Varias tinturas madre

Escrito por Marié

29 de mayo de 2023

Ya os hablé hace un tiempo de las tinturas, así que hoy traigo varias tinturas madre que nos ayudarán a mejorar algún problema de salud.

Ya sabéis que son remedios naturales y yo recomiendo su utilización como medicina complementaria. De hecho la mayoría de ellas nos llega de nuestro mundo antiguo.

Muchas han llegado hasta la actualidad gracias a las tradiciones familiares, y está demostrado que son eficaces en muchas dolencias. Siempre sin sustituir a la medicina tradicional. Solamente como preventivas o complementarias.

Siempre debemos tener en cuenta la dosis, utilizando la adecuada no transformaremos una medicina en veneno.

Mis abuelos tenían una higuera en su huerto, no obstante además de los higos, aprovechábamos las hojas para preparar tinturas. Pero voy a comenzar por una tintura que me ha servido de gran ayuda para bajar el nivel de dolor, controlar momentos de ansiedad y para el insomnio.

Tintura de cannabis medicinal

tintura cbd

Seguramente has oído hablar de esta tintura, sobre todo si me conoces. Yo llevo utilizándola, y comprobando sus beneficios desde hace unos cinco años.

Antes de comenzar a prepararlo y utilizarlo, investigué sobre su uso a lo largo de la historia y aunque parezca insólito se utilizaba hace siglos como medida sanadora y terapia para diferentes enfermedades:

La tintura de cannabis es bastante utilizada por sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, también es beneficiosa para el sistema nervioso central, en enfermedades como fibromialgia, artritis reumatoide, fatiga crónica, ELA, ansiedad, insomnio, Alzheimer, Parkinson, autismo e incluso cáncer, efecto secundario de radioterapia y quimioterapia. Para estabilizar el peso, falta de apetito, favorecer la regeneración celular, oxigenar los tejidos y cicatrizar lesiones.

Además, el cannabis usado en forma de tintura no irrita los pulmones como cuando se utiliza en vaporizador o fumando. Lo normal es que la tintura se use como gotas sublinguales, así es como la he usado yo.

Yo aprendí dos formas de prepararla. Una con alcohol y otra sin él. Con alcohol me resulta más efectiva y creo que es más utilizada.

Recuerdo que me enseño a prepararlas un amigo que tenía un herbolario. Y lo primero que me dijo fue que necesitaba tener un poco de tiempo para que fuese sencillo y económico. Me advirtió de que las maceraciones de poco tiempo dan poca calidad, y es necesario hacer tinturas maceradas por periodos largos.

Tintura con glicerina

Puedes conseguir glicerina en farmacias, en algunas marcas traen edulcorantes que hacen que tu tintura sea más agradable al consumo.

Un factor a tener en cuenta es que el efecto de la tintura en glicerina es más leve que en alcohol. En glicerina solo se aprovecha una cantidad menor de los componentes del cannabis, y se necesita una dosis más alta.

Para cualquiera de los casos hay que calentar el cannabis en el horno a 120º C durante media hora.

Tintura de glicerina en caliente

Glicerina alimenticia, cogollos secos de alta calidad, molinillo de café, cacerola, frasco de vidrio y colador.

Después colocarlos triturados en el envase de vidrio y cubrirlos completamente con la glicerina. Colocamos la cacerola con una cantidad suficiente de agua para hacer un baño maría, con el frasco, entre 6 y 24 horas.

Retirar del fuego y dejar reposar toda la noche. Colar hasta eliminar completamente el cannabis y ya está listo.

Tintura de glicerina en frío

Es más sencillo, pero necesita más tiempo.

Tritura los cogollos y cúbrelos con glicerina en un frasco de vidrio. Ciérralo herméticamente. Deja reposar en un lugar fresco, seco y oscuro por un tiempo mínimo de 5 semanas, pero sin límite de tiempo. Cumplido el tiempo, cuela igual y está listo.

Tintura con alcohol

Es un método más efectivo, los alcoholes logran obtener y mantener una mayor cantidad de componentes del cannabis. Así que se pueden aprovechar al máximo sus propiedades con dosis más pequeñas.

Alcohol etílico de uso interno, aguardiente u otra bebida alcohólica de semillas, 50 gr de cogollos secos de marihuana, colador, embudo, batidora, tarro hermético.

Triturar igual que para la glicerina, colocar en el frasco, agregamos medio litro de alcohol e introducimos en el frigorífico durante 7 días. Agitar dos o tres veces al día. Pasado ese tiempo colar muy bien y envasar en frasco oscuro o gotero.

Se puede hacer de otra manera, en lugar de colocar en el frigorífico, guardar en un lugar oscuro, fresco y seco un mínimo 30 días. Agitar como mínimo una vez a la semana. Al cumplirse el tiempo, abrir el envase y dejarlo sin tapar durante 7 días para que el alcohol evapore un poco y ya podemos envasarlo.

La dosis es subjetiva, cada persona debe ir probando hasta adaptarla a su necesidad y su dolencia.

Si nunca lo has consumido, hazlo de manera progresiva hasta notar los efectos. Comienza con una gota agregada a un baso de agua o en cualquier alimento.

Si es demasiado baja, añade una gota por día hasta conseguir el efecto deseado. Puede tardar entre media y una hora en hacer efecto, depende de la persona. El efecto es similar a cuando fumas el cannabis.

Y por supuesto depende de la variedad que elijas, la hierba de variedad índica provoca relajación y sirve de ansiolítico, una sativa es energizante. Podéis preguntar donde compréis los cogollos para que os aconsejen.

El cannabis consumido de esta forma es muy práctico, no todo el mundo puede fumar o no es de su agrado. Es discreto y saludable. Se conservan sus propiedades cannabinoides CBD y los terpenos. Podemos usarlo de manera sublingual o tópica, se absorbe fácil y rápidamente.

Tintura de romero

El romero inhalado es adecuado en el tratamiento de infecciones respiratorias, digestivas y genitourinarias. Ayuda en casos de bronquitis, tos, amigdalitis, rinitis, etc. Destapa las vías respiratorias (nariz y garganta).

Consumir romero es la manera más fácil para que sus propiedades ayuden a nuestro cuerpo. Antibiótico natural contra bacterias, antioxidante, potenciador del sistema inmunológico, tónico del aparato digestivo, tónico hepático, diurético, hipotensor y desintoxicante.

Preparar la tintura con 200 gr de romero seco y un litro de alcohol. Se hace macerándolo durante 10 días. Agitar una vez al día. Filtrar y guardar en frascos oscuros resguardados de la luz.

Usar 25 gotas en un baso de agua y tomar 4 veces al día 30 minutos antes de los alimentos o dos horas después.

Pomada. Calentar un litro de tintura al baño maría hasta reducir cinco veces su volumen. Así se concentran los activos sin eliminar las propiedades y se evapora parte del alcohol. Fundir 1 kg de vaselina pura y mezclar con la reducción de tintura hasta que quede bien mezclado. Guardar la mezcla tibia en el recipiente final hasta que endurezca de nuevo.

Crema de romero. Es similar a la pomada. Usaremos 50 gr de macerado reducido y 50 gr de cera virgen. Se procede a derretir la cera en un recipiente de cristal al baño maría lento, añadiendo el macerado de romero. Mezclamos bien y envasamos.

Potenciador de Champú. Se maceran las ramitas de romero directamente en el champú, dejándolo un mes aproximadamente. El romero macera lentamente y libera sus propiedades en el jabón.

Aceite. Se hace por destilación. Lavar bien y secar completamente. Introducir la rama completa en un recipiente, lo cubrimos de aceite y lo cerramos herméticamente. Se mantiene en un lugar templado y oscuro macerando y reposando durante un mes. Se cuela y se deposita en un nuevo frasco de cristal oscuro. Puedes adquirirlo ya elaborado industrialmente.

Inhalación. Aprovechar el vapor de una infusión de romero, colocándola en un recipiente y colocando el rostro encima. Colocamos una toalla cubriendo la cabeza y el recipiente.

Tiene efecto diurético como la cola de caballo, antiinflamatorio, anti úlceras y antioxidante. Efecto anti bactericida, antiséptico, fungicida y balsámico. Efecto rubefaciente y cicatrizante, aumenta el flujo de sangre en la zona localizada aliviando dolores de afectaciones osteomusculares.

Tintura de propóleo

El propóleo rara vez está disponible en su forma pura. Generalmente, se obtiene de las colmenas.

El propóleo es una mezcla compuesta por resinas, bálsamos, aceites esenciales, polen, cera e impurezas.

Recuerdo a mi abuela traer trozos de panal repletos de miel, y recuerdo aún más cuando los comíamos enteros, incluido el panal, nunca he vuelto a probar algo tan delicioso.

El propóleo lo fabrican las abejas poco a poco ayudándose de flores, resinas o savias. Antiguamente, se utilizaba así, tomándolo de las colmenas, pero actualmente es necesario comprarlo procesado por la dificultad de su obtención.

Hay propóleos procesados de peor calidad, pero si no tenemos acceso al propóleo puro podemos utilizarlo.

Esta tintura tiene propiedades para todos, fortalece el sistema inmunológico, así que es fundamental en nuestra farmacopea natural. Es bueno su uso al cambio de estaciones, o después de tomar un antibiótico. Pero su empleo preventivo es muy valioso.

Para su preparación utilizaremos unos 30 gr de propóleos para 100 ml de alcohol o aguardiente. Introducimos en bote de vidrio y se macera durante 15 días aproximadamente, igualmente en lugar fresco, seco y oscuro. Todas las tinturas se deben agitar una vez al día. Sabremos que está listo cuando el propóleo queda totalmente disuelto en el alcohol y en el fondo se acumula una especie de barro.

Pasamos a colarlo y guardarlo en botes o goteros de cristal oscuro, sin deshacernos del barro del fondo. Este barro se puede usar para masajear encías doloridas después del cepillado. Otro empleo es mojar un trozo de algodón e introducir en la nariz si tenemos congestión.

La tintura se puede usar en infusiones como preventivo de infecciones de garganta, y también como colutorio.

La dosificación es, en niños de 4 a 5 años: 15 gotas 3 veces al día. Niños de 5 a 14 años: 20 gotas 3 veces al día. Adultos: 30 gotas 3 veces al día, todos ellos disueltos en un vaso de agua.

No debe consumirse si se padece asma alérgico, ya que podría agravar los síntomas.

Tintura de hojas de higuera

Es una tintura recomendada para la pesadez y para inflamación del estómago, estimula y mejora la digestión. También para disminuir acidez y gastritis.

Para su preparación recolectábamos hojas tiernas de nuestra higuera, teniendo cuidado porque su savia es urticante. Las lavábamos y cortábamos en trocitos, machacamos un poco y las colocamos en un frasco de vidrio y cubriéndolas con aguardiente, (puedes usar cualquier alcohol de semillas).

Tapamos el frasco muy bien y dejamos en un lugar oscuro, seco y fresco durante 40 días. Pasado ese tiempo se cuela el líquido y se almacena en frascos o goteros oscuros.

La dosificación es de unas 20 gotas en un vaso de agua.

Tintura de diente de león

El diente de león se ha usado en mi familia en muchas recetas. Mi abuela lo llamaba achicoria amarga. De algunas variedades hemos comido las hojas en tortilla o en guisos, de otras en ensalada, por ejemplo la rúcula. Y por supuesto con sus flores hemos hecho preparaciones. Esas típicas flores amarillas que vemos en todos los parques.

Las hojas del diente de león, cortadas en finas tiras sobre una rebanada de pan con mantequilla, mezcladas con requesón o acompañando a las sopas, tienen un sabor especialmente aromático. El diente de león cultivado se vende con sus hojas blanqueadas sobre todo como ensalada.

La medicina popular de la Antigua Grecia ya apreciaba el diente de león por sus propiedades contra las molestias estomacales. (…) En la Edad Media los sanadores utilizaban su jugo lechoso para tratar las enfermedades oculares. La planta se considera «limpiadora de la sangre» con acción estimuladora del metabolismo en casos de insuficiencia hepática, cálculos biliares y niveles de colesterol elevados. – Revista científica Elsevier.

Sus beneficios son muchos, hígado, vesícula, riñones, intestino. Es depurativo y desintoxicante.

Excelente tónico y aperitivo gracias a su sabor amargo. Por lo que estimula el apetito.

Posee una función hepática: acelera la producción de bilis, por lo que desintoxica el hígado y estimula la secreción de toxinas a través de la orina gracias a su acción diurética.

Acción detox. Limpia el organismo de impurezas y regenera la sangre. Como efecto colateral de esta acción, mejora el aspecto y la salud de la piel.

Laxante suave. Colabora en la producción de insulina. Estimula la diuresis. Mejora los trastornos digestivos leves, como las digestiones pesadas.

Previene la anemia, ya que colabora en la formación de glóbulos rojos. Previene el envejecimiento óseo fortaleciendo los huesos, puesto que es rico en vitamina C y calcio.

Antioxidante por su alta concentración en vitaminas y minerales.

Contraindicaciones. No debe ingerirse este fluido líquido en caso de problemas biliares. Además, puede generar otros efectos adversos por su sabor amargo como la hiperacidez o molestias gástricas.

Para preparar esta tintura es necesaria la planta completa, incluidas las raíces. En este caso no hay problema porque es muy prolífica, silvestre o cultivada.

Se procede a lavar y secar bien, se corta en trozos pequeños, la introducimos en un frasco y cubrimos con alcohol. Se deja en un lugar oscuro a temperatura ambiente durante 3 semanas a un mes, pasadas las cuales, se cuela y se envasa en tarros o goteros oscuros. Agitar diariamente durante unos 20 segundos.

Utilizar 20-30 gotas en medio vaso de agua 3 veces al día. Tomarla como máximo 3 meses y después hacer un descanso.

El extracto es muy rico de vitaminas A,B2,C,D, calcio, hierro, fósforo, sodio y potasio.

Tintura contra el dolor de cabeza

Se trata de un preparado casero a base de plantas medicinales que ayuda a eliminar o mitigar cefaleas, jaquecas, migrañas.

Para elaborar esta tintura vamos a combinar tres plantas medicinales que han sido utilizadas tradicionalmente en la medicina popular para aliviar el dolor de cabeza.

Las hierbas medicinales que vamos a usar en nuestra tintura casera son:

Matricaria, Tanacetum parthenium
Melisa, Melissa officinalis
Menta, Mentha x piperita

Estas tres hierbas medicinales son excelentes para la migraña y la jaqueca debido a sus propiedades calmantes, analgésicas, antiinflamatorias y relajantes. Y combinadas potencian su acción sedante.

15 gr de cada una de las plantas, cubrir hasta dos dedos por encima de ella, con el alcohol, macerar durante un mes agitando diariamente. Colar y envasar.

Usar un cuarto de cucharadita en un vaso de agua, cuando comencemos a notar que empieza el dolor.

Otras tinturas beneficiosas

La maceración se hace cubriéndolas y manteniéndolas un mínimo de un mes.

Raíz de jengibre

Beneficioso para los sistemas digestivo, respiratorio y nervioso. Antiinflamatorio, antiinfeccioso, anticancerígeno, antioxidante, antidiabético, ansiolítico, colesterol, hipoglucemia, reduce el vértigo, ayuda a la motilidad gastrointestinal.

30 gotas, 3 veces al día.

Raíz de ajo

El ajo tiene propiedades antivirales, antibióticas y anti hongos. Preventivo de resfriados, estados gripales y cáncer. Digestivo, estreñimiento o diarrea, salud cardiovascular, anticoagulante, antioxidante, antiinflamatorio, acné.

Si no hay ningún síntoma de gripe o resfriado, para adultos, poner 20 gotas en un poco de agua, poner la mezcla debajo de la lengua por 1 o 2 minutos (Para que se absorba al torrente sanguíneo) e ingerir. Cuando se tengan síntomas, hacerlo 5 veces por día en los primeros 3 días. A partir del cuarto día hacerlo 3 veces por día hasta que los síntomas desaparezcan. Lo mejor del caso, consumir extracto de ajo no hace que alguien transpire mal olor.

Es eficiente para reducir el colesterol malo y el colesterol total cuando es usado por más de dos meses.

Raíz de valeriana

La tintura de valeriana es beneficiosa para los dolores de cabeza por estrés. Para conciliar el sueño. Las propiedades relajantes y ansiolíticas de esta hierba pueden eliminar rápida y eficazmente las cefaleas tensionales.

Para quien no tolera el alcohol, se puede sustituir por vinagre o glicerina, aunque los alcoholes tienden a producir las preparaciones más potentes y eficaces.

Picar finamente la raíz de valeriana y colocarla en un frasco. Verter alcohol hasta que sobrepase las hierbas.
Guardar el recipiente en un lugar seguro y cálido durante cuatro a seis semanas. Recordar agitar periódicamente el frasco. Después de seis semanas, colar las hierbas y reservar el líquido. Guardar la tintura de valeriana en un frasco oscuro.

Tomar unas gotas de esta tintura de valeriana para los dolores de cabeza cada hora, hasta que los síntomas desaparezcan. Esta preparación es muy potente y debe usarse con moderación.

Raíz de ginseng

El ginseng, y en particular su raíz, es muy utilizado en la medicina oriental, donde se utilizó hace 4000 años como agente activador que mejora la concentración y la memoria, aumenta la resistencia al estrés, pero también reduce los niveles de glucosa en sangre, aumenta la vitalidad y ayuda a reducir el exceso de peso.

Propiedades estimulantes que ayudan a revitalizar el organismo, disminuyendo el cansancio y mejorando el humor y la disposición mental.

Además de eso, el ginseng también tiene acción adapto génica, ayudando a disminuir la ansiedad, porque disminuye la producción de cortisol, una hormona que es liberada con mayores cantidades en periodos de estrés.

1 raíz de ginseng, 500 ml de vodka. Lava la raíz, pícala finamente y vierte alcohol en un frasco, luego déjala en un lugar cálido pero con sombra durante tres semanas. Pasado este tiempo, filtrar la tintura, embotellar y guardar en frascos oscuros.

Flor u hoja de la hierba de San Juan

Se la utiliza como planta medicinal desde la Antigua Grecia.

Sus hojas y sus flores tienen propiedades astringentes, antisépticas y diuréticas. Para problemas de insomnio, el nerviosismo, la ansiedad y el estrés.

Los principios activos de esta planta residen en la cantidad de flavonoides, aceites esenciales, hipericínea, hiperforia y taninos que contiene. Estos componentes no solo intervienen como reguladores del estado de ánimo, síntomas de depresión, sino que también han sido utilizados como complemento terapéutico para dolores de cabeza, asma, contusiones y para mejorar la digestión.

Preparación general.

Flor de manzanilla

Digestivo, espasmolítico, antiflatulento y en el tratamiento de acidez estomacal y cólicos biliares. Irritaciones de la boca, nariz y sinusitis. Antiinflamatorio, ansiolítico, sana heridas:

Antialérgica: Ayuda en casos de alergias.
Antiespasmódica: Previene espasmos musculares y del aparato digestivo.
Antihistamínica: Puede ayudar a tratar irritaciones varias de la piel.
Antiinflamatoria: Sirve para aliviar inflamaciones de diversas causas.
Cicatrizante de heridas, llagas y quemaduras.
Colirio natural para tratar enfermedades de la vista.
Diurética: Favorece la eliminación de líquidos y toxinas.
Emenagogo: Regula la menstruación de la mujer.
Febrífuga: Ayuda a aliviar la fiebre.

Tomar de 15 a 20 gotas de tintura en 1 vaso de agua, 1 a 3 veces por día.

No utilizar en caso de embarazo, lactancia ni en niños.

Hoja de ginkgo biloba

Es un árbol único, cuyos beneficios se conocen y aplican en China desde hace 4000 años. Se le conocen muchas indicaciones, por ejemplo, en casos de asma, tos y heridas, pero sus propiedades más probadas son las relacionadas con el aumento de la atención, la concentración y la memoria gracias a la mejora en el flujo de los vasos sanguíneos. Podría prevenir la demencia y estimular la función cerebral. También se utiliza para tratar la claudicación intermitente, el vértigo y los acúfenos.

Para hacer la tintura se mezcla un litro de alcohol o aguardiente y 40 gramos de hojas secas, bien troceadas, de ginkgo. Se deja reposar entre cuatro y seis semanas, agitándolas ligeramente cada día.

Transcurrido el tiempo, se filtran las hojas y se guarda la tintura en una botella oscura, en un lugar fresco y seco. Se emplea como preventivo tomado una cucharada al día.

Tomar de 10 a 30 gotas disueltas 3 veces al día.

 

Una última cuestión si vas a mezclar hierbas, no es buena idea mezclar hierbas con efectos incompatibles, por ejemplo, una planta energizante con una relajante, por ejemplo mate o ginseng con melisa o pasiflora.

 

¡Namasté!

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

¿Seremos nosotros alienígenas?

¿Seremos nosotros alienígenas?

Era bien pequeña cuando ya escuchaba a mi padre decir que probablemente seríamos nosotros los extraterrestres. Después...

Nunca me marché

Nunca me marché

Ya lo sabes. Nunca me marché. Es algo maravilloso, mi alma sigue caminando junto a la tuya, junto a las vuestras,...

Compañero de una maga

Compañero de una maga

Mi hombre. El que peregrina a mi lado, es el compañero de una maga. Al menos es lo que intuyo ser desde que tengo...