupar el lugar del perro guardián hasta que se pudiera criar alguno que pudiese reemplazarlo.
Cú Chulainn, tomó entonces la responsabilidad de sabueso del Ulster, que significa ser su protector y decidio quedarse solo para defender la tierra.

Su linaje era del Dagda.
El dios bueno que descendía de Lugh, el dios del sol.
Cuchulainn era uno de los héroes mitológicos irlandeses más famoso.
Aparece en las historias del Ciclo del Ulster «Irlanda del norte» y en el folklore escocés y manés (lengua celta hablada en la isla de Man, una pequeña isla del mar de Irlanda)

Las historias de la infancia de Cuchulainn, se remontan al siglo IX.

Cuchulainn tuvo una infancia muy feliz.
Siendo aun muy niño y desde sus primeros años daba muestras de ser excepcional.

Por este motivo los sabios y líderes del clan se disputan el honor de ejercer como su tutor en Emain Macha, la capital tradicional de Ulster.

Disfrutaba mucho jugando al juego de lanzar con sus amigos. Es el juego nacional de Irlanda y es similar al lacrosse o al hockey. Su equipo era muy bueno en el deporte y siempre ganaba.

Cuando era pequeño le suplico a su madre que le permitiera unirse a los muchachos que estaban al servicio de su tío, el rey Conchobar. La tropa de niños en Emain Macha.

-Eres demasiado joven- le contestó su madre, pues tan solo tenía seis años. – Espera un poco.

Pero él no esperó. Se marchó con su lanza y escudo de juguete.

Era capaz de lanzar la jabalina y correr para recogerla antes de que tocara el suelo.

Los muchachos mayores al verle se burlaron de él y le tiraron sus jabalinas, pero éste las detuvo con su escudo.

Transformación

Al verse atacado surgió en él por primera vez el furor guerrero.

Esto se conoce como Frenesí de combate, y en él se convierte en un monstruo irreconocible que no diferencia amigos ni enemigos, llamado también rasgo de ríastrad.

Pareció que el cabello se le incendiaba. Un ojo se le cerró y retrocedió al interior de su cabeza mientras el otro brillaba y se erguía sobre un eje.

La boca se le abrió de tal modo que se le podía ver la garganta a la vez que de detrás de la cabeza surgía un rojo resplandor.

Los vence gracias a la transformación que sufren su cuerpo y su mente.

Fue derrotando a todos sus adversarios hasta que llegó a los dominios del rey Conchobar, el cual le tomó a su servicio.
Hay quienes aseguran que el padre de Cuchulainn era el mismo dios Lugh, un señor de los Tuatha de Dannan, antiguas deidades que gobernaron en Irlanda.

Cuando tenía diez años, se acercó a su padre y le dijo que quería unirse a The Red Branch Knights, nuevamente le dijeron que era demasiado joven.

Se tuvo que quedar ayudando a sus padres en las tareas del hogar, llevando agua a la casa, cortando leña y ordeñando las vacas.

Se convirtió en un joven apuesto, excepto cuando le dominaba el furor guerrero.

Cú Chulainn aparece notablemente en un antiguo cuento popular.

En él, se decía que Cú Chulainn era tan hermoso y altamente hábil que las mujeres no podían controlarse y se decidió que debía casarse lo antes posible.

Ninguna de las opciones que se le presentaron eran de su agrado, por lo que se dispuso a buscar una novia por su cuenta.

Después de mucha búsqueda, Cú Chulainn escuchó hablar de Emer, y esperaba que cumpliera con sus estándares.

Era la hija noble del cacique Forgall Monach, quien la protegía mucho.

Forgall intentó emparejar a Cú Chulainn con su hija mayor Fial, a quien ya había prometido en matrimonio con Carpe Niafer pero Cú Chulainn la rechazó.

Forgall no quería que se casara con Emer.

Emer poseía los seis dones que la hacían ideal para su época. Eran belleza, sabiduría, castidad, voz, habla dulce y costura. Cuchulainn se dispuso a visitar a Emer.

Cúchulainn y Emer se comunicaron con palabras y frases en clave; acertijos y juegos de palabras que no tenían sentido para los demás oyentes.

Continuaron de esa manera durante algún tiempo.

Como ejemplo Cúchulainn se asomó por la parte de arriba de su camisa y dijo: “Hermoso es este llano, el llano del noble yugo”.

«Nadie viene a esta llanura», dijo ella.

Quien no haya logrado la hazaña de matar a tres veces nueve hombres de un solo golpe.
Que no haya dejado a un hombre en cada grupo con vida.
Y que no haya matado a cien hombres en cada uno de los vados entre aquí y allá.

Habían hablado con acertijos, y Emer no solo había sido lo suficientemente rápida para entender lo que estaba diciendo, sino que era lo suficientemente inteligente como para jugar con él.

Ambos sabían que su padre sobreprotector no aprobaría que él la buscara, pero la había cortejado y ella había aceptado. Aunque este había sido el plan de su padre Forgall desde el principio.

Ella le había encomendado ciertas tareas que tenía que completar antes de que pudieran casarse.
Está dicho, se hará ‘, dijo Cú Chulainn.

«Se ofrece, se concede, se toma, se acepta», dijo Emer.

Para ganar el favor del Cacique Cú Chulainn se comprometió por honor a entrenar con Scathach y realizar una serie de tareas hercúleas antes de poder ser considerado digno de casarse con su amada Emer.

Entrenamiento

En resumen sucedió que el joven se enamoró de la joven Emer, hija de Forgall Manach. Éste le dijo que solo se podría casar con su hija tras haber sido entrenado por Scathach.

Scathach Uanaind fue una maga poderosa y formidable que dominaba las artes Mágicas y se encargaba del entrenamiento en artes marciales de Cuchulainn.

Ella vivía en una isla en Escocia, un lugar llamado Land of Shades. Algunos textos mencionan la Isla de Skye.

Solo se podía acceder a su residencia por el Puente de los Saltos.

Es un puente mágico, que se encoge y se vuelve resbaladizo o se estira y se endereza para aplastar al imprudente visitante, como un caballo desbocado.

Al llegar al centro del puente, Cuchulainn dio un gran salto, saliendo de allí antes que el puente le tirase al agua.

Scathach es la iniciadora de los guerreros más valientes. Maga dotada, verdaderamente experta en el arte de la guerra y el sexo, lidera un clan de mujeres que educan a los héroes.

Sus estudiantes más famosos fueron Noise, Ferdiad y Cúchulainn. Ellos se parecen un poco a los caballeros medievales.

Scathach le aceptó como alumno y le adiestró en todas las artes de la guerra: la destreza con el filo de la espada y el escudo sesgado.

La torsión del gato y el grito de los héroes. El golpe que aturde y el que cercena.

Cuando completó su entrenamiento, Forgall se negó a cumplir su palabra y, por supuesto, este había sido el plan de Forgall desde el principio.

Otra superación

El viaje a la isla de Scathach fue largo y peligroso y, con suerte, Cuchulainn perecería en el camino. Incluso si llegaba allí, el entrenamiento de Scathach fue duro y muchos no sobrevivieron.

Ella estaba librando una guerra contra una mujer guerrera, su hermana y vecina llamada Aoife, y esa guerra se cobró la vida de muchos estudiantes.

En el mejor de los casos, Cuchulainn sería asesinado.

Pero en el peor de los casos, se iría durante varios años, y Forgall podría ver a Emer casarse de manera segura con un hombre más adecuado antes de regresar.

Forgall arregló rápidamente que Emer se casara con el rey de Munster, un hombre llamado Lugaid.

El banquete de bodas estaba arreglado y todo estaba listo, pero cuando Emer salió al encuentro de su novio, tomó su rostro entre sus dos manos y le dijo:

“Amo a Cuchulainn, y Cuchulainn me ama a mí. Volverá a por mí, y si me tomas en contra de mi voluntad, significará que no tienes honor, y se vengará de ti por ello «.

A pesar de las protestas de Forgall, Lugaid se fue. Cú Chulainn llegó y la reclamó por la fuerza y ​​en el conflicto su padre fue asesinado.

Emer lamentó su muerte, pero como Cuchulainn en realidad no lo había matado, no se lo reprochó. Su muerte fue accidental y por su propia culpa.

Así que los dos estaban casados ​​y resulto ser idóneo.

Eran iguales entre sí en ingenio y sabiduría.

Aunque Cuchulainn a menudo se ausentaba con batallas y hazañas de armas, y pasaba tiempo con otras mujeres, Emer no estaba celosa, porque sabía que él siempre volvería con ella excepto una vez…

La lanza de Cuchulainn

Cuchulainn, al igual que muchos héroes, utilizaba su propia arma característica, la Lanza de fuelle llamada Gae Bolga, se la dio también su maestra Scathach y la técnica de su utilización le fue enseñada solo a él.

Las lanzas de entonces eran armas de púas que se enganchaban al cuerpo al impactar. Se han avanzado varias hipótesis sobre el significado del nombre, parece que significa “lanza de relámpago”.

Estaba hecha del hueso de un monstruo marino.

El Curruid, que había muerto mientras luchaba contra otro monstruo marino asesinado por Aiofe.

(En la mitología celta irlandesa, la druida Aoife que vivía en Escocia era a la vez maga, curandera y guerrera.

Era la hermana de la terrible hechicera Scathach, ambas son las hijas de Ardgeimm).

La hermana de Scathach mató al Coinchenn.

Aunque algunas fuentes hacen que sea simplemente una lanza particularmente mortal. Otras, en particular el Libro de Leinster, afirman que solo se puede usar en condiciones rituales muy especializadas.

En otras versiones de la leyenda, la lanza tenía siete cabezas, cada una con siete púas.

Este arma mágica solo se podía usar de manera ritual, según las enseñanzas de la hechicera.

Cada vez que Cuchulainn la invocaba, el arma aparecía como un rayo en la mano del guerrero dispuesta a atacar al enemigo.

Cuando el arma penetraba en el cuerpo de la víctima, era implacable, muchas heridas eran abiertas y todas ellas eran lesiones fatales.

Debido a todo su entrenamiento, preparación y capacidades innatas, la grandeza del más importante guerrero del folklore celta se equipara a la de titanes como Aquiles, Heracles o Sansón.

Como los Caballeros de la Mesa Redonda, los estudiantes de la hechicera no deben convertirse en enemigos unos de otros.

Aunque Cúchulainn no respetó este juramento ya que mató a Ferdiad en combate individual en las vacas Raid of Cooley.

La reina Medb obligó a Cúchulainn a enfrentarse a su mejor amigo Ferdiad en combate individual, intoxicando a Cuchulainn y prometiéndole en recompensa a su hija Findabair.

Los dos guerreros lucharon durante tres días y la batalla parecia incierta. Al final, Cúchulainn usa su lanza mágica Gae Bolga, para vencer a Ferdiad.

Tras finalizar su entrenamiento con Scathach regresó al reino de Conchobar y se casó con Emer.

Pero, en aquel entonces, los hombres de Irlanda eran grandes luchadores, y cualquier excusa les servía. Así fue como los ejércitos de Irlanda entraron en batalla.

Cuando el rey Ailill y la reina Maeve de Connaught intentaron robar el gran toro del Úlster.

El Libro de la Vaca Dun, el Libro de Leinster y otros manuscritos antiguos cuentan historias románticas sobre esos Caballeros de la Rama Roja y sobre los Caballeros de Munster y Connaught.

 

El más célebre de todos estos cuentos es el llamado Táin Bó Cúailnge o «Despojo de ganado» de Cooley.

 

La increíblemente hermosa reina Maeve de Connaught , que tenía algún motivo de disputa con un jefe del Ulster, partió con su ejército hacia el norte en una expedición de saqueo.

A la que asistieron todos los grandes héroes de Connaught.

 

Durante la marcha hacia el norte, la reina guerrera vestía armadura dorada y tenía nueve espléndidos carros para ella y sus jefes asistentes.

 

El suyo en el centro, con dos al frente, dos detrás y dos a cada lado, derecho e izquierdo.

Y (en las palabras del viejo cuento):

La razón de esta orden:

Era que los terrones de los cascos de los caballos. O los copos de espuma de sus bocas. O el polvo levantado por esa poderosa hueste, golpearan y empañaran la diadema de oro en la cabeza de la reina «.

Cúchulainn obtuvo grandes victorias en el campo de batalla.
Pero la hostilidad entre las gentes del Úlster y el resto de Irlanda no concluyeron, sino que empeoraron.
Y llegó el día que éste se preparó para luchar una vez más.

Premonición

Fue a ver a su madre para despedirse, y ella le sirvió una copa de vino.

Pero cuando se disponía a beberla, tan sólo sangre apareció en la copa.

Tres veces se lavó la copa y tres veces se convirtió el vino en sangre.

– La suerte se ha vuelto contra mí -se lamentó Cúchulainn-. Ya no volveré con vida.

Su madre le suplicó que se quedara con ella hasta que su suerte volviera.
Pero él se negó:

– Nunca he rehuido la batalla y nunca lo haré. Es preferible un buen nombre que una larga vida.

En batalla Cuchulainn arremetió montado en su carro contra los ejércitos de Irlanda y mató a centenares.

Caían como las hojas de los árboles en otoño y teñían de rojo la llanura con su sangre.

Pero finalmente Lugaid, hijo de Curoi, atravesó con su lanza el vientre de Cúchulainn.
Este comprendió que había recibido una herida mortal.

Pidió bajar hasta el lago y beber un trago de agua. Lugaid le concedió su deseo. Cúchulainn descendió hasta la orilla y allí bebió y se lavó, luego regresó para enfrentarse a la muerte.

En medio de campo de batalla había un enorme pilar de piedra, y Cuchulainn se ató a él con su cinto, dispuesto a morir de pie.

Siguió combatiendo hasta que un cuervo se le posó en el hombro: era el pájaro de la diosa Morrigan, o tal vez la propia diosa. Entonces Lugaid le asestó el golpe mortal.

Así fue como murió el poderoso Cuchulainn, el Sabueso de Úlster.
– Enlaces a obras de Howard David Johnson

Los héroes de los celtas, aunque de ascendencia divina se encuentran en una categoría diferente a los dioses de los celtas gaélicos.

Al igual que Perseo y Siegfried son hijos de Zeus y Woten en la mitología griega y nórdica.

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Seremos nosotros alienígenas?

¿Seremos nosotros alienígenas?

Era bien pequeña cuando ya escuchaba a mi padre decir que probablemente seríamos nosotros los extraterrestres. Después...

Nunca me marché

Nunca me marché

Ya lo sabes. Nunca me marché. Es algo maravilloso, mi alma sigue caminando junto a la tuya, junto a las vuestras,...

Compañero de una maga

Compañero de una maga

Mi hombre. El que peregrina a mi lado, es el compañero de una maga. Al menos es lo que intuyo ser desde que tengo...