Cuento de las tres generaciones

Escrito por Marié

5 de julio de 2021

La magia de los ensueños

 

Cuento de las tres generaciones. Una niña hablaba con su abuela:

– Abuela, ¿qué hace mi madre en la mecedora con los ojos cerrados, junto a la chimenea?

 

Preguntó la niña, observando también en su regazo un libro en blanco y una pluma.

 

– Ensoñar, mi pequeña, ensoñar.- susurró esta alejandola dulcemente de su madre.

 

– Tu madre sueña lo que esta por venir. Tu madre viaja río abajo hacia su corazón, preguntándole a cada poro de su piel, a cada una de sus células, qué es lo que ella realmente desea.

 

Lo busca e investiga en la atmosfera de su cielo, sujetando sus sueños en la red de su espacio, recogiendola para anclarlos en su tierra.- Le explicó la abuela preparando un candil y encendiendo una candela.

 

– Debe ensoñar esa vida que su alma anhela con total claridad, sintiendo cuál es el sabor que tienen sus días, averiguando qué acciones le hacen sentir plena y viva, descubriendo el entorno en el que se ve moviéndose y cuáles son las personas que la rodean… con el mayor de los detalles.

 

– Y con gran precisión y esmero, escribirá lo que su alma le diga, en ese hermoso libro.

 

– ¿Y entonces se cumplirá? –dijo la niña tomando el farolillo encendido y saliendo a la calle con su abuela.

 

– Así hice yo, cariño.-le respondió la mujer caminando con su nieta a la luz del candil.

 

– Así me forjé mi carrera de escritora de entre las muchas ocupaciones que no me hacían feliz.

 

También así encontré a tu abuelo entre otros muchos hombres que no eran el adecuado para mí.

 

Así hallamos esta hermosa casa sin conformarnos con menos, y viajamos durante años conociendo las ruinas de las antiguas civilizaciones…

 

Así separé el grano de la paja… porque tenía un papel donde estaba escrito exactamente cómo era mi vida soñada.

 

Porque tenía un mapa de carreteras que me había dado mi corazón, con rumbo hacia mi felicidad.

 

Y todas las decisiones y propuestas que no me conducían hacia lo que estaba escrito en ese papel, no las acepté.

 

Sin duda se cumplirá el ensueño, mi querida niña, porque si sigues fielmente ese mapa, tus pasos lo irán haciendo realidad.

 

– Adaptación Miriam Ara

 

Reflexión

En este cuento la madre tiene la capacidad de viajar al lugar donde están las respuestas para ella, al lugar que le puede mostrar la mejor manera y las mejores elecciones para acceder a las circunstancias que darán lugar a que se puedan cumplir sus sueños e inquietudes.

Si tu inquietud es llegar a ese lugar profundo donde todo tiene respuesta y no te sientes capaz de hacerlo conscientemente, piensa que es de más fácil acceso durante el sueño, cuando tu subconsciente toma las riendas.

Durante el sueño podemos acceder a mucha información. Prepárate para viajar cuando vayas a dormir. Pide permiso para visitar los retiros etéricos de quien pueda ayudarte en tu intención de llegar a lo que anhelas.

Si esa es tu intención, piensa por un momento que allí, en aquella realidad, no existen los cierres ni los pestillos, no existen las puertas, nadie te va a impedir entrar. Tú eres la única persona con capacidad suficiente para cerrarte el paso. La llave para entrar en estos retiros está en tu corazón, tienes que aumentar tu nivel energético, tu vibración lo suficiente para acceder. Abre tu corazón y entra.

Concéntrate diariamente a la hora de dormir en realizar el viaje necesario para acceder a tu información. Abre esa puerta invisible y atraviésala.

Poco a poco iras percibiendo que tus sueños son de más fácil acceso, y que además tienen información útil en tu vida.

Paso a paso también te darás cuenta de que comenzarán a sanar viejas heridas, percibirás como antiguas cicatrices irán desapareciendo. Cuando ocurra esto, comprobarás que el viaje es cada vez más leve y sencillo, te darás cuenta de que transportabas demasiados pesos, y con ese lastre no podías elevar tus alas.

¿Cómo puedes hacer esto?

¿No sabes soltar los obstáculos que tú solo te has impuesto? Comienza por el principio. Si te sientes incapaz de algo así, si piensas que no sabes como lograrlo, y que no puedes siquiera vislumbrar el sitio al que quieres acceder.

Si crees que no tienes las capacidades necesarias, que no conoces nada acerca de estos temas, que no tienes recursos suficientes para lograrlo, o la ayuda necesaria para acceder.

Pide esa ayuda, desde tu corazón, una petición silenciosa, que solo  sea audible a tus ayudadores. Piensa que todo está conectado, que todos somos uno, y que tu pregunta llegará a quien pueda responderla de la manera más adecuada para ti. La respuesta viajará por el universo, por el entramado que todo lo conecta y se abrirá paso hasta llegar a ti. Y además podrá llegar de múltiples maneras, tú solo tienes que desentrañar los mensajes. Mantente presente, despierto y alerta…

Los seres encargados de que esto ocurra, aunque sutiles, están siempre prontos a ayudar.

Abre tu corazón y espera pacientemente las respuestas, estas llegarán a ti de la manera más adecuada a tu nivel. Viajarán a través de las energías universales, mediante el espíritu. Pide desde tu espíritu, a los espíritus ancestrales, a los antiguos chamanes, a los viejos maestros, al alma madre y agradece lo que esta por llegar, siempre agradece.

El conocimiento se abrirá paso a tu encuentro cuando prendas la llama que hay escondida dentro de tu alma y la alimentes hasta lograr toda su magnificencia.

¿Te arriesgas a intentarlo?

Para lograr entrar en los retiros etéricos de los ángeles, de los seres de luz o de las almas que pueden ofrecerte su ayuda, debes habitar en ti, debes ver tus profundidades, reconocer tu oscuridad, mirarla a los ojos y tornarla en luz.

Cuando te mires y seas capaz de amarte profundamente, cuando reconozcas la oscuridad que ves en otros como propia, cuando no te moleste el comportamiento de los demás por reconocerte en él, estarás preparado para el viaje.

No corras, ve paso a paso, no quieras llegar a la meta sin andar el camino. No quieras resultados inmediatos. Fíjate y avanza día a día dejándote llevar por esa luz que has logrado encender en tu corazón.

Escúchate y escucha todo lo que ocurre atentamente. Cuando logres amortiguar el ruido interno, darás otra oportunidad a la luz de abrirse paso. De esta forma podrás volar lejos, podrás ir al mundo de los sueños preparado para lo que tenga que decirte.

Despierta a tus sensaciones, despierta a tu felicidad, a tu niñez, a tu sabiduría interna, a tu maga, a tu brujo, a tu hada, a tu duende, a tus guías, a las estrellas, a las montañas, a la brisa de la noche… Despierta a la compasión y al amor.

¡Acepta y conoce lo que el universo te quiere mostrar!

¡Úsalo para escribir el libro de tu historia!

¡Ama como si no hubiera un mañana!

 

¡Namasté!

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede gustar…

El rito de la vida

El rito de la vida

Cuando emprendí mi camino de acercamiento a lo que realmente amo, también comencé a percibir un número cada vez más...

Somos un conjunto de pasiones

Somos un conjunto de pasiones

Hoy vamos a jugar a algo, vas a necesitar un papel y un bolígrafo o algún cacharro en el que puedas escribir. Somos un...